Oswaldo Villanueva estaba en una fiesta en el barrio El Nazareno de Petare cuando, según dolientes, unos sujetos aparecieron disparando y le quitaron la vida

Yohana Marra/@yohanamarra

Caracas. Mientras una familia celebraba el Día de las Madres con una rumba en el barrio El Nazareno, en Petare, varios sujetos aprovecharon el gentío para colarse y disparar, quitándole la vida a Oswaldo Miguel Villanueva Guerra, de 32 años, a las 5:30 am del domingo.

De acuerdo con el testimonio de su esposa, Johana Segovia, el muchacho recibió 12 balazos y fue trasladado por sus papás hasta el hospital Domingo Luciani de El Llanito pero llegó muerto.

La fiesta, que era entre la calle y la casa, la comenzaron desde el sábado en la noche para empatarla hasta el día siguiente. Aseguró que en medio de la confusión nadie vio a los hombres, por eso desconoce su identidad y si llegaron en moto o caminando.

Oswaldo trabajaba como vigilante en tiendas Beco de Chacaíto y dejó huérfana a una niña de cinco años. Vivía en el barrio con su esposa, quien aseguró que pareja no tenía problemas con nadie.

“Es un barrio 100% peligroso, ahí de repente se forman tiroteos y uno no sabe para dónde correr. No pediré justicia, todo lo dejo en las manos de Dios”, dijo la viuda en un tono muy bajo y pausado para intentar contener las lágrimas.

 Fiesta trágica

El domingo a las 10:30 pm Jonathan Lafo, de 23 años, fue asesinado de dos tiros mientras se encontraba en una fiesta en el sector Santa Isabel en el kilómetro 18 de la carretera Petare-Santa Lucia.

Lee también
Apure se ha convertido en el escenario ideal para mantener en cautiverio a colombianos secuestrados

De acuerdo con versiones extraoficiales varios sujetos que llegaron a bordo de un carro dispararon en contra de los asistentes. Dos muchachos y una adolescente resultaron heridos por quedar atravesados en la plomazón.


Participa en la conversación