La lenta mañana electoral del 23 de Enero, el “bastión chavista»

Caracas. En el 23 de Enero, el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) activó una gran maquinaria de movilización. Allí no se pueden permitir un resultado de alta abstención, ni hablar de una derrota. “Aquí nos organizamos para buscar a la gente y llevarla a votar”, admite Lucía. La mujer no revela su verdadera identidad pero explica cómo se han organizado. Dos mesas plásticas, afiches de Nicolás Maduro, uniformes con la imagen de la campaña y jingles a todo volumen sirven de base de operaciones.

Un lote de papeles muestra listas de nombres impresas. Son vecinos de la zona que rodea al Cuartel de la Montaña, el antiguo edificio remodelado para convertirlo en lugar de reposo de Hugo Chávez. “Aquí todos nos conocemos. Sabemos dónde están. Entonces vamos y les tocamos la puerta para llevarlos a votar”, sigue Lucía. Con motos y camiones trasladan a los electores.

Al mediodía del domingo, la participación era baja. En el centro de votación Manuel Palacios Fajardo, donde sufragaba Hugo Chávez y el de mayor población electoral (3.300 personas), apenas 25% había participado. Un dato similar al del centro ubicado en la Biblioteca La Cañada, el Estado Vargas y el Luis Enrique Mármol, todos adyacentes. Solamente en los dos últimos había testigos del comando de Henri Falcón.

Lee también
En La Vega el PSUV dispuso de un Yutong y vehículos rústicos para su operación remate

Lea más en el Tal Cual 

Foto: Tal Cual


Participa en la conversación