Primarias polarizan al PSUV Apure entre el gobernador y el alcalde del municipio Pedro Camejo

primarias

Las elecciones primarias del PSUV han sacado de nuevo al pueblo chavista a la calle. A pesar de que el partido de gobierno postulará a 10 precandidatos a la gobernación, la campaña se ha polarizado en torno a las precandidaturas de Ramón Carrizalez, actual gobernador y Pedro Leal, alcalde del municipio Pedro Camejo.

San Fernando de Apure. En Apure la gente solo tiene ojo para dos precandidatos a las primarias del PSUV, en lugar de 10: Ramón Carrizalez, actual gobernador y Pedro Leal, alcalde del municipio Pedro Camejo. Ambos están abiertamente enfrentados y aglutinan la mayor parte de la militancia y la dirigencia regional del partido rojo.

La campaña electoral para esta contienda interna del PSUV que, de acuerdo con el reglamento, inició el 15 de julio y concluye el 5 de agosto, se desarrolla en Apure al más típico estilo de las campañas tradicionales, excepto por el uso del tapabocas. Hay caravanas, caminatas, visitas casa por casa y medición de fuerza en la calle, en la redes sociales y en el discurso a través de las entrevistas en los medios locales.

Aunque no tan numerosa como antes, la marea roja del lado de uno y otro precandidato ha vuelto a las calles y a tocar las puertas de las casas a pesar de que, por la crisis en la que está sumida el país, la población en general está decepcionada de la política venezolana.

La significativa cantidad de personas que acompaña a uno y a otro bando de los aspirantes a ser candidatos del PSUV en la primera magistratura regional ha sido un factor de análisis en sectores oficialistas y opositores de Apure.

primarias
Ramón Carrizalez considera al alcalde de Pedro Camejo, Pedro Leal,  como «desleal». Foto: Sulay García.
La teoría del menos malo

José Rodríguez, joven trabajador y padre de familia de Chompresero, comunidad de la denominada “parroquia combativa El Recreo” del municipio San Fernando, opina que: “La gente sabe que la oposición así tenga buenos candidatos y salga triunfadora, no tiene chance con este gobierno porque no los dejan gobernar y las comunidades son las que pierden”.

Para Rodríguez, la única opción que le queda es buscar el cambio en el oficialismo confiando en “la teoría del menos malo”. El hombre aprovechará la rendija que le ha abierto el PSUV a la población no militante del partido para votar en las primarias.

Sonríe y apela al refrán popular “agarrando aunque sea fallo” para explicar que en medio de tanta crisis, una posibilidad real de cambio, aunque sea en el chavismo, es buena y quiere aprovechar para sacar al gobernador porque en sus palabras, “Carrizalez no ha hecho nada”.

La comunidad El Recreo es la segunda más importante del municipio capital, pero sufre al menos tres apagones diarios, pasa largas horas de penumbra casi todas las noches, la mitad de la población cocina con leña y cocinas eléctricas por falta del gas, se las ingenian con un sistema de alarmas con pitos ante el desenfreno de la inseguridad, sus calles no sirven y sus habitantes se han convertido en caminantes por la escasez y alto costo del transporte.

Rodríguez afirma que “la gente quiere cambio” y que la cantidad numerosa de seguidores de Leal no significa que al alcalde de Pedro Camejo “lo quieran mucho”, sino que está capitalizando un importante rechazo que hay en la población hacia el mandatario regional.

Asimismo, interpreta que “Carrizalez también tiene gente porque es el gobernador, es el que tiene los recursos y los carros para movilizar la gente”.

Mea culpa en la oposición

Las redes sociales son la vitrina de la competencia abierta entre Carrizalez y Leal en la carrera por las primarias y también de su supremacía sobre el resto.

Las movilizaciones y despliegues, que no se ven con los otros ocho precandidatos a la gobernación, son colgadas cuelgan en estas plataformas de interacción y escudriñadas por los seguidores de cada grupo para identificar argumentos de pelea.

Aunque es un proceso interno del partido de gobierno, la oposición regional también hace análisis y debates acerca de la cantidad de personas que aglutina cada precandidato y se siente interpelada: “Esto que ustedes ven, también es culpa de nuestra ineficacia en hacerlos comprender la tragedia. No creen en nosotros los del pueblo”, comentarios como este se dejan colar en las redes.

El discurso de Carrizalez

Otro indicador de la polarización son los discursos de los precandidatos durante sus entrevistas en emisoras de radio locales, a pesar de los principios de no agresión, amor, respeto y unidad orgánica entre los revolucionarios, contemplados en el reglamento que rige la campaña electoral del PSUV.

El gobernador del estado Apure por 10 años consecutivos, Ramón Carrizalez, en juego de palabras con el apellido del alcalde de Pedro Camejo, lo llama “desleal” por considerarlo un traidor al postularse como precandidato para la gobernación.

Se defiende de “una campaña de desprestigio” sobre privar al municipio Pedro Camejo, cuyo alcalde es Leal, de las vacunas anticovid y de la distribución de la gasolina y el gas doméstico mediante la designación de un protector.

Lamentablemente, esa es una campaña que ha iniciado Pedro Leal y yo le voy a hacer una denuncia por eso, porque eso es mentira”.

Luego explica que él envió a un equipo a encargarse de la distribución de gas y de gasolina por la cantidad de “quejas” que llegaban a su despacho. Y recalca que: “Me llegó incluso la queja del ministro de Alimentación, a quien la gente le escribió que le están cobrando en dólares la comida en Pedro Camejo y la bombona también, entonces yo mandé un equipo para allá para asumir, porque lo puedo asumir directamente, la distribución de gas para evitar que a la gente la estuvieran robando con la venta del gas”.

Sobre el acaparamiento y venta ilegal de la gasolina en las estaciones de servicio del estado por parte de los militares afirma que es algo que vive combatiendo y que las estaciones de servicio continuarán militarizadas. Asimismo, negó hacer uso político de las vacunas y que la falta de dosis le ha impedido abrir los puntos de inmunización en los municipios Rómulo Gallegos y Pedro Camejo.

“Yo creo que uno tiene que desmontar las mentiras, una cosa es que nosotros no agarremos la campaña para estar descalificando y otra cosa es que nosotros aceptemos que estén generando esas matrices que son falsas”.

Y concluye: “Todo lo que se dice de mí es mentira y no creo que vaya a perder”.

El discurso de Leal

El alcalde del municipio Pedro Camejo por 17 años ininterrumpidos desde 2004, Pedro Leal, solo se refiere a Carrizalez en su discurso en tercera persona y en plural o, en su defecto, lo alude como “el otro lado”, al que describe como impositivo.

La participación que vamos a tener el 8 de agosto se llama reforzando la democracia y liberándonos de las imposiciones”, recalca.

primarias
Pedro Leal afirma que es hora que en apure se cambie el gobierno. Foto: Sulay García.

Leal considera que la respuesta que ha tenido su precandidatura constituye un riesgo para la continuidad del mandato de Carrizalez, por eso, atribuyó al nerviosismo y la desesperación las acusaciones en su contra y medidas adoptadas en su municipio. “No están aceptando el reglamento como tal, están por sus intereses personales”.

Denuncia que el mandatario regional, presuntamente, ha removido y reubicado a funcionarios públicos, jefes de calle y jefes de Clap por favorecer su precandidatura, “esta es una amenaza permanente de rotación”.

Asegura que después del 8 de agosto, “no van a poder imponer absolutamente nada, ni van a poder amedrentar. Yo pienso que están errados y ya el pueblo tiene una balanza aquí en el estado Apure y aquí no vamos a ceder ni un centímetro”.

Al igual que Carrizalez, Leal tiene certeza de su triunfo el 8 de agosto porque, afirma, después de 20 años llegó el tiempo de los apureños: “Es hora de que el estado Apure gobierne al estado Apure. No lo voy a derrotar yo, sino el pueblo de Apure, un guariqueño contra un apureño, pero a mí me tocaría decir ‘Apure, yo soy tu hijo’”.

A una semana de concluir la carrera por las primarias, estos precandidatos que parecen llevar la ventaja con respecto a los demás y que no parecen “compatriotas” sino contrincantes de partidos opuestos, todavía no asoman propuestas de gobierno para atender y resolver los problemas del estado, en caso de resultar favorecidos.


Participa en la conversación