Producción de las empresas básicas no llegó ni al 10% en 2019

producción en las empresas

Ferrominera es una de las pocas empresas que aún produce, aunque muy por debajo de su capacidad instalada. Durante 2019 apenas produjo poco más del 12 %.

Bolívar. 2019 fue el peor año para las empresas básicas, con un desempeño mucho menor al de 2018. Desde que las estatizaron, la producción viene en caída. El año cerró con porcentajes que no llegaron ni al 5 %. En el mejor de los casos alcanzaron solo entre 6 y 12 % de producción.

La producción de Sidor en 2019 fue de cero. De las 16 líneas de producción, solo está operativa Planta de Pellas, que hasta septiembre produjo 379.907 toneladas de aglomerado de mineral de hierro.

Alcasa y Venalum se encuentran inactivas luego del apagón nacional del 7 de marzo. El prolongado corte eléctrico sacó de funcionamiento las celdas que quedaban operativas, 13 en Alcasa y 19 en Venalum.

Ángel Brito, dirigente sindical en Venalum, detalló que entre el 1° de enero y el 7 de marzo, la empresa produjo aproximadamente 4500 toneladas de aluminio, lo que equivale al 1 % de su capacidad instalada. Esta produciría 430.000 toneladas anuales si tuviera sus 950 celdas operativas.

En otras oportunidades, Brito también precisó que la recuperación de cada celda en Venalum requiere de una inversión de 450.000 dólares por cada una.

En el caso de Alcasa, antes del apagón quedaban operativas 13 celdas de las 386 que tenía. Para entonces significó solo un 3 % de su capacidad instalada.

Según Miguel Ekar, dirigente en Alcasa, se produjeron unos planchones y unas bobinas que generaron divisas al Estado, pero se desconoce a dónde las destinaron.

producción en las empresas
Foto: Venalum
Las pocas que producen

Bauxilum tiene una capacidad instalada de seis millones de toneladas anuales de bauxita y dos millones de toneladas anuales de alúmina. Rolando Muñoz, trabajador de esta industria, señaló que en cinco meses solo se produjeron 50.000 toneladas de alúmina calcinada, de alto grado metalúrgico, lo que disminuye su calidad y afecta la venta en el mercado.

La empresa que tuvo la mayor producción en 2019 fue Ferrominera, y aún así muy por debajo de su capacidad instalada, aproximadamente 12 %.

Degraim Marichales, miembro del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera), detalló que en 2019 la meta de producción de mineral fino y grueso era de 14.131.469 de toneladas. Para diciembre se llegó a 3.173.506. En 2018 la producción fue de 3.103.857 toneladas.

La meta de producción de briquetas fue de 587.038. Marichales dijo que ni en 2018, ni 2019 se produjo. La empresa ya no inició operaciones por falta de repuestos y consumibles, y el arranque ahora queda sujeto a la adquisición de los mismos.

Nuestra capacidad instalada es de 25 millones de toneladas de hierro anuales. No rompemos esta cifra desde 2006-2007. Esto se debe a que los administradores de la empresa no mantuvieron las inversiones necesarias para el mantenimiento de todos los equipos«, denunció.

Aunado a la falta de producción en las empresas básicas de Guayana, en ninguna se cumple con sus contratos colectivos. Desde agosto de 2018, con la reconversión monetaria, eliminaron las tablas salariales, lo que implicó la pérdida de una serie de beneficios que hoy siguen adeudando.

En Alcasa y Venalum, además, se activó un plan de contingencia que permite el ingreso a planta a un grupo de trabajadores. El resto no tiene permitido el acceso a la empresa y son excluidos de beneficios que sí otorgan a los del plan de contingencia, en su mayoría encargados de labores de limpieza y mantenimiento de áreas verdes.


Participa en la conversación