La selección venezolana celebró su primer gol de 2020 en el duelo contra Paraguay en Mérida, pero minutos después fue anulado correctamente por el Sistema de Video Arbitraje, que se estrenó en el país en instancias clasificatorias.

Caracas. Corría el minuto 64 del Venezuela-Paraguay en el Metropolitano de Mérida y la Vinotinto parecía hundirse en su inoperancia ofensiva.

El equipo de José Peseiro apenas si se había aproximado sobre el arco guaraní y, sin Salomón Rondón en cancha, no parecía haber manera de vulnerar la valla visitante, que, como es su característica, contaba con dos defensores centrales férreos y extremadamente difíciles de superar.

No obstante, un tiro de esquina magistralmente ejecutado en el costado derecho terminó en un centro preciso de Rómulo Otero que Yangel Herrera cabeceó al fondo de la red. El «milagro» apareció en el Coloso de Zumba y los locales celebraban.

Unos minutos después, la alegría vinotinto se tornó en desazón por la intervención del Sistema de Video Arbitraje (VAR) que hizo su estreno en el país en instancias eliminatorias con un gol anulado al elenco local.

El recurso tecnológico que nació en 2016 para perfeccionar las labores arbitrales fue adoptado por vez primera en las clasificatorias al Mundial 2022, si bien la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) ya lo venía aplicando en las rondas decisivas de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana.

El uso del VAR para revisar goles, posibles penales y expulsiones no ha estado exento de polémicas por su discrecionalidad y el criterio a veces difuso de los jueces en su aplicación.

Lee también
¿Cómo le ha ido a la Vinotinto sin Salomón Rondón?

En el caso del Premundial suramericano, el sistema ya había sido duramente cuestionado en la primera fecha por una mano en el área del uruguayo Sebastián Coates en el Uruguay-Chile que el juez paraguayo Eber Aquino decidió no cobrar tras la revisión. En lo que respecta a la Vinotinto, el VAR ayudó al ecuatoriano Guillermo Guerrero a reconsiderar la expulsión de Darwin Machís por una supuesta falta violenta —inexistente— al colombiano Santiago Arias en Barranquilla.

Voces a favor y en contra

La decisión del referí colombiano Andrés Rojas en Mérida fue criticada y aprobada casi con la misma vehemencia por protagonistas, periodistas y analistas arbitrales.

«Yo tengo muchas dudas de por qué lo anularon, no hay imágenes claras», señaló el técnico de la Vinotinto, José Peseiro, luego de concluir el cotejo que marcó la segunda derrota venezolana en el camino a Qatar 2022.

En la misma línea del luso se situó el famoso comentarista argentino Horacio Pagani. «El gol anulado a Venezuela es una prueba más de que el VAR llegó para perjudicar al fútbol. No hay ninguna imagen de las que se mostraron en cámara lenta que demostrara que la pelota rozó la mano —tras el cabezazo del goleador—. Dudaron cinco minutos y no lo dieron. Otro papelón», expresó el otrora periodista de la revista El Gráfico.

La poca claridad de las repeticiones para juzgar la presunta mano al cabecear de Herrera no hicieron dudar a los críticos de la labor arbitral que le dieron la derecha a Rojas en su decisión.

«Pobre Rojas decidiendo con una cámara lejísimos que no da un ángulo suficiente para determinar la infracción. Un poco de intuición y un poco de lo que muestra, a lo lejos, la cámara que queda cortada. Imposible», escribió la cuenta especializada Árbitro Internacional, que remató su comentario calificando de «bueno» el trabajo del árbitro neogranadino.»Estuvo correcto Rojas anulando el gol de Venezuela con la ayuda de Nicolás Gallo», en alusión al juez asistente del VAR.

Lee también
La Vinotinto y una nueva oportunidad para dar el salto de calidad

El sitio VAR Central fue otra que juzgó correcta la decisión de Rojas:»Acierto de los árbitros colombianos en el partido Venezuela vs. Paraguay. Acción de gol de la Vinotinto anulada por mano en el ataque. No importa si es accidental, según marca el reglamento en estos casos, no puede haber gol con la mano o el brazo nunca», recordó.

¿Qué dice el reglamento en casos como el de Herrera? «Cometerá infracción el jugador que marque gol en la portería adversaria directamente con la mano o el brazo, incluso si la acción se produce de manera accidental», reza el apartado de Tocar el Balón con la mano, lo que parece despejar las dudas, más allá de la poca calidad de las imágenes del VAR.

En Mérida, la tecnología volvió a dividir las opiniones. En donde sí convergieron fue en la pálida imagen futbolística que dejó la Vinotinto en sus primeras dos presentaciones de 2020.

Lea también:

¿Cómo le ha ido a la Vinotinto sin Salomón Rondón? 


Participa en la conversación