Incendio en El Derrumbe se mantiene vivo entre los vecinos

A 15 días del incendio que destruyó los hogares de 17 familias, el Ministerio de Hábitat y Vivienda ya les asignó apartamentos en San Francisco de Yare, pero aún no se ha concretado la entrega. Los afectados esperan recibir sus nuevas viviendas apenas culmine el asueto de Carnaval. 

Caracas. Cristofer, Winder y otros niños elevan papagayos y juegan entre cenizas, escombros y restos de enseres calcinados, mientras los adultos siguen contemplando el tamaño de la tragedia. Láminas de zinc retorcidas, fregaderos, cocinas, lavadoras, tobos y jergones chamuscados siguen ahí, a la vista de todos, confirmando el drama diariamente.

Durante la noche del 16 de febrero, 17 familias del sector El Derrumbe –en la comunidad de San Isidro de la carretera Turumo-Petare– vieron como el fuego consumía, en cuestión de segundos, todas sus pertenencias.

Tras 15 días del siniestro, los habitantes del sector se han alojado en casas de familiares y vecinos, donde fueron acogidos mientras se concreta la entrega de apartamentos asignados por el Ministerio de Hábitat y Vivienda, en coordinación con la Alcaldía de Sucre.

Foto: Gleybert Asencio

“Todos están dispersos, en casas de vecinos y familiares esperando que pasen los Carnavales, para ver si se resuelve la situación”, explica Mirian Bravo, vecina del sector, quien está muy preocupada porque los suyos y otra decena de familias del sector, se encuentran en riesgo, esperando el apoyo de las autoridades.

Foto: Gleybert Asencio

Bravo no sufrió grandes pérdidas. Solo la parte trasera de su casa fue alcanzada por el fuego. Se  le quemó el baño y varios recipientes de plástico. “Tuve que improvisar un baño hacia el otro lado de la casa y ahora no tengo donde almacenar el agua”, dice.

Aunque la suya también está en riesgo, Bravo abrió las puertas de su casa para hospedar a una familia afectada.

Ellos están muy tristes porque lo perdieron todo. Si para mí es difícil asimilarlo, imagínate para ellos. Esto es un trauma que no vamos a olvidar”, sentencia.

Visiones encontradas

Mientras Bravo asegura que durante los últimos días ninguna autoridad se ha hecho presente en el lugar, Leomar Urbina, uno de los padres de familia que quedó prácticamente sin nada, no se siente abandonado por los representantes gubernamentales.

“Es bien triste que no haya aparecido ningún ente gubernamental por aquí en estos últimos días. Eso hace que las familias se sientan abandonadas”, dice Bravo. Pero Urbina sostiene: “El Gobierno ha respondido prontamente. Ya nos asignaron vivienda, estamos en el papeleo, porque saben que perdimos todo. Cuando los papeles estén listos, y en lo que pasen estos días de Carnaval, seguro nos entregan los apartamentos”.

Foto: Gleybert Asencio

Urbina, con su esposa y dos niñas, se está quedando en casa de una vecina. Es obrero y no ha podido acudir al trabajo durante estas dos semanas. No cree perder el empleo, pues comenta que su jefe está al tanto del problema. “Él estuvo acá y vio todo”, asegura.

Las autoridades habrían planteado a las víctimas del incendio tres posibles soluciones: construir viviendas en un terreno de las propias familias afectadas, llevar a las personas a un refugio o asignarles apartamentos en San Francisco de Yare, en los Valles del Tuy. Las familias optaron por los apartamentos.

Documentar lo sucedido en El Derrumbe no ha sido sencillo. Miembros del consejo comunal del lugar se oponen a que los periodistas registren el drama y hablen con los afectados. “Periodista que yo vea aquí lo voy a correr”, habría gritado uno de los voceros de la comunidad, según una fuente que prefirió no identificarse.

Están tomando esto como un asunto político. No están viendo esto como un desastre, como una tragedia que ha afectado la vida de muchos de los que vivimos por aquí”, aseveró la fuente.

Foto: Gleybert Asencio
Lee también
Las paredes crujen cuando llueve y las casas se caen por efecto dominó en Santo Niño de Petare

Participa en la conversación