Los padres y la hermana de Ricardo Hurtado, una de las víctimas fatales del volcamiento de un convoy militar, el pasado miércoles 27 de enero en el estado Táchira, no tienen recursos para viajar desde Maracay a San Cristóbal y mucho menos para pagar un entierro que puede costar hasta 200 dólares. Sobrevivientes aseguran que la unidad militar iba a exceso de velocidad y que los militares les pidieron dinero. A doce asciende el número de fallecidos. Esta tarde murió el joven Yorman Cáceres de Táchira.

Maracay. Magali María Martínez Cabrice y Ramón Hurtado, son obreros en la administración pública en Aragua, en donde el salario no les alcanza ni siquiera para alimentarse, y ahora suman el dolor de perder a un hijo tras el volcamiento de un convoy militar en el estado Táchira el pasado 27 de enero. 

En medio del dolor y la desesperación, claman al Gobierno nacional y a las autoridades del estado Aragua para que los ayuden a viajar hasta el Táchira y regresar el cuerpo de su hijo, Ramón Hurtado, de 26 años, una de las 11 víctimas que dejó el volcamiento del convoy militar en la vía hacia la frontera con Colombia y en el que viajaban aproximadamente 30 personas.

Una de las hermanas de Hurtado, Yauri Quiroz, se ha hecho eco del clamor de su madre ante la imposibilidad de trasladarse hasta el Táchira para recoger el cuerpo de Ramón Hurtado y darle sepultura.

La familia de Hurtado vive en el sector La Milagrosa en San Vicente de Maracay.

Su madre tiene 12 años trabajando como obrera estadal en la Escuela Agustín Aveledo, y su padre es obrero desde hace siete años en el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, INIA. Ninguno cuenta con pólizas de servicio funerario, pese a que a la señora Martínez le descuentan este beneficio que forma parte de la contratación colectiva de los obreros adscritos a la Gobernación de Aragua.

En el INIA –explica Quiroz– hace más de dos años que ese beneficio se suprimió.

Así que la familia de Ramón Hurtado ha recorrido varias instancias y organismos públicos de la región buscando ayuda. Apenas en la ZODI Aragua les ofrecieron un salvoconducto para que puedan viajar al Táchira en medio de la cuarentena radical.

Como se sabe, los traslados hasta San Cristóbal desde el terminal de pasajeros de Maracay quedaron suspendidos hasta nuevo aviso.

Lo que nos dicen en Táchira es que no los pueden cremar y que debemos cancelar unos 200 dólares para el entierro, o de lo contrario lo sepultarán en una fosa común. No tenemos recursos para que mis padres viajen y menos para enterrar a mi hermano. Esto es inhumano”, dijo Quiroz, quien también labora como abogada y periodista en el INIA.

Otras 21 personas resultaron heridas en el volcamiento ocurrido en el estado Táchira, entre ellas, Evelyn Reyes, de 38 años, compañera sentimental de Ramón Hurtado. Se encuentra recluida en el Hospital Central de San Cristóbal, estado Táchira, y su estado es delicado.

Sin recursos

En el volcamiento del Táchira también falleció Elías Martínez, de tan solo 17 años, estudiante de tercer año en un liceo nocturno y residenciado en el barrio 23 de Enero de Maracay.

Táchira
Ramón Hurtado y Elías Martínez, dos de las víctimas del volcamiento de un convoy militar en Táchira. Foto: Cortesía

Era el segundo de tres hermanos varones y su padre, José Martínez, quien labora en la empresa oficial Cacique Maracay, otrora Kimberly Clark, tampoco cuenta con recursos para el traslado de su cuerpo desde el Táchira o su entierro. El joven era primo de Ramón Hurtado.

Viajaba con ellos porque quería mejorar su vida. Carecía de muchas cosas y en su familia pasaban mucha hambre. No tenía ni zapatos”, cuenta Yauri Quiroz, su prima.

De acuerdo con las versiones que la familia ha recogido, un grupo de venezolanos, algunos provenientes de Yaracuy y de Aragua, decidió emigrar a Colombia como caminantes, buscando mejores oportunidades,

Mi cuñada nos ha hecho saber que los militares se ofrecieron a llevarlos en el convoy a cambio de 50.000 pesos colombianos, dinero que entre todos pudieron recoger. La unidad militar iba a exceso de velocidad y perdió los frenos”, narró Yauri Quiroz.

Ramón Hurtado se dedicaba a la venta de hortalizas en Maracay y su pareja es custodio en una cárcel en Yaracuy. Salieron el pasado martes 26 de enero hacia Colombia, en donde los esperaba una hermana de él.

Murió otra de las víctimas

Otro fallecido se registró este martes en horas de la tarde a consecuencia del accidente del pasado 27 de enero. Yorman Cáceres murió debido a las lesiones internas sufridas durante el accidente. El joven oriundo de Táchira tenía intenciones de enlistarse en el Ejército al momento del siniestro. A 12 sube la cifra de muertos por este hecho.

Lee también
Liberan a los 6 jóvenes detenidos por realizar jornada de desinfección contra la COVID-19 en Aragua
Yorman Cáceres tenía intenciones de alistarse en el Ejército. Foto: Cortesía.

Participa en la conversación