Samuel Viloria fue secretario de Salud de la gobernación zuliana y estuvo activo en el tratamiento de la epidemia como epidemiólogo del hospital Adolfo Pons.

Caracas. La madrugada de este 16 de junio murió el epidemiólogo Samuel Viloria, tras padecer COVID-19, enfermedad cuyos primeros registros en el país datan del 13 de marzo de este año. Viloria es el primer médico que fallece debido al virus.

La noticia se difundió por las redes sociales. El mismo Omar Prieto, gobernador de la región, pasado el mediodía de este 16 de junio escribió en Twitter: “Lamento la partida física del doctor Samuel Viloria, hombre revolucionario, que siempre atendió con amor, humanismo y esperanza al pueblo más humilde, hasta la victoria siempre”.

Por su parte, el Colegio de Médicos del estado Zulia destacó sus servicios dentro del área sanitario-asistencial, como especialista en el área de Salud Pública en Epidemiología, base sobre la cual ejerció cargos administrativos como director del hospital Dr. Régulo Pachano Añez (Sanipez), director del Sistema autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (Sahum), donde falleció; subdirector médico del hospital Dr. Adolfo Pons, así como también miembro del personal docente y de investigación de Pregrado y Postgrado en la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia. Hasta el momento de su deceso se desempeñó como epidemiólogo del hospital Dr. Adolfo Pons.

Estuvo activo en la atención de la epidemia, que le costó la vida por su condición de base como diabético y trasplantado renal. 

“Lamentamos este deceso, por ser además el primer médico que cae aquí en el Zulia en la batalla contra el coronavirus. En nombre del gremio médico zuliano elevamos nuestras plegarias por su eterno descanso y enviamos nuestras palabras de condolencia a sus familiares y amigos”, mensaje enviado por la Junta Directiva del Colegio de Médicos que preside la doctora Daniela Parra.

Cronología de la primera línea 
  • La encuesta nacional Impacto COVID-19 levantada por la Comisión de Expertos de la Salud para el 22 de marzo reportaba que 6,2 % del personal de salud había dado positivo al virus. Para ese entonces, por los medios digitales se señaló a una trabajadora en Apure, un médico integral en Cojedes y un enfermero en Guarena-Guatire.
  • De forma insistente, el personal hospitalario, atendiendo a las recomendaciones de la OMS, ha pedido que los doten de equipos de bioseguridad para quienes atienden de manera directa a los pacientes.
  • El 26 de marzo, los gremios de la salud del Zulia enviaron misiva al doctor Arístides Torrealba, de la Defensoría del Pueblo, precisamente para visibilizar esa situación. Y para alertar, en vista de la experiencia de otros países con personas del sector salud que han resultado contagiadas y otras que han muerto por esta causa, que se deben definir prioridades en el marco de las posibilidades de atención.
  • «Como es por todos conocido», indicaron los profesionales, «nos encontramos en una situación de calamidad al estar bajo la real amenaza de una epidemia por la propagación del coronavirus COVID-19».

Reclamo de los médicos

“Nosotros, Dianela Parra, médico cirujano presidente del Colegio de Médicos del estado Zulia; Hannia Salazar, del Colegio de Enfermería; María Valladares, del Colegio de Bioanalistas; Yeritza González, del Colegio de Nutricionistas y Milagros Gutiérrez, presidenta del Colegio de Odontólogos, en representación de los agremiados afectados y conforme a lo contemplado en la Constitución de la República, a sabiendas de que estamos obligados a asistir y atender los casos que se presenten y ante la agresividad de la propagación de este virus de contagio persona a persona, exigimos:

  1. Que se cumplan las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) obligatorias, como son las medidas de higiene con lavado de manos.
  2. Así como la protección personal mediante los equipos que le deben ser administrados a cada una de las personas que atienden a los pacientes, y con relevo periódico, que incluyen batas, guantes, mascarillas, gorros, lentes y botas, para así evitar el contacto con los pacientes que acuden a los centros de atención en este proceso de propagación del virus.
  • Para el 25 de mayo, se contaban, según la cifra oficial, 35 trabajadores de la salud afectados por el virus, en su mayoría médicos comunitarios.
  • Esa misma fecha el diputado a la Asamblea Nacional, José Manuel Olivares, médico oncólogo, aseguró que tenía un registro de 44 casos en el personal de salud que no habían sido reportados por Nicolás Maduro.
  • El 5 de junio, se informó de 64 casos positivos, todos trabajadores del Ministerio de Salud, con sede en Plaza Caracas. A raíz de esos contagios se redujeron los grupos y horarios de trabajo, se prohibieron las visitas. A los mayores de 65 años les indicaron aislamiento voluntario y al trabajador no indispensable le recomendaron permanecer en su hogar.

Ahora que murió el primer médico, el doctor Samuel Viloria, quien además fue secretario de Salud de la gobernación, los trabajadores exigen mayor protección y rechazan la criminalización de la que son víctimas cada vez que hacen uso del derecho a la protesta en sus lugares de trabajo.

Lee también
Fe y Alegría hizo un milagro y logró llegar a 81% de sus estudiantes en el confinamiento 

Participa en la conversación