En la acera frente al CDI Che Guevara de Maturín, duermen los ciudadanos que buscan ser atendidos en este centro de salud. Aseguran que es uno de los pocos que cuenta con material para hacer estudios médicos, por tal razón optan por pernoctar exponiéndose a los peligros de la noche.

Maturín. La red de salud pública en Monagas se encuentra cada vez más colapsada. Los ambulatorios de las parroquias, que en teoría funcionan como espacios para descongestionar el hospital Manuel Núñez Tovar, principal centro de la entidad, también sucumbieron ante la crisis.

En el caso del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) Che Guevara, ubicado en el sector Los Bloques, los ciudadanos que necesitan atención deben pernoctar a las afueras del mismo para poder acceder a un cupo y poder ser vistos por los médicos de la institución.

La situación no es nueva, residentes de la comunidad aseguran que diariamente ven como pacientes de distintas localidades de Monagas acuden a este CDI para ser atendidos y en ocasiones duermen en el piso..

Vecinos cuentan que han visto como mujeres embarazadas, personas de la tercera edad y con discapacidad, amanecen en la acera frente al CDI para poder acceder a exámenes, placas, tratamientos y atención médica, en uno de los pocos centros que aún se mantiene operativo.

Hago un llamado a las autoridades para que vean por lo que estamos pasando. Nosotros vemos como personas se quedan aquí durmiendo para poder realizarse exámenes. Yo soy vecina y esto es todas las noches. Queremos una solución», Carmen Ruíz.

Gobernantes descuidados

Efraín Farías, de 67 años de edad, es uno de los tantos pacientes que decide pernoctar en la acera de este centro de salud. Farias viaja desde la parroquia La Pica (ubicada a 15 minutos aproximadamente de Maturín) para poder recibir atención médica.

Farías comentó que asiste al CDI luego de presentar por varios días mareos, dolor de cabeza, taquicardia y dolores abdominales. La noche del pasado jueves 26 de mayo, decidió dormir en el piso para ser uno de los primeros en la lista de atención.

«Son las 8:26 de la noche de este jueves 26 de mayo y quiero una ayuda para que me atiendan aquí en el CDI. Nosotros tenemos que dormir aquí en la cola para que nos atiendan», dice Farías.

Farías, con una lista de medicamentos en las manos, clama a las autoridades que giren su mirada para la atención de este problema, así como él hay otros pacientes que también optan por exponerse durmiendo en medio de la calle para ser atendidos.

Está situación afecta principalmente a los ciudadanos que vienen desde municipios foráneos o zonas alejadas de Maturín, pues, la falta de atención médica en estos lugares los obliga a viajar a la capital monaguense para acceder al sistema de salud pública.

«Nos toca amanecer sentados o acostados en el piso. Este problema tiene tiempo, la gente duerme aquí porque necesita hacerse sus estudios médicos y digamos que este es el CDI que tiene más material para atender por eso será que viene tanta gente, pero los mandatarios deberían hacer algo, porque esto no es justo para nosotros. Somos seres humanos», precisó Julia Rivas.


Participa en la conversación