OEA condena inacción de Corte Penal Internacional ante presuntos delitos de lesa humanidad en Venezuela

La Secretaría General de la OEA en un informe publicado este miércoles 2 de diciembre indica que “desde 2018, los crímenes de lesa humanidad en Venezuela han aumentado en escala, alcance y gravedad, al tiempo que el país enfrenta una crisis humanitaria causada por una agitación política y económica sin precedentes”.

Caracas. La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) reafirmó que “existe una base razonable para concluir que el régimen de Nicolás Maduro ha estado cometiendo crímenes de lesa humanidad en Venezuela desde el 12 de febrero de 2014, y que condena a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) por inacción ante estos crímenes”.

El informe de 153 páginas, titulado “Fomento de la impunidad: el impacto del fracaso de la Fiscal de la Corte Penal Internacional en abrir una investigación sobre la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela” amplía el informe de 2018 de un Panel de Expertos Independientes convocados por la OEA, el cual concluyó que había una base razonable para creer que se estaban cometiendo crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

“Desde la publicación del informe de 2018, los crímenes de lesa humanidad en Venezuela han aumentado en escala, alcance y gravedad, al tiempo que el país enfrenta una crisis humanitaria causada por una agitación política y económica sin precedentes, junto con una escasez de productos alimenticios y médicos”, indica el informe de la secretaría general de la OEA.

Entre otros hallazgos, el informe:

  • Identifica 18.093 ejecuciones extrajudiciales realizadas por fuerzas de seguridad del Estado o colectivos desde 2014.
  • Identifica 15.501 casos de detención arbitraria u otras instancias de privación severa de libertad desde 2014.
  • Identifica que decenas de millones de personas han sufrido o han sido objeto de lesiones graves debido a la actual crisis humanitaria creada por el régimen. Esto incluye informes, incluyendo de las Naciones Unidas, que encontraron 7 millones de personas necesitadas y más de 100.000 niños menores de 5 años afectados por desnutrición aguda severa. 
  • En las principales ciudades, la escasez de medicamentos esenciales ha oscilado entre el 60 % y el 100%. Y con bajas tasas de vacunación y medicamentos limitados, ha habido brotes de sarampión y difteria y al menos 400.000 casos de malaria, el más alto de América Latina. Se reportan casi 1000 muertos por falta de medicamentos contra la malaria.
  • Identifica 724 casos de desaparición forzada en 2018 y 2019.
  • Identifica 653 casos documentados de tortura desde 2014.
  • Identifica que la violación y la violencia sexual han sido convertidas en armas por el régimen, incluso como método de tortura.
  • Destaca el fracaso de la Fiscal de la CPI en realizar su examen preliminar de manera expedita, así como en abrir una investigación a pesar de la abrumadora evidencia de crímenes dentro de la jurisdicción de la Corte.
  • Recomienda a la Fiscal proceder lo más rápidamente posible para abrir una investigación sobre la situación en Venezuela y, mientras tanto, solicitar acceso inmediato, pleno y abierto a Venezuela, emitir una declaración pública detallada sobre el deterioro de la situación en Venezuela y resaltar el verdadero alcance y gravedad de la situación en Venezuela en su próximo “Informe de Actividades de Examen Preliminar 2020”.

La Secretaría General de la OEA indica en el informe hallazgos de delitos que no formaban parte del informe de 2018, incluidos “actos inhumanos” cometidos intencionalmente que han resultado en gran sufrimiento o muerte. “Estos incluyen acciones del régimen de Maduro que han facilitado y prolongado el empeoramiento del desastre humanitario de Venezuela”.

Lee también
Distrito Capital lideró reporte de 512 contagios de COVID-19

Participa en la conversación