Cerca de las 9:00 de la mañana, pensionados que se encontraban en la sede del Banco Bicentenario, ubicada en la avenida Country Club de Barcelona, trancaron la arteria vial en rechazo a que el personal del banco no procedió a pagar la pensión alegando que tenían una falla eléctrica.

Puerto La Cruz. Una falla eléctrica y la negativa a pagar por parte del personal que labora en la agencia del Banco Bicentenario de la avenida Country Club, en Barcelona, derivaron en la molestia de los pensionados que acudieron hoy martes a retirar parte de su dinero a la institución bancaria estatal. 

Los pensionados se retiraron con las manos vacías

 

Desde la madrugada de este martes, una falla en el servicio mantiene sin electricidad a varios sectores de la capital anzoatiguense, entre ellos el parcelamiento Country Club, donde, además, funciona otra agencia del Bicentenario y una sucursal del Banco de Venezuela. 

 

Pese a que la avería se presenta desde la madrugada, no fue sino hasta pasadas las 9:00 a. m. que el departamento de prensa de Corpoelec Anzoátegui posteó, en su cuenta de Twitter @prensacorpoanz, lo siguiente:

Al momento de abrir las puertas, una trabajadora de la agencia Country Club del Bicentenario, quien, aunque no quiso identificarse, adujo que era gerente de la misma, le notificó a los presentes que ni hoy ni mañana habría pago alguno debido a los problemas de electricidad. 

 

Es preferible que vayan a sus casas y no pierdan el tiempo aquí», indicó la gerente.

 

La respuesta desató la rabia de los pensionados, quienes, con lo primero que encontraron, procedieron a trancar la avenida Country Club, lo que rápidamente colapsó los accesos hacia la avenida Fuerzas Armadas. 

 

«Muchos de nosotros estamos aquí desde la 1:30 a. m. para que nos digan esto de que hoy no habrá pago. Pimero no nos dan todo el dinero y ahora esto. Es un abuso», sostuvo Petra Rangel, quien salió en la madrugada desde la población de Caigua, ubicada en la zona rural capitalina, para regresar a su casa con las manos vacías. 

 

Transcurridos poco más de 20 minutos del cierre de la arteria vial, una comisión de la Policía del estado llegó hasta el sitio con la finalidad de disolver la protesta. 

 

Los funcionarios instaron a los adultos mayores a cesar la manifestación, indicándoles que no era culpa del banco sino de la electricidad.  

 

Un grupo de estas personas y parte de los funcionarios ingresaron a la sede bancaria para indagar si la negativa de pago obedece a la falla eléctrica u otra causa en particular. 

 

Fotos: Samir Aponte


Participa en la conversación