PNB impidió procesión por el derecho al agua y la salud de vecinos de La Vega

derecho al agua

Vecinos de La Vega se organizaron y planificaron una caminata de 4,7 kilómetros desde la escuela Andy Aparicio, en Las Casitas, hasta la redoma de La India para exigir el derecho al agua potable, servicio que no reciben en forma regular. La Policía Nacional Bolivariana detuvo la caminata cuando iba por el liceo Elba Hernández de Yánez. En medio de oraciones y plegarias, alzaron su voz en un kilómetro de procesión. 

Caracas. La parroquia eclesiástica San Alberto Hurtado Parte Alta de La Vega y vecinos se organizaron para hacer la procesión José Gregorio Hernández, con el nombre del beato santo, un símbolo de la vida y la salud de los venezolanos, con la finalidad de reclamar un servicio que llega en forma irregular y de mala calidad. Pero la PNB impidió la procesión cuando llevaba un kilómetro de recorrido. 

Con pancartas alusivas al problema que enfrentan los sectores altos, unos sesenta vecinos se concentraron a las 7:00 a. m. en el sector Las Casitas, frente al colegio de Fe y Alegría Andy Aparicio, e iniciaron el recorrido en medio de oraciones y exigencias del derecho al agua y a la salud.

La caminata planteaba un recorrido de 4,7 km desde el sector Las Casitas hasta la redoma de La India. En el trayecto se sumaron residentes de los bloques. Todos caminaban cumpliendo las medidas de bioseguridad para evitar la COVID-19, llevaban tapabocas e iban separados. Pero solo se realizó 1,7 kilómetros de recorrido en forma pacífica, porque la Policía Nacional Bolivariana impidió el avance de los manifestantes.

derecho al agua

Con las etiquetas #LaVegaExigeAgua #AguaLimpiaYa, los vecinos informaron por Twitter el desarrollo de la caminata. Dijeron que los sectores: El Unido, San Rafael, El Encanto, San Nicolás, Los Cedros, San Francisco han recibido el servicio dos o tres veces y por pocas horas en los últimos dos años.

Lee también
“Lo que estamos viendo no es un cadáver, es alguien resucitado”

Jairo Pérez, en nombre de los vecinos de la parte alta, pidió al santo milagroso que iluminara a las autoridades para que resuelvan el problema de escasez de agua que los afecta.

Hay muchos sectores que tienen más de seis meses sin el servicio. A personas de la tercera edad y con discapacidades se les hace imposible tener acceso”, dijo.

Entre las plegarias vecinales resaltó la siguiente: “Dr. José Gregorio Hernández ruega por nosotros que acudimos a ti en medio de esta pandemia y con un servicio de agua deficiente en nuestra parroquia”.

Los vecinos caminaron con pancartas que llevaban la figura de José Gregorio Hernández. Otros llevaron las imágenes que tienen en sus casas como un acto de fe y de esperanza en la solución del problema. Están preocupados porque les envían a sus sectores cisternas que llevan agua amarillenta y con olor fecal. Situación que pone en riesgo la salud.

Cuando pasaban por los bloques, los manifestantes gritaban: “Tenemos sed, y ustedes también, y el agua limpia queremos tener”. Franyelin Cardoza, vecina del sector Araguaney, afirmó que el agua que reciben es de mala calidad, llega sucia y causa enfermedades en la piel.

Los vecinos señalaron que hay zonas donde no reciben agua desde hace más de dos meses. Los niños, en lugar de jugar, deben cargar agua para preparar alimentos, aseo personal y limpieza del hogar. También dijeron que ancianos, pacientes crónicos y con discapacidades se han caído en el trayecto a sus hogares con los pipotes de agua.

A la altura del liceo Elba Hernández de Yánez, funcionarios policiales detuvieron la caminata pacífica. Alegaron que había que respetar el decreto presidencial por la pandemia, los manifestantes les dijeron que ellos lo estaban respetando, pero que no tenían las condiciones para prevenir la COVID-19, pues sin agua se dificulta el lavado constante de las manos.

Lee también
Lo más reciente del 18 de octubre de 2020

Un funcionario de mayor jerarquía les dijo que la caminata para exigir el derecho al agua alteraba el orden público. Los vecinos justificaron su acción diciendo que el Estado les niega el derecho al agua potable, que la gente se está enfermado de diarreas y erupciones en la piel por la mala calidad del agua. Otros tienen dolencias en la columna por cargar agua desde sectores distantes hasta sus hogares.

Algunos vecinos se devolvieron a sus hogares en las unidades de la Policía Nacional Bolivariana. 

derecho al agua
El padre Alfredo Infante, a cargo de la parroquia eclesiástica San Alberto Hurtado Parte Alta de La Vega, hizo un balance positivo de la actividad, pese a que fue suspendida por la PNB, porque “lo importante era manifestar que José Gregorio Hernández es del pueblo venezolano, que está padeciendo enfermedades que él tanto luchó por superar”.

La gente quedó con mucho ánimo porque se expresaron. La necesidad de nuestro pueblo de hacerse escuchar es clave, y la cobertura a nivel de medios va a ser positiva, y en ese sentido la gente se va a sentir escuchada. Ellos mismos violan la Constitución, el mismo decreto, al no garantizar las condiciones para que la cuarentena se dé sanamente. La gente quiere cuidarse, pero si no hay agua difícilmente se van a cuidar”, subrayó.

Fotos: Cortesía Sergio González 

Lee también
#EnClaves La exhumación de José Gregorio Hernández

Participa en la conversación