Mueren tres pacientes renales en el HUM por falta de diálisis y medicamentos

El paciente renal que falleció este miércoles esperó 4 días por un cupo para hacerse la diálisis. El viernes de la semana pasada se hizo la última. El lunes no había cupo y el martes las máquinas no servían.

Maracaibo. Los esfuerzos económicos que hizo durante 20 días la familia del tercer paciente fallecido en el noveno piso del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM) fueron en vano. Este miércoles, después de luchar por su vida, el hombre de 54 años murió a pocos minutos de ser conectado a la máquina de hemodiálisis luego de esperar cuatro días por un cupo.

Este hospital atiende a un total de 200 pacientes renales con apenas 22 máquinas, de las cuales dos están dañadas. Cada paciente tarda alrededor de 4 horas en completar cada ciclo de hemodiálisis.

Desde el pasado viernes empeora la salud de estos pacientes. Yajaira Chiriví, abogada representante de los pacientes, contó que hace cinco días no reciben su tratamiento. Los jefes de servicio no dan una respuesta certera de lo que está pasando. El viernes le dijeron a los pacientes que se cuidaran del fin de semana y cómo le dices tú eso a un paciente como solución a la falta de tratamiento, entonces vienen de un fin de semana llenos de líquido y toxinas y hoy [miércoles] tampoco hay máquinas para hacer el tratamiento. Se podrán imaginar cómo está esto hoy con seis turnos y más de 200 pacientes. Lamentablemente, perdimos tres pacientes de diálisis estos días y nadie responde.

La falta de medicamentos también los afecta, por lo que los pacientes denunciaron que en el HUM no llegan los insumos y medicamentos que debe proveer el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). “Ellos cada día se deterioran más, y lamentablemente vemos como se siguen muriendo y nadie hace nada”, comentó Chiriví.

Tácito Millano, paciente desde hace 10 años, denunció: Aquí en este hospital pasa de todo, hablan tanto de que vienen muchos insumos y aquí no hay nada, esto parece un centro privatizado, porque desde los guantes hasta las agujas tenemos que comprarlas. Gastamos casi 100.000 bolívares en una diálisis. Dónde están los millones y millones que dice y se jacta el Presidente en decir que gasta en la salud si aquí falta de todo. La gente que se está muriendo desde el viernes aquí nadie las paga, ¿quién paga eso?, Dios mío, nosotros somos seres humanos y necesitamos que nos ayuden.

Desde el piso 1 hasta el 9 parece un mercado persa, según Millano. No hay solución pero alguien carga una y la vende, no hay guantes pero en los pasillos los empleados los venden, entonces cómo es que los trabajadores de aquí son los que tienen los insumos y nosotros no. Esa bomba que se dañó, no es ahora que está fallando, eso viene desde hace mucho tiempo y cuando no es la bomba, es el agua y sino, la luz, entonces ¿estamos condenados a muerte?.

[irp posts=»44073″ name=»IVSS alegó a pacientes renales que no se hicieron pedidos de insumos a tiempo para atender diálisis»]

La salud no espera

Oramaika Romero, sobrina del fallecido, dijo que el paciente entró hace 15 días al hospital con una deficiencia renal muy aguda.

Llegó hace  15 días aquí necesitando diálisis urgente porque no podía esperar, tenía una deficiencia urinaria muy fuerte y después de ocho días de estar ingresado es que nos dicen que necesita un tratamiento, este lunes nos dijeron que el tratamiento no sirvió y lo enviaron a diálisis, un día sí y un día no, ahí comenzó el calvario. Se hacía diálisis cuando había oportunidad, es decir, cuando un paciente fijo faltaba le daban el cupo.

El viernes de la semana pasada se hizo su última diálisis. El lunes no había cupo y el martes las máquinas no servían. Aquí no hay quien venga a resolver el problema y la salud de ellos no espera. Uno como familiar está preocupado porque pedimos ayuda de los médicos y no la brindan. Hoy después de tanta insistencia pudimos hacerle la diálisis, pero no aguantó. A pocos minutos de haberlo conectado, falleció.

Criticó que mientras los pacientes se mueren, la dirección del hospital está gastando dinero en pintar los pasillos porque el gobernador del estado, Francisco Arias Cárdenas, visitará el hospital. “Aquí no hay gasas, algodón, adhesivo, ni agua y mucho menos medicinas, ni para la fiebre y ellos andan en proselitismos políticos, son unos indolentes”.

La dirección del hospital se negó a dar explicaciones de los sucedido y del déficit de medicamentos y tratamiento.

Foto: Cortesía


Participa en la conversación