Víctor Márquez, presidente de Apucv, dijo que un docente a tiempo completo quedó por debajo del sueldo mínimo actual y que irán a la Defensoría

Mabel Sarmiento Garmendia/@mabelsarmiento

Caracas. “Los profesores universitarios entramos al libro Records de Guinness al ser los únicos en el mundo que ganamos menos que el salario mínimo”.

Así se lee en uno de los tuits que el profesor Víctor Márquez, presidente de la Asociación de Profesores (Apucv), colgó a propósito del reciente aumento salarial de 30% decretado por el presidente de la República, Nicolás Mauro.

Según explicó Márquez ha sido política gubernamental incrementar el salario mínimo sin producir aumentos generales, lo que trae como consecuencia el deterioro salarial del resto de los trabajadores.

“Esa política ha afectado particularmente al cuerpo docente, a tal punto de que en 2001 y profesor ganaba 13 salarios mínimos y en la actualidad percibe 2.73. Y ahora se decreta otro ajuste que trae como resultado que un docente e a tiempo completo, en las categorías de Instructor y Asistente quede por debajo del salario mínimo”.

En consecuencia esto condujo a la paralización  durante 24 horas de las actividades docentes en todo el ámbito de la Universidad Central de Venezuela, protesta que se cumplió en más de 90 % el día lunes 4 de mayo.

Márquez indicó que ya se había solicitado, el pasado 19 de diciembre de 2014 en una reunión en el ministerio de Educación Superior, un incremento salarial para evitar la conflictividad en el sector, que a partir de ahora se declaró en asamblea permanente y además apuntó en agenda una serie de acciones de calle, que abarcan desde una cadena humana hasta marchas programadas a la Defensoría del Pueblo y al ministerio del Trabajo, lo que llamó las marchas de las togas.

Lee también
Médicos de Sucre instan a autoridades tomar previsiones para evitar aumento de la malaria con las lluvias

Las fechas de dichas acciones no fueron anunciadas, pues serán acordadas en las asambleas, según Márquez.

En los pasillos de esta casa de estudios la asistencia de estudiantes fue normal, pero la mayoría de los salones se estuvieron vacíos.


Participa en la conversación