Naciones Unidas explica que un segmento de la población venezolana enfrentará inseguridad alimentaria y desnutrición. Ya estiman que 21 % de la población —unas 6,8 millones de personas— sufre por desnutrición.

Caracas. Junto con Yemen, Siria, Somalia, Sudán del Sur, Venezuela continuará requiriendo asistencia humanitaria en 2020. La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios —OCHA, por sus siglas en inglés— presentó el informe «Panorama Humanitario Global 2020» donde señala que “el número de personas necesitadas se prevé que aumente a medida en que la infraestructura general de servicios básicos disminuya”.

Naciones Unidas explica que un segmento de la población venezolana enfrentará inseguridad alimentaria y desnutrición. Ya estiman que 21 % de la población —unas 6,8 millones de personas— sufre por desnutrición. Esto representa un aumento de cuatro veces en comparación con 2014.

No solo se prevé vulnerabilidad alimentaria, Naciones Unidas dijo que una generación de niños corre el riesgo de perder su educación si la situación no mejora. El desplazamiento dentro y fuera del país también podría continuar. La cantidad de migrantes y refugiados aumentará en 2020. Desde 2015 han salido más de 4,6 millones de venezolanos.

El 4 de noviembre, el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios y coordinador de Ayuda de Emergencia de Naciones Unidas, Mark Lowcock, visitó Venezuela. Durante su estadía dijo que «solo una solución solución política puede detener el sufrimiento en Venezuela».

En general, Naciones Unidas estima que 7 millones de personas necesitan asistencia humanitaria. Los grupos más vulnerables son los niños, embarazadas y lactantes, poblaciones indígena, desplazados, pacientes crónicos con enfermedades graves y personas mayores.

Muchas familias están recurriendo a mecanismos de afrontamiento negativos como vender activos, sacar a los niños de la escuela para contribuir al ingreso familiar o dejar atrás a los niños cuando migran a otros países, se lee en el comunicado.

Las prioridades de Naciones Unidas para 2020 en su plan de respuesta humanitaria son: garantizar la supervivencia y el bienestar de las personas más vulnerables, promover y fortalecer su protección y dignidad, fortalecer medios de vida y resistencia de las personas.

Lee también
Largas colas para escanear el carnet de la Patria marcan la previa del Carnaval

La OCHA tiene el objetivo de llegar a 3,5 millones personas el próximo año. La oficina ha dicho, no obstante, que la falta de fondos está obstaculizando la capacidad de respuesta de la comunidad humanitaria. En noviembre apenas contaban con 25 % de los fondos requeridos para este año. Durante 2019 dieron asistencia a 2,6 millones de venezolanos, incluidos 1,2 millones de niños y adolescentes.


Participa en la conversación