Las Torres del Saladillo se convirtieron en el centro de las manifestaciones en Maracaibo

Los primeros 100 días de protesta culminan con cuatro jóvenes fallecidos y 308 aprehensiones. Los «guerreros” señalaron que impedirán la Constituyente y le devolverán la libertad a Venezuela.

Maracaibo. Han transcurrido 100 días desde que la oposición venezolana anunció la agenda de “calle sin retorno” en defensa del hilo constitucional. Maracaibo (estado Zulia) cierra este primer ciclo con 308 detenidos y cuatro muertes, hechos que han desencadenado más protestas y trancazos espontáneos protagonizados por las comunidades.

El casco central de Maracaibo ha sido testigo de los enfrentamientos entre efectivos de La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y los manifestantes de zonas como El Recreo, Padilla, Belloso y Veritas. Cuatro edificios adornados con los colores amarillo, verde, azul y rojos son el epicentro de “Los guerreros de las Torres del Saladillo”, mismos que han protagonizado más de 3000 horas de batalla.

Armados con escudos, piedras y bombas molotov, más de 50 jóvenes de “La Resistencia” enfrentan los piquetes de la GNB y la policía regional en cada convocatoria. “Yuzo” como se identificó uno de “Los Guerreros” relató como es vivir en Las Torres de Saladillo.

Mientras cubría su rostro con una franela negra para ocultar su identidad, el joven estudiante adelantó: “No es fácil vivir aquí, porque esto es una zona de guerra, pero nosotros somos el bastión de la libertad en el Zulia”, así se autoproclaman junto a las familias que los acompañan y los apoyan.

La resistencia de las Torres se prepara física y mentalmente con inteligencia y estrategia. Con los escombros de los apartamentos que los vecinos remodelan por los daños ocasionados luego de los ataques, le han dado forma a su barricada que hoy alcanza dos metros y 50 centímetros.

Lee también
Protestas nocturnas en barrios caraqueños: una lectura obligada para la MUD

Guardianes

La estructura que impide el paso por la avenida Padilla hace más de tres meses nunca está sola. Yuzo confesó que “Los guerreros” se dividen en tres grupos ubicados estratégicamente en el conjunto residencial para cuidar la barricada. “Nunca está sola, siempre hay una persona mirando, cuidando y pendiente de que no se lleven nada de la barricada. Unos cuidan toda la noche, otros en la mañana y un grupo más grande en la noche, todos estamos preparados siempre para hacer frente a lo que venga, este es el cierre más importante de todo Maracaibo”.

Varios de los jóvenes que conforman la «resistencia» de las torres son estudiantes, otros han tenido que dejar la universidad para trabajar por falta de dinero para pagar sus estudios, este es uno de los motivos que los empuja a “luchar por un cambio de gobierno y la libertad de Venezuela”, por eso son tajantes: “Esa barricada es nuestro escudo, es lo que nos defiende. La que no permite que los carros pasen. Es nuestro emblema. Un escudo contra la violencia y la represión. Sabemos que con ella le estamos cerrando el tránsito a mucha gente, pero también le estamos abriendo las puertas a la libertad”.

“Mujeres resteadas”

En el grupo también hay mujeres, Yuzo las calificó como “mujeres arrechas”. Dijo que muchas son madres. “Las muchachas son más resteadas que los varones porque no les da miedo. Ellas van sin medición de riesgo, porque como mujeres son más apasionadas y entregadas, son madres que les duele no poder darles un pote de leche a sus hijos. Las madres sufren más en el núcleo familiar, ellas nos apoyan y luchan con nosotros”.

El otro grupo de mujeres es de la comunidad. Ellas ayudan a los jóvenes que se mantienen en guardia para el resguardo de las torres. “Entre todas hacen una vaca y nos dan comida, nos bajan agua y están muy pendientes”.

El ritual

“Un presentimiento y oler el ambiente” les avisa que “ya vienen los verdes”, refiriéndose a los efectivos de la GNB. Se reúnen y rezan unos minutos, “para que todo nos salga bien y no maten a nadie”, cuentan.

“Lanzamos todo lo que podemos con nuestras manos, porque como salimos con las manos blancas,  cuando viene un piquete de la GNB con 60 motorizados y una tanqueta. Aquí ha habido sociedad civil a decirles que basta y las han golpeado, también a personas de la tercera edad y niños. Tuvimos un vecino en la torre verde que estuvo en UCI  por el humo. Nosotros no podemos salir con paz, cuando ellos vienen a reprimirnos por ejercer el derecha a la protesta, y mientras tengamos fortaleza y todos los juguetes para enfrentarlos, lo vamos a hacer”, relató uno de los jóvenes.

“Nos tratan muy mal, ellos nos odian. Nosotros somos la espina en el zapato de los cuerpos de seguridad del estado”, confesó y añadió que han aguantado hasta ocho horas en protesta activa con perdigones y bombas lacrimógenas, pero la realidad para los que están en las torres resguardados es diferente.

Zenaida Martínez dijo que cuando llega la guardia su corazón se detiene. “Yo agarro a mis hijos y los meto debajo de la cama con un frasco de vinagre porque no tengo para donde más ir”.

El futuro tiene un solo nombre para estos muchachos: Libertad. “Vamos a evitar la constituyente, vamos a plebiscito, a calle, a más barricada. Vamos a todo lo que nos convoquen pero Venezuela será libre y democrática de nuevo. Aquí hay un pueblo que aparte de aguerrido y de dar el cuero en la calle y está perdiendo muchachos en un pueblo que no olvida. Nosotros estamos condenados a no olvidar lo que ha pasado desde el 2014”. Por ahora, se conforman con “la motivación” que le ha dado a la juventud de otros sectores de Maracaibo para protestar en su comunidad.

Lo que ha sucedido en las protestas 

Muertes

  1. El 5 de mayo murió Miguel ‘Mike’ Joseph Medina Romero, de 20 años, en la UCI del Hospital General del Sur tras haber recibido un balazo en su abdomen el 3 de mayo, cuando estaba en una protesta en Pomona, al sur de Maracaibo.
  2. El jueves 18 de mayo falleció Paúl René Moreno, de 24 años. El estudiante de medicina y miembro de los Cruz Verde de La Universidad del Zulia murió arrollado por una camioneta Hilux blanca mientras reposaba sentado en una acera de la antigua avenida Fuerzas Armadas. Hoy la misma avenida lleva su nombre.
  3. El 24 de mayo falleció Adrián José Duque Bravo, de 24 años. Contador público de la Universidad José Gregorio Hernández. El joven resultó herido durante una protesta en las Torres del Saladillo del casco central de Maracaibo. Fue impactado por una bala en el intercostal izquierdo, los médicos también hallaron trozos de metra en el abdomen de la víctima.
  4. El estudiante Luis Enrique Vera de 21 años murió arrollado el jueves 15 de junio en una manifestación adyacente a la Universidad Rafael Belloso Chacín, en la prolongación circunvalación 2 con avenida Guajira, al norte de Maracaibo

 Daños 

  1. En 100 días familias han abandonado, vendido o alquilado su apartamento por la represión.
  2. Siete apartamentos han sufrido daños en su estructura en las torres roja, verde y amarilla. También han roto puertas, rejas, instalaciones eléctricas, vidrios y ventanas.
  3. Torres del Saladillo ha estado cuatros días sin gas doméstico y una semana sin agua
  4. 15 apartamentos por torres están sin habitar
  5. La GNB ha ingresado 8 veces al recinto para allanamientos, persecución y detenciones
  6. En lo que va de año, la GNB ha atacado directamente las Torres 20 veces
  7. 70 personas han sido detenidas dentro de las torres y en sus alrededores.

Aprehensiones

1308 aprehensiones en casi tres meses de manifestaciones.

Fotos: Cortesía/ Mariela Nava


Participa en la conversación