El colectivo social creado por Ethian Fincheltub realiza diversas actividades para recolectar zapatos de fútbol que luego son donados a los chamos de la comunidad.

Caracas. En la página web referencial para compra y venta de artículos nuevos y usados, el precio más accesible para unos zapatos de fútbol es de 12.000 bolívares, si bien la mayoría se ofrecen a más de 20.000, una cifra muy difícil de costear para los padres que tienen hijos practicando el llamado Deporte Rey en los campos de las comunidades caraqueñas.

Por fortuna, en casos como el de Ethian Fincheltub, la vocación por ayudar a quienes más lo necesitan impulsa a idear iniciativas originales para facilitar la incorporación de cada vez más niños y jóvenes a los gramados capitalinos. Con apenas 16 años, el hermano del director de Deportes de la Alcaldía de Sucre, Brian Fincheltub, es el creador de la fundación Un Par por un Sueño, proyecto que se encarga de recolectar tacos para el balompié y luego donarlos a los pequeños que hacen vida en escuelas y equipos de Petare.

Este proyecto tiene dos años y medio. Mi hermano me apoyó en un comienzo al facilitarnos una base de datos con la información de los chamos más necesitados que juegan en la Liga Municipal. Utilizamos esa data para luego entregarles los zapatos a los muchachos«, explica Ethian, quien coordina una red de entusiastas colaboradores para juntar el calzado en diversas jornadas.

«Tenemos gente en los colegios más grandes de Caracas. En esos centros educativos nombramos un embajador que forma su propio equipo de cinco o seis personas y luego empezamos el trabajo de recolección de distintas maneras. Se le entregan volantes a las mamás, se pone un punto de recolección en los recreos para que entreguen los tacos allí o a los representantes de la fundación de cada año y luego nos reunimos«, precisó.

Lee también
Un jonronero y una tenista animan inicio de Triple nacional y de hembras

Dichas reuniones se realizan al menos una vez al mes con los embajadores de cada institución y allí se contabilizan los pares donados. Luego se clasifican por talla, modelo y color para finalmente organizar las entregas en las zonas populares, de acuerdo con la base de datos de la Alcaldía de Sucre.

Como es de suponer, los donativos son limitados y en cada entrega hay muchos infantes que se quedan sin zapatos. No obstante, en esos casos, la fundación lo que hace es incorporar los datos de los nuevos aspirantes, que podrían salir beneficiados la próxima vez.

Incentivos y próxima actividad

Fincheltub espera que cada vez más empresas privadas se sumen a esta iniciativa. De hecho, para incentivar aún más a los embajadores, la tan bien valorada pizzería Pizpa de la avenida Rómulo Gallegos donó seis pizzas para recompensar al salón que más recolectó zapatos en todo el colegio Cumbres, uno de los participantes.

La próxima actividad de este colectivo social está prevista para finales de este mes con la semana Un Par por un Sueño, en la que se realizarán jornadas simultáneas en todas los centros aliados e incluirán partidos de fútbol y siete días antes se impartirán charlas en las instituciones para promover los donativos y el acopio de los botines.


Participa en la conversación