Ferfarven asegura que 28 farmacias se perdieron en el estado Zulia, producto de los saqueos que dejó la interrupción en el servicio eléctrico del 7 de marzo. Según Freddy Ceballos, vocero del sector, las tiendas no solo deberán reponer inventarios, sino también remodelar, debido a que sufrieron fuertes destrozos en sus instalaciones.

Caracas. Nicolás Maduro anunció este 20 de marzo el relanzamiento del motor farmacéutico, una propuesta que data de 2013 y que para la Federación Farmacéutica Venezolana (Ferfarven) hasta ahora no ha generado los resultados que promete el gobierno. La noticia llega en un momento en que el sector atraviesa 85 % de escasez y afronta las consecuencias de los saqueos por el reciente megapagón del 7 de marzo que dejó Venezuela a oscuras por más de cinco días.

«El motor farmacéutico desarrollará nuestra capacidad productiva de medicamentos para satisfacer el 70 % de la demanda nacional y sustituir las importaciones de principios activos. ¡Sí se Puede!», escribió Maduro en la red social Twitter. Además, ofreció subsidios directos de medicinas a través del carnet de la patria. El mandatario aprovechó la transmisión televisiva para nombrar al exministro de Salud, Henry Ventura, como secretario ejecutivo del sector farmacéutico.

El presidente de Fefarven, Freddy Ceballos, aseguró a Crónica.Uno que 28 farmacias se perdieron en el estado Zulia, debido a saqueos registrados la semana del 7 de marzo, cuando se produjo una interrupción en el servicio eléctrico que en esa entidad superó las 100 horas. Mientras que en el resto del país la energía se restableció luego de 70 u 80 horas. Fedecámaras Zulia reportó que unos 500 comercios fueron víctimas de actos vandálicos.

A juicio de Ceballos los expendios de medicamentos no solo deberán destinar inversión en reponer los inventarios, sino también en remodelar las infraestructuras que sufrieron fuertes daños. “No solo tumbaron las paredes también se llevaron los lavamanos y las pocetas. La actuación de las autoridades fue muy lenta y esto afecta la disponibilidad de los medicamentos”, dijo.

Según el vocero gremial, el ministro de Comercio y directores de algunas entidades bancarias se comprometieron a otorgar créditos a los establecimientos afectados. En ese sentido, añadió que esperan el apoyo no solo en el sector farmacéutico, sino también en el resto que sufrió pérdidas por el megapagón.

Unos 84 empleados estarían en riesgo, si se ubican 3 trabajadores en cada una de las 28 farmacias destrozadas, un cálculo que elabora el presidente de la cámara tentativamente. En Caracas, en la calle Lebrún de Petare, los depósitos de Fundafarmacia fueron saqueados durante la semana en que la falta de servicio eléctrico se agudizó.

Hasta ahora lo que han hecho no ha dado los frutos esperados, pero uno quisiera que las cosas saliera muy bien, no puede prevalecer el factor político sobre el farmacéutico, dijo el presidente de Fefarven.

El no contar con suministro eléctrico afecta la producción de medicinas, asegura Ceballos. “Son situaciones críticas, ellos deben cumplir con las buenas prácticas, esto comprende electricidad y agua; entonces, si se va la luz, no tenemos manera de evitar que se puedan dañar los equipos. Estamos preparados para contingencias, pero sin electricidad tendremos consecuencias en la industria”, reiteró.

Un venezolano puede recorrer hasta 25 farmacias en una mañana en busca de una medicina básica para el asma o una crema contra el herpes labial. La escasez de fármacos tiene en jaque la vida de más de 300.000 pacientes con enfermedades crónicas, de acuerdo con un informe de la Coalición de la Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida) publicado en 2018. La crisis de salud genera incontables protestas en todo el país, en las que exigen servicios básicos y condiciones mínimas en los hospitales.


Participa en la conversación