A falta de proteínas y vegetales la mortadela predomina en el menú que suministran en el Hospital Central de San Cristóbal

Hospital central de San Cristóbal

La falta de alimentos que garanticen una dieta balanceada ponen en jaque la recuperación de los pacientes ingresados en el hospital central de San Cristóbal. Alianzas entre ganaderos y productores de hortalizas, terminaron con el fin del mandato de la exgobernadora Laydi Gómez.

San Cristóbal. «A fuerza de mortadela mantienen a los pacientes internados en el Hospital Central de San Cristóbal». La denuncia la hizo el secretario de Fetratáchira, Melquiades Delgado, quien explicó que en las tres comidas suministradas en dicho recinto, el embutido predomina pero en diferentes presentaciones. 

«En el desayuno arepa con mortadela, en el almuerzo mortadela asada y de nuevo mortadela rallada con arepa para la cena», afirma Delgado.

Delgado manifestó que esta situación preocupa a pacientes y personal médico, pues los embutidos son el primer elemento que sale de la dieta de un paciente, en especial si se encuentra en situación de cama. Destacó Delgado que en el principal centro asistencial del estado no se cuenta con frutas, proteínas, aceite, lácteos o cualquier otro tipo de alimento que sí sea saludable para los enfermos. 

El representante sindical exhortó al gobernador del Táchira, Freddy Bernal, a resolver la situación, pues los pacientes que no cuentan con recursos para costearse los alimentos, se enfrentan a cuadros de desnutrición, de alimentarse exclusivamente con lo que allí entregan, lo que afecta su evolución de las patologías que los mantienen ingresados en el hospital. 

Desnutrición

Graciela Watts, nutricionista, destaca que este tipo de alimentos en un centro asistencial, indudablemente causarán un cuadro de desnutrición, pues el índice calórico que se consume, no llega ni a la mitad del establecido.  Señala que en dos semanas, un paciente puede perder más de 10  kilos, de mantenerse con una dieta exclusiva dependiente de los alimentos que aporten en el Hospital Central. 

Esta situación en el Hospital Central de San Cristóbal no es nueva, pero se ha agravado tras la llegada de la pandemia del COVID-19. En reiteradas oportunidades, trabajadores y pacientes del nosocomio han denunciado que dan caldos sin presas, arroz solo y lentejas, por lo que ferieros regularmente han donado parte de su producción para alimentar a los enfermos del recinto asistencial, al igual que ganaderos donan reses, para que haya proteína animal en los platos de los pacientes. 

Sin embargo, la situación se complicó desde el inicio de año, donde las gestiones de la nueva directiva, al parecer no han sido lo suficientemente eficientes en cuanto a establecer esas alianzas estratégicas que se mantenían durante la gestión de la exgobernadora Laidy Gómez.


Participa en la conversación