Hampa organizada y grupos irregulares mantienen en jaque a productores de cacao en Sucre

El cobro de vacunas, los altos niveles de inseguridad y las condiciones climatológicas son algunos de los factores que han incidido de manera notable en la capacidad de producción del cacao del estado Sucre, que para este año bajó su aporte a la cosecha nacional en 20 %. Cumaná. Para hablar del cacao en Venezuela …   leer mas

1904 1
1904 1
cacao

El cobro de vacunas, los altos niveles de inseguridad y las condiciones climatológicas son algunos de los factores que han incidido de manera notable en la capacidad de producción del cacao del estado Sucre, que para este año bajó su aporte a la cosecha nacional en 20 %.

Cumaná. Para hablar del cacao en Venezuela indiscutiblemente hay que voltear la mirada hacia el estado Sucre, al oriente del país, donde siete de sus quince municipios califican como productores del rubro, lo que convierte a esta entidad en la de mayor producción nacional y supera en los últimos registros al estado Miranda.

Con una contribución que alcanza 62 % de la producción nacional, de acuerdo con cifras que maneja la Asociación Nacional de Productores de Cacao (Asoprocave), hoy Sucre sufre una merma considerable en su aporte a la estadística del sector.

Los propios productores de la zona indican que la producción de cacao ha bajado en 20 %, aproximadamente, disminución que endosan a las críticas condiciones que enfrenta el productor local.

Jesús Lozada, delegado de Asoprocave en el estado, confirmó que en los municipios Andrés Mata, Arismendi, Benítez, Libertador, Cajigal, Mariño y Valdez, todos ubicados en el eje de la península de Paria, se concentra el mayor número de productores de cacao de país. “En Sucre son casi 9000 productores”, precisó.

Además de representar a los cacaoteros locales ante la asociación que los agrupa, Lozada es un pequeño cultivador que con pesar lamenta la realidad que padecen en Yaguaraparo, capital del municipio Cajigal. “Hoy por hoy, el mayor productor de cacao de Sucre con la asistencia de aproximadamente de 3000 pequeños productores”.

cacao
Sucre contribuye con 62 %  de cacao a la producción nacional. Foto: Cortesía.

Yaguaraparo, capital del municipio Cajigal, es un pueblo pequeño al sur de la península de Paria con tierras fértiles y allí tradicionalmente se ha cultivado el cacao por años. “Los hijos de esta tierra se niegan a abandonar su tradición agrícola”, dijo Lozada.

La vida y la economía el pueblo de Yaguaraparo gira en 85 % en torno a la siembra y cosecha de lo que en la Colonia se conocía como el oro marrón”.

Lozada, propietario de su propia finca, reveló que Venezuela en su mejor momento y con las mejores condiciones producía aproximadamente 17.000 toneladas métricas al año, pero “a la fecha se pudiera estar produciendo entre 13.000 o 14.000 toneladas métricas anuales”.

Lee también
Anuncio de cuarentena radical en Caracas puso a correr a más de uno

En ese escenario Sucre estaría aportando a la producción nacional alrededor de 9000 toneladas métricas al año y de allí pasó a contribuir al total nacional con solo 7000 t/m. Ha perdido casi 2000 t/m dadas las condiciones que hoy afectan el nivel de producción del rubro agrícola que otrora fuera el centro de las exportaciones nacionales.

Vacunas, secuestro y extorsión

Los productores de cacao en el eje pariano de Sucre viven sometidos al cobro de vacunas, expuestos a extorsiones, invasiones y hasta secuestros. Condiciones que inevitablemente han colapsado la producción.

Si no pagas la vacuna no te permiten entrar a tu hacienda; aquí estamos pasando roncha”, contó uno de los productores que prefirió mantenerse en el anonimato.

La fuente relató: “Aquí se registran situaciones irregulares todas las semanas, con una frecuencia de cada dos días. Entran a la finca y se roban todo lo que hay”.

La zafra es la cosecha de un mes y, ante las amenazas de grupos irregulares, muchos productores han tenido que irse, “porque una vez cargada la cosecha y secado el producto los productores son asaltados en la carretera nacional de la Troncal 9 que va desde Carúpano hasta Güiria”.

Hoy los cacaoteros de Yaguaraparo, que mantienen sus casas en la parte baja del pueblo mientras que sus haciendas están en la parte alta, tienen que lidiar con un problema adicional: el desabastecimiento de gasolina.

La crítica situación de las vías de penetración a los campos es otra de las variables que golpea a los cultivadores. “Están intransitables, además sin gasolina es imposible bajar la cosecha. Solo a caballo, con mulas y burros podemos llegar a la carretera nacional, siempre corriendo el riesgo de ser asaltados”, aseguraron los propietarios de pequeñas haciendas.

Lee también
Gobierno de Maduro reporta 41 casos de COVID-19 en Caracas y 264 en total con dos fallecidos

En Yaguaraparo bajar la cosecha sin vehículo disponible desde los caseríos de la parte alta: Santa Elena, Buenos Aires, Las Catanas, caseríos puede significar entre tres y hasta cuatro horas de camino.

El cobro de vacuna por miembros de bandas delictivas y hampa organizada depende de la capacidad de la hacienda y oscilan entre 500 a 5000 dólares”, advierten.

La realidad que padecen los productores y habitantes de Paria que viven acechados por los delincuentes la calificaron de escandalosa y destacaron que todo el mundo lo sabe. Revelaron que por todos es conocido los enfrentamientos entre funcionarios de la Fuerza Antiextorsión y Secuestro (FAES) y militares contra los “irregulares”, pero pareciera que en el campo la modalidad de extorsión mutó. “Muchos temen más a las FAES que a las bandas”, afirmaron.

cacao
La producción ha mermado cerca de 2.000 toneladas.  Foto: Cortesía.

Ante las constantes amenazas que reciben los productores tienen que permanecer callados por su seguridad y la de su familia, “porque cualquier denuncia del productor sin evidencia queda sin efecto”.

No obstante, y a pesar del drama que viven, reconocen que se han producido cambios en el ámbito de las autoridades militares y judiciales. “Hay una mayor presencia y actuación de funcionarios para garantizar más seguridad, que es lo que todos demandamos”.

Por ello, exigen que ese accionar debe ser “permanente, no intermitente”, porque el municipio Cajigal figura como uno de los municipios más violentos en el estado Sucre. De acuerdo con el informe 2019 del Observatorio Nacional de Violencia, en esa localidad se registraron 187 muertes violentas.

Asistencia para una mejor y mayor calidad

Jesús Mendoza, representante regional Asoproveca, considera necesario y urgente para el impulso de la producción un mayor estímulo, asistencia técnica y apoyo de las instancias nacionales y regionales como alcaldías, gobernaciones ministerios e instituciones afines, de manera que se pueda educar al productor y dotarlo de insumos y herramientas que puedan garantizar una mejor y mayor producción.

Lee también
Junio cerró con ocho nuevos focos y más de 4000 casos de COVID-19 en todo el país

Informó que tienen tiempo sin recibir semillas dentro de un programa nacional. A ello se le suman las condiciones climatológicas que este año han golpeado fuerte al sector. “Ha sido una sequía macha. Un mes sin lluvia que ha afectado la producción porque el cacao no madura”, explicó.

Mendoza señaló que tienen dos picos de la cosecha: una, en la segunda quincena entre septiembre-octubre 2019 y la otra, entre enero-febrero 2020. “Ya vamos por mayo sin caer una gota de agua”.

Los pequeños productores son cuidadosos del proceso de cosecha, fermentado y secado porque “una mala fermentación o secado, fases para beneficiar el cacao, puede dañar el sabor del producto y arruinar su comercialización”.

El cacao de Sucre es muy apetecible porque es un híbrido muy productivo y de buena calidad. Hoy día se cotiza en efectivo en Bs 200.000 por kilo y por transferencia en Bs 220.000 por kilo.

In this article

Participa en la conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comment