En Monagas se contabilizaron otros cuatro derrames petroleros (I)

La Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional denuncia que las malas prácticas han ocasionado nuevos derramamientos petroleros además del ocurrido en Anzoátegui el pasado 1° de noviembre. Esta semana los diputados evaluarán daños ecológicos con expertos.

Caracas. El derrame petrolero ocurrido en el sur del estado Anzoátegui el pasado 1° de noviembre, y que afectó los ríos Aribi y Pao, no fue un hecho aislado. En la Asamblea Nacional (AN) manejan información de, al menos, dos derrames más en la entidad y cuatro en el estado Monagas. El daño ecológico será estudiado esta semana por una comisión de diputados.

La diputada por el estado Monagas, María Gabriela Hernández, constató que este año hubo cuatro derrames en su jurisdicción —dos en el río Cachipo y dos en La Pica. A principios de año, la comunidad alertó a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) sobre una tubería en el municipio Punceres que tuvo un derrame que afectó al Río Cachipo. Pese a que esta tenía más de un año deshabilitada, la empresa estatal nunca le extrajo el crudo ni la llenó de agua, como indica el protocolo para esos casos.

Ahora la comunidad no tiene manera de surtirse de agua. Los morichales en la actualidad son un charco negro. Culebras, sapos y aves alrededor fueron muriendo. Luego de tres meses, la tubería sigue emanando crudo.

[irp posts=»29228″ name=»Pdvsa vierte un promedio 250 barriles de petróleo diarios en lago de Maracaibo»]

“La tubería que pasa por Maturín también se derramó en la parroquia La Pica, la cual está atravesada por morichales que son fuentes de aguas frágiles. En los pueblos aledaños, los campesinos no tienen agua y se bañan en los morichales. En esa zona hubo dos derrames. En el primero se daño la siembra de una hacienda y ahora el agua. Pdvsa hizo un saneamiento pero hace dos semanas la tubería aún tenía brotes de crudo”, explicó la diputada.

Hace dos meses, sucedió otro derrame en Monagas, en la parroquia Tabasca del municipio Libertador. Explotó una válvula que estaba ubicada a 100 metros del Río Tabasca, que también desemboca en morichales. El incidente afectó al río Uracoa.

“Llegaron expertos en materia de limpieza de desastres naturales y explicaron que esas válvulas eran chinas y que los trabajadores de Pdvsa no están entrenados para manejarlas. Además, tampoco se acoplan a estructuras americanas que ya existían. Que no era primera vez que observaba cómo explotaban las válvulas”, precisa la diputada.

Esta semana los diputados acudirán a Anzoátegui para evaluar los daños ecológicos.

Foto referencial


Participa en la conversación