Presidente de Mavid insiste en que Cicpc sí se llevó leche de fórmula durante procedimiento policial

mavid

Entre la documentación que se llevó la policía científica se encuentran las copias de actas de defunción de los 1300 pacientes que fallecieron durante 2018 en Carabobo por falta de antirretrovirales.

Valencia. Eduardo Franco, presidente de la Fundación Manos por la Vida (Mavid), le salió al paso a las declaraciones del director nacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, quien aseguró el sábado que el allanamiento a la ONG se hizo en flagrancia.

Franco, en entrevista en el circuito Unión Radio en Valencia, dijo que durante el allanamiento no se encontraba personal de la fundación en la sede que funciona en el municipio Naguanagua, por lo que considera que parte de los medicamentos y pruebas presentadas por el Cicpc pudieron haber sido «sembradas».

«Cuando irrumpieron no había personal en la sede, por eso no sabemos si esos medicamentos vencidos fueron sembrados o no. Sí había unos medicamentos vencidos en una caja que estaba en la parte trasera de la sede y no los habíamos entregado. Estos medicamentos habían sido donados por familiares de pacientes fallecidos«, sostuvo el presidente de Mavid.

Adicionalmente, informó que fueron llevados documentos legales de Mavid, además de las copias de las actas de defunción de los 1300 pacientes que fallecieron en Carabobo durante 2018 por falta de medicamentos; así como también documentación de las personas con condición de VIH que han levantado denuncias por la falta de fármacos para tratar el virus. Con la desaparición de estos últimos documentos se estaría violando el derecho a la confidencialidad que tienen los pacientes y familiares con condición de VIH, según Eduardo Franco.

En relación con la leche de fórmula que es destinada a los niños recién nacidos con madres portadoras de VIH, indicó que efectivos del Cicpc se llevaron una caja con este alimento. «Es mentira que no se llevaron la leche, sí se la llevaron, dejaron algunas y no entendemos por qué».

En cuanto al dinero en efectivo que la policía científica señaló como prueba incriminatoria de la venta de medicamentos antirretrovirales y antibióticos, Franco indicó que para el momento del suceso había 15.050 bolívares soberanos que eran destinados para el viático de los voluntarios que apoyan a Mavid. «Ese dinero es para que los voluntarios puedan pagar el pasaje para ir a los diferentes centros de salud a trabajar».

Eduardo Franco apuntó que el procedimiento llevado a cabo por el Cicpc podría ser una retaliación por las declaraciones que ha hecho ofreciendo el balance de los fallecidos por la falta de medicamentos antirretrovirales, además del monitoreo de las farmacias del Ministerio de Salud.

«En el almacén general del Ministerio de Salud hallamos medicinas que fueron donadas en 2018 y que no fueron entregadas y ya están vencidas», recalcó.

Franco manifestó que Mavid continúa funcionando con normalidad y hasta el momento no ha recibido ninguna citación para rendir declaraciones.

El activista social exigió al Cicpc que regrese los medicamentos que se llevaron, pues estos deben llevar a cabo un protocolo para descartarlos así estén vencidos.

Asimismo, señaló que en algunos casos han tenido que cumplir tratamiento con medicinas vencidas, siempre y cuando sea bajo supervisión médica. Recordó que en 2015 desde las farmacias del Ministerio de Salud fueron entregados antirretrovirales caducados, «y los pacientes se las tuvieron que tomar porque no había mas».

En Carabobo hay una población con condición de VIH de 8300 personas. El Estado venezolano no realiza la compra de antirretrovirales desde hace al menos dos años.

En la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet) son evaluados por el servicio de Infectología al menos 3000 pacientes, sin embargo, las citas las están pautando para dentro de seis meses, según denunciaron alguno afectados.


Participa en la conversación