Paciente renal lleva una semana aislada en hospital de Bolívar sin ser dializada

Familiares de Maigualida Tovar denunciaron que desde que ingresó al hospital Raúl Leoni, el 30 de mayo, apenas ha recibido una sola diálisis. La paciente renal dio positivo para COVID-19 en la prueba rápida y espera por el resultado de la PCR.

Bolívar. Paciente renal al que no se le practique sus diálisis oportunamente corre el riesgo de que la sangre se le contamine y muera. Esta es la preocupación de la familia de Maigualida Tovar, quien este miércoles 10 de junio cumplió una semana sin ser dializada.

Maigualida suele dializarse tres veces a la semana en la Unidad Extrahospitalaria de Hemodiálisis Jesús de Nazareno, en la Clínica Ceciamb de Puerto Ordaz. Allí le practicaron una prueba de diagnóstico rápido de COVID-19, en la que dio positivo. Ese 30 de mayo la trasladaron al hospital Raúl Leoni, en San Félix, estado Bolívar, uno de los centros centinelas.

Desde entonces, la vida de Maigualida corre peligro por la negligencia de las autoridades del hospital, según denuncian sus familiares.

Fue el pasado 3 de junio cuando apenas recibió una diálisis, después de que sus hijos expusieron el caso por las redes sociales y se viralizó. Tanto así que autoridades nacionales habrían contactado al hospital para hacer un llamado de atención y exigir que la paciente fuera dializada cuanto antes.

Les prometieron que este 8 de junio sería nuevamente dializada, pero no fue así. Pospusieron para el jueves 11, mientras la vida de Maigualida corre peligro.

Mi mamá no está comiendo, no está bebiendo agua, tiene la boca seca. Su cuerpo en cualquier momento puede colapsar«, manifestó con preocupación e impotencia su hija, Keynileth Hernández.

Centro centinela no apto

La joven recibió información de que la respuesta de la directora del hospital es que el centro centinela apenas cuenta con dos máquinas de hemodiálisis operativas. Además, la planta de ósmosis tiene una fuga en tres válvulas.

Lee también
Venezuela supera los 500 fallecidos por COVID-19 y se registra nuevo pico de contagios en Bolívar

Apenas atienden a cuatro pacientes en situación crítica, a quienes no se les practicaría diálisis este jueves para aislar el área mientras dializan a Maigualida Tovar a fin de cumplir con los protocolos de prevención.

La paciente está asintomática, pero debe esperar por el resultado de la PCR para descartar el contagio. Su condición de salud implica un bajo sistema inmunológico, por lo que es probable que haya dado falso positivo precisamente por su estado. Sin embargo, sin ese certificado no le dan de alta y tampoco la dializarán en el centro privado que frecuentaba. Aun así, positivo o no de coronavirus, no es limitante para no recibir sus diálisis y se les debe garantizar.

Su hija denunció que la última pretensión en el hospital fue darla de alta sin los resultados de la PCR, «y que ella resuelva sus diálisis sabiendo que no la van a recibir en ningún centro sin ese resultado que descarte el contagio».

El caso de Maigualida Tovar es uno de los tantos que evidencian la crítica situación y trato para las personas que aislan en centros centinelas o refugios por su condición de sospechoso de COVID-19, aun cuando dan negativo a la prueba rápida. La principal denuncia de estas personas es que durante el confinamiento no les garantizan sus comidas diarias, y la poca que reciben no está en buen estado.

sin ser dializada
Maigualida Tovar corre peligro. Foto: Cortesía.

Participa en la conversación