Inicio del diálogo tripartito se produce con más de 100 trabajadores detenidos como telón de fondo

trabajo de parto tripartito

Se espera que el foro de diálogo social auspiciado por la OIT haga énfasis en la violación del Gobierno de los convenios Nº 26, 87 y 144, referentes a libertades sindicales y fijación tripartita del salario mínimo. En la madrugada del martes fue liberado el sindicalista petrolero Eudis Girot, preso desde 2020 por denunciar irregularidades en Pdvsa.

Caracas. 23 años marcados por crisis políticas y económicas tuvieron que pasar para que un gobierno chavista aceptara sentarse con empleadores y trabajadores. En ese tiempo,  la satanización del sector privado y el encarcelamiento y persecución de dirigentes sindicales, críticos con gestiones de empresas del Estado, formaron parte del día día.

Como antesala a la llegada al país de representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a mediados de abril, se produjo la excarcelación del exsindicalista de Ferrominera, Rodney Álvarez. El trabajador estuvo detenido por más de 11 años. Álvarez fue víctima de un proceso judicial viciado, injusto y con tintes políticos, según denunciaron familiares y abogados del trabajador.

Mientras que, pocas horas después da la instalación del Foro de Diálogo Social entre la OIT, el Gobierno, representantes empresariales y organizaciones sindicales, se anunció la liberación de Eudis Girot, director de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros (Futpv). Girot sufrió acoso en reiteradas oportunidades por órganos de seguridad del Estado. El hostigamiento surgió a raíz de sus denuncias de precarización laboral en Pdvsa.

“No hay ni una duda de que las liberaciones se hicieron con esa intención. En 2019 la OIT mandó 19 recomendaciones y entre ellas estaba la liberación de sindicalistas que ni siquiera pasaron a juicio. Ahora el Gobierno tiene la intención de atender las recomendaciones y por eso está mandando estos mensajes, dijo a Crónica.Uno la abogada laboralista y presidente de la comisión de asuntos laborales de Conindustria, Mary Olga Girán.

Largo camino

El informe publicado en octubre de 2019 por la Comisión de Encuesta de la OIT (que solo se ha formado 13 veces en la historia del organismo) instaba al Gobierno a cesar los actos de intimidación, violencia, amenazas y vulneración de libertades civiles. En el documento también se pide la liberación de empleadores y sindicalistas y la implementación de mesas de diálogo bipartitas y tripartitas sobre el mundo del trabajo.

Sin embargo, no fue sino a inicios de 2021 que se empezaron a ver vestigios o voluntades de dialogar. Más de 10 años tienen gremios y agrupaciones como Fedecámaras, la Unión Nacional de Trabajadores (Unete) o la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) llamando a retomar el diálogo tripartito. La instancia se activó por última vez en el año 1999.

En concreto, la OIT tiene casi tres años instando al Gobierno a aplicar, de forma tripartita, los convenios Nº 26 (consulta y método de fijación del salario mínimo), 87 (sobre la libertad sindical y el derecho a la libre asociación y sindicación) y 144 (la consulta tripartita en sí). Durante ese lapso, no solo se profundizó la crisis laboral, sino que arreció la persecución a trabajadores (sindicados o no) por exponer y dar a conocer realidades que el Estado niega reiteradamente en hospitales, escuelas y entes y empresas públicas..

En total se contabilizan 159 trabajadores y sindicalistas presos y apenas son dos liberaciones que se han dado con la llegada de la OIT: la de Rodney (Álvarez), recién imputado ya con diez años detenido, y la de Eudis (Girot), quien tenía dos años presos sin imputación. Esperamos que ocurran más liberaciones, señaló la abogada Girán.

Lo que ha ocurrido y se espera que ocurra

La instalación del diálogo social arrancó con intervenciones de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, el director general de la OIT, Guy Ryder y representantes de las organizaciones participantes.

En su intervención, Ryder llamó las partes de las reuniones a aprovechar la “oportunidad única”  para lograr la reconciliación nacional. Una relación que se base en la transparencia y consenso para avanzar en la búsqueda de un futuro mejor, llegar a resultados concretos y tangibles en el corto plazo”, dijo Ryder, citado en nota de prensa de Fedecámaras. 

Este martes el debate se centraría, según la agenda difundida, en las recomendaciones de la Comisión de Encuesta. Asimismo, se incluyeron las cuestiones pendientes referidas a los convenios 26 y 144. Se espera que en las reuniones se concluyan y adopten decisiones y acuerdos sobre el cronograma y la metodología de encuentros futuros. Posteriormente, en la tarde se realizarán reuniones bipartitas entre organizaciones solicitantes y el Gobierno. En paralelo, el dirigente sindical Rubén González denunció en Twitter que a él y al sindicalista de la Cancillería, José Patines, los sacaron del foro de diálogo. De acuerdo con su denuncia, la exclusión se dio por una orden del ministro de Trabajo.

 El miércoles la agenda será similar aunque el debate se centrará en el convenio 87. Se espera que aborden temas urgentes como las libertades civiles y la consulta legislativa y dejando los demás para seguimiento a futuro.

¿Qué dicen las partes?

La presidenta de la Central ASI (una de las organizaciones sindicales que participa en el diálogo), Marcela León, reiteró la necesidad de que se discuta la ley de emergencia laboral y fondos con apoyo de multilaterales. Con este instrumento se garantizarían ingresos vitales de emergencia a trabajadores activos, jubilados y pensionados que lo requieran. También pide la rectificación de los convenios OIT sobre:

  • Relaciones de trabajo en la Administración Pública.
  •  Negociación colectiva.
  • Trabajo doméstico y trabajo forzoso.
  • Pisos de protección social.
  • Transición de economía informal a formal.
  • Empleo y trabajo decente.
  • Violencia y acoso.

De igual forma, la patronal Fedecámaras destacó que el proceso de diálogo tripartito «permitirá resolver de la mejor manera, diversos asuntos laborales y sociales que requieren atención urgente». Su presidente, Carlos Fernández, señaló que es necesario elevar la productividad de empresas y trabajadores. Pero que ello requiere institucionalidad y confianza para lograr un verdadero crecimiento.

Delcy Rodríguez, por su parte, reiteró el discurso oficial que achaca la precarización laboral a las sanciones estadounidenses que, a su juicio, hicieron que la nación solo percibiera 743 millones de dólares en 2020.

Girot: de un pasado revolucionario a denunciar mafias en Pdvsa

Eudis Girot fue excarcelado la madrugada de este martes, 26 de abril. Su detención se ejecutó en noviembre de 2020, luego de protagonizar más de 20 protestas en las que trabajadores activos y jubilados, reclamaron beneficios laborales. Girot, además, denunció a las mafias que contrabandeaban gasolina en Pdvsa.

Crónica.Uno conoció de fuentes ligadas al trabajador petrolero, que el mismo fue sentenciado a tres años de prisión. Así mismo, se le impuso medida cautelar de presentación cada 30 días, prohibición de salida del país y de declarar a los medios.

“Eudis (Girot) salió con afectaciones cardíacas y una rodilla que se le inflama muchísimo y le duele. Ya nos vamos a poner al tanto en todo lo que se refiere a medicinas y cuidados médicos. Aún no sabemos cuando vamos a regresar al estado (Anzoátegui)”, indicó la fuente.

Su detención se produjo luego de participar en una protesta frente al Palacio de Justicia de Barcelona (Anzoátegui). La manifestación estuvo encabezada por compañeros y familiares de Bartolo Guerra, dirigente sindical de PDVMarina. Guerra fue detenido en mayo de 2020 por denunciar las malas condiciones en las que laboran los trabajadores de esa filial.

Nosotros teníamos conocimiento que la liberación de Eudis (Girot), se logró bajo libertad plena y luego, transcurridas las horas, nos cambiaron la seña a medida cautelar. No sabemos cuando llegará a Anzoátegui y cuáles fueron las medidas que le dictaron, hay informaciones de los dos lados, vamos a esperar a ver qué es lo que ha sucedido en definitiva”, dijo a Crónica.Uno José Bodas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros (Futpv).

Girot cobró notoriedad en Anzoátegui durante el paro petrolero desarrollado entre finales de 2002 e inicio de 2003. Entonces, se autodefinió como “uno de los defensores de la industria frente al sabotaje”. 18 años después, elevó nuevamente su voz de protesta, para señalar presuntos casos de corrupción y mafias dentro de la industria. Además, denunció la destrucción del salario y beneficios de los trabajadores, que según sus colegas, fueron las verdaderas causas que privaron para su detención.

Tras la liberación de Girot, que oficialmente fue acusado por delitos asociados al terrorismo y porte ilícito de armas, Bodas refirió que mantendrán la lucha para lograr la liberación de otros 154 trabajadores. Todos detenidos por oponerse a las políticas laborales del Ejecutivo de Nicolás Maduro, entre ellos el dirigente de la ferrominera, Rodney Álvarez.

Con información de José Camacho.

Lea también

Foro Cívico afina propuestas para Maduro quien ya inició diálogo tripartito con trabajadores y empresarios

Rodney Álvarez: casi 11 años de una injusta prisión y daños morales


Participa en la conversación