«Fracturas en el interinato son consecuencia del fracaso de la estrategia planteada por Guaidó»

transparencia | interinato

Para el politólogo Fernando Spiritto las divisiones en el interinato se producen porque  luego de más de dos años la estrategia planteada no rindió frutos y los incentivos para seguir en la coalición son cada vez menores.

Caracas. Este martes se llevó a cabo la sesión de la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015, en la que hubo nuevo un impase entre el presidente esta instancia Juan Guaidó, y los integrantes de la Comisión. Este no ha sido la única ocasión en la que pareciera existir una diferencia de opiniones entre el interinato y los dirigentes que lo apoyan.

El impase ocurrió cuando Juan Guaidó presentó el decreto presidencial número 38 con el que se establece la creación de una comisión para reestructurar Monómeros, La presentación de este decreto se hizo, según denunció Juan Pablo Guanipa, de la fracción de Primero Justicia, sin que se informara previamente, por lo que solicitó el diferimiento de la discusión.

El pasado lunes, un grupo de 23 personas entre los que estaban exdiputados del a AN de 2015 y miembros de la delegada, publicó una carta condenando la realización de las elecciones el próximo 21 de noviembre algo que rompió filas con los partidos del G4 quienes ya anunciaron que participarían en estos comicios.

La aparente falta de liderazgo y de disciplina en el interinato, que se supone es una coalición voluntaria de partidos que mantienen a su apoyo a Juan Guaidó en el fondo lo que revelan es justamente la pérdida de liderazgo de quien fuera presidente de la AN, al menos esta es la lectura que hace el politólogo Fernando Spiritto quien en una entrevista para Crónica.Uno resumió la situación señalando que: “El interinato es una instancia que está en proceso de extinción”.

Hay que partir de ese hecho, que el gobierno interino está en proceso de extinción, tiene cero capital político y ha sido totalmente sobrepasado por otras instituciones de la sociedad civil como las ONG y los liderazgos regionales, comentó.

Para Spiritto existen muchas señales que interpreta como preludio del fin para el gobierno interino, como por ejemplo la participación en las elecciones del G4 (alianza de los partidos Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo).

El interinato busca un norte y se le hace muy difícil encontrarlo. Tiene un problema estructural y es que la estrategia que planteó en 2019 se acabó sin dar resultados de ningún tipo. El mantra no se cumplió. La falta de resultados significa que no se satisficieron las necesidades de las personas y el capital político desapareció”, explicó.

En este sentido, Spiritto explica las fracturas que poco a poco se han notado dentro de la Comisión Delegada y los partidos políticos, pues para él, esto es algo “normal” cuando los objetivos no se cumplen y cuando los incentivos para mantenerse dentro de una coalición desaparecen.

Lo que mantenía la coalición era el liderazgo de Guaidó, al desaparecer ya no hay incentivos para seguir, dijo el politólogo.

La falta de transparencia y el caso Monómeros jugaron un rol importante

Para Spiritto uno de los temas que más erosionó el liderazgo de Juan Guaidó y el interinato fue el caso de Monómeros y las acusaciones de corrupción en su manejo, no solo por la falta de transparencia sino también por la falta de responsabilidad que quedó evidenciada.

Una de las causas de las fracturas que estamos viendo ha sido irresponsabilidad con la que se han manejado los activos en el extranjero,  así como la falta de transparencia. Aquí no sé por qué nunca se dio una explicación de qué activos se tenían y cómo se estaban manejando. No estoy diciendo que se lo robaran, solo que la opacidad y los escándalos costaron mucho”, dijo.

Respecto al futuro del gobierno interino, Spiritto es tajante  en señalar que este ya “murió” y estima que lo importante en este momento es preguntarse qué vendrá,

Lo que hay que hacer ahora es pensar en sustituir al interinato y no veo otro candidato distinto al G4 como grupo. Pero para que esto pase el G4 tiene que recomponerse de cara a las venideras elecciones. Ante esto soy pesimista porque la oposición ha mostrado pocas señales de unidad y madurez, me temo que el pueblo opositor les pueda pasar factura, expresó.


Participa en la conversación