Al término de la sesión extraordinaria de la mañana, Guaidó convocó una nueva sesión extraordinaria esta misma tarde para  discutir la modificación de tres artículos del Reglamento. El oficialismo pidió verificación nominal y se retiró. Los 93 diputados de oposición presentes aprobaron la reforma. La modificación garantiza el voto de más de 20 diputados exiliados o clandestinos, el 5-E.

Caracas. La bancada opositora en la Asamblea Nacional (AN) reformó el Reglamento Interior y de Debates y aseguró el voto virtual de más de 30 diputados adversos a Nicolás Maduro que se encuentran en el exilio o la clandestinidad, bajo persecución judicial. El mecanismo busca garantizar la reelección de Juan Guaidó el próximo 5 de enero.

Tal y como se esperaba desde la semana pasada, en el marco de la sesión extraordinaria de este martes para debatir sobre “la pretensión del régimen de Nicolás Maduro de disolver a la Asamblea Nacional”, la junta directiva del Parlamento, a solicitud de 10 diputados, convocó a una plenaria extraordinaria para discutir una propuesta de reforma parcial de tres artículos del Reglamento Interior y de Debates de la AN. Propuesta que se cocinaba desde mayo pasado.

A las 2:00 p. m., una vez terminada la primera sesión extraordinaria que había sido convocada para las 10:00 a. m. y en la que intervinieron diputados de todas las fracciones opositoras para denunciar la nueva ola de persecución contra cuatro nuevos diputados de AD, VP, PJ y Camina, Guaidó llamó al pleno a una nueva sesión extraordinaria que iniciaría de inmediato.

El punto único de la sesión fue presentado por la presidenta de la comisión de Política Interior, Dennys Fernández (AD), quien explicó que el objetivo de la propuesta de reforma del Reglamento es incluir en el instrumento una vía de excepción que permita garantizar el quorum de funcionamiento, debate y decisiones de la plenaria y las comisiones, haciendo uso de las nuevas tecnologías y no se restrinja únicamente a la vía presencial.

La tecnología ha crecido a pasos agigantados. Desde 2016 la AN ha usado medios digitales para conectarse al mundo y transmitir las sesiones. Esta reforma busca agregar la vía de excepción para la consideración de la conformación del quorum y la votación. Se busca dar participación a todos los diputados en el Parlamento, dijo Fernández.

Lee también
Dirigencia sindical aspira a llegar a la AN para revertir crisis de la clase trabajadora

Acotó que la modificación no lesiona la Constitución y se apega a lo establecido en los artículos 187 numeral 20 y 203 de la Carta Magna.

Los cambios

La propuesta plantea la modificación del artículo 13 numeral 4, relativo a la asistencia y permanencia de manera presencial en las sesiones; el artículo 46 relativo a la presencia y votación de los diputados en las comisiones; y el artículo 56 relativo a la difusión de las sesiones a través de los medios de comunicación tradicionales y virtuales.

El agregado en el artículo 13 numeral 4 señala que “en aquellos casos de diputados que por motivos de persecución política u otros de fuerza mayor, no puedan asistir presencialmente [a las plenarias y comisiones], este deber podrá ser cumplido por mecanismos no presenciales que empleen Tecnologías de la Información y la Comunicación».

El agregado en el artículo 46 señala que «se admitirá el uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación a los fines de la participación virtual de los diputados principales o suplentes para garantizar el quorum, la deliberación y la votación», tanto en las plenarias como en las comisiones.

Y el agregado en el artículo 56 dice: «Cuando sea necesario y para asegurar el correcto funcionamiento de esta Asamblea Nacional, por decisión razonada de la junta directiva, se permitirá la participación a través del uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación para alcanzar el quorum, deliberar y decidir».

Verificación nominal
verificación nominal del quorum
El diputado Ángel Medina (PJ), el exdiputado Francisco Torrealba y el diputado William Gil (PSUV) supervisan verificación nominal del voto. Foto cortesía Prensa AN

De acuerdo con la disposición transitoria segunda del Reglamento de la AN, la reforma total o parcial del instrumento se puede hacer a solicitud de al menos 10 diputados y debe ser «acordada por la mayoría en sesión convocada al efecto».

El PSUV solicitó verificación nominal de quorum y la Secretaría logró confirmar la presencia de 93 diputados (sin los del PSUV que se retiraron antes de que se pasara la lista).

Inicialmente, Guaidó sometió a votación toda la propuesta en su conjunto y ante la denuncia de William Gil y Francisco Torrealba del PSUV, procedió a votar la reforma artículo por artículo. En ambos casos la oposición obtuvo la votación requerida, es decir, la mayoría de los presentes según el Reglamento, pero para que no quedaran dudas, Guaidó enfatizó: «Queda sancionada con el voto de las dos terceras partes de los presentes».

Diputados y juristas consultados explicaron que la norma solo recibió una única discusión y se consideró sancionada, por tratarse de un Reglamento. Es decir, que según esa interpretación, no requiere dos debates como es el caso de las leyes orgánicas.

Los votos virtuales
ley sobre proteccion de datos
Diputados en el exilio han permanecido activos en la denuncia sobre la crisis venezolana. Foto archivo cortesía Prensa Presidencia Guaidó

A la fecha de hoy, contando a los cuatro nuevos diputados de oposición perseguidos esta semana, la bancada de la alternativa democrática tiene a 36 diputados que podrían hacer uso de la reforma aprobada esta tarde y votar virtualmente.

Lee también
Lo más reciente del 3 de agosto de 2020

De los 36 diputados, 30 (principales y suplentes) están en el exilio en diferentes países del mundo, uno está de viaje, uno está asilado en una embajada y cuatro están clandestinos o no han hablado públicamente en las últimas horas.

En el exilio hay 22 principales: Juan Pablo García, Milagro Valero, Ismael García, Sonia Medina, Armando Armas, Carlos Paparoni, Mariela Magallanes, Américo De Grazzia, Miguel Pizarro, Rafael Guzmán, Richard Blanco, Sergio Vergara, Tomás Guanipa, Gaby Arellano, José Manuel Olivares, Germán Ferrer, José Guerra, Julio Borges, Luis Florido, Dinorah Figuera, Freddy Superlano y Jony Rahal. De este grupo, los únicos votos en duda para Guaidó serían los de Juan Pablo García y Richard Blanco, ambos de la fracción 16-J, el resto son votos prácticamente seguros para su reelección.

También están en el exilio 8 suplentes: Julio Montoya, Eudoro González, Juan Andrés Mejía, Winston Flores, Yorman Barillas, Ramón López, Franco Casella y Rosmit Mantilla, que no pueden incorporarse ni votar, así sea virtualmente, si su principal está incorporado. Pero en caso de que el principal no se incorporara, votarían y lo harían por Guaidó.

Uno de los cuatro diputados a quienes la Constituyente pretendió allanarles la inmunidad el pasado lunes, Hernán Alemán, tiene dos meses fuera del país por motivos personales y apoya a Guaidó.

Simón Calzadilla está en la clandestinidad desde mayo, aunque ha hecho algunas apariciones públicas desde noviembre. Mientras Jorge Millán, Luis Stefanelli y Carlos Lozano, también perseguidos en esta última ola de allanamientos de inmunidad, no han hecho declaraciones ni apariciones públicas desde el pasado viernes 13 de diciembre. Todos apoyan a Guaidó.

Lee también
Partidos indígenas se preparan para acudir al TSJ en defensa de su derecho al voto directo y secreto

Por último, el diputado Freddy Guevara está en calidad de huésped en la residencia del embajador de Chile, en Caracas, desde noviembre de 2017. Guevara también votaría por la reelección de Guaidó, siempre que el gobierno de Chile le permita tener esa expresión política desde su sede.

El legado de Cilia

Aunque toda la bancada oficialista se retiró del hemiciclo durante la verificación del quorum y la votación de la propuesta, luego de la votación y sanción de la reforma, el diputado del PSUV, William Gil, pidió la palabra para expresar el rechazo de su fracción a la modificación aprobada. Gil dijo que irán al Tribunal Supremo de Justicia dirigido por Maikel Moreno para declare su anulación.

«Han violado la Constitución, no votaron artículo por artículo, violan la Constitución para que voten desde el extranjero los prófugos de la justicia y hacer un Parlamento desde las nubes e imponerse el 5 de enero. Acudiremos al TSJ para que sea rechazado este intento de violación de la Constitución», dijo Gil.

En respuesta, la diputada María Beatríz Martínez (PJ), dijo que la reforma de este martes es constitucional y se inscribe dentro de un proceso de modernización de la AN que comenzó la consulta electrónica de las leyes en discusión, iniciada durante la presidencia de Cilia Flores.

Además dijo que la Ley Sobre Mensajes de Datos y Firmas Electrónicas, aprobada también en la gestión de Flores, establece el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para garantizar la participación de los funcionarios públicos, en este caso los diputados, en los asunto de su competencia.

Pasadas las 7 de la noche del martes, la Fracción 16-J publicó una serie de tuits en los que informó que sus diputados no asistieron a la sesión extraordinaria de las 10 am porque consideraron insulso el contenido de la agenda de debate. Afirmaron que no sabían que se reformaría el Ridan en una sesión extraordinaria inmediata posterior, pero que de todas maneras, se oponían a una reforma inconsulta, sin debate y «de contrabando».


Participa en la conversación