“Protectores” de estados occidentales han rendido beneficios muy escuetos (y II)

protectores

José Antonio Rivas Leone, profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la ULA, destacó que los “protectores” de los estados andinos han sido derrotados electoralmente. De Jehyson Guzmán, la figura impuesta en Mérida, apunta que se ha dedicado a los Clap y ornato de la ciudad. Carlos Casanova, exparlamentario, afirmó que Freddy Bernal, el “protector” del Táchira, creó un Seniat paralelo para controlar las trochas. Mercedes Ramírez, politóloga y secretaria política de Vente Venezuela, se abstuvo de evaluar la gestión de Bernal porque es parapeto.

Caracas. En el polo opuesto del país: el occidente, los “protectores” de estado tampoco salen bien parados. Su misión no ha rendido grandes frutos para la colectividad.

José Antonio Rivas Leone, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Los Andes (ULA), destacó que la figura del “protector” no tiene asidero jurídico ni en la Constitución ni en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal.

Señaló que la revolución bolivariana se ha caracterizado por desinstitucionalizar los soportes de la democracia (partidos – sindicatos – gremios – procedimientos) y crear paralelismos: frente a los ministerios, las misiones, y frente a los gobernadores, los “protectores”, a quienes les han adjudicado competencias y recursos originalmente asignados a los gobiernos regionales y locales.

protectores
El profesor José Antonio Rivas Leone sostiene que la figura del «protector» no tiene asidero jurídico en la Constitución. Foto: Cortesía.

El académico afirma que las gestiones de estos “protectores” se limitan al control de las bombas y distribución de gasolina, impulsar algunos programas de asistencia, contribuir con el alumbrado, cortar monte y limpiar aceras.

“Podría decirse que los beneficios son muy escuetos”

Sobre el “protector” de Mérida, Jehyson Guzmán, candidato a la gobernación de la entidad con el auspicio del partido de gobierno, destaca que no se ha desconectado nunca como parte de los cuadros que tiene el PSUV.

“Guzmán ha tratado de impulsar algunas cosas referidas a apoyo a las comunidades, el tema de los Clap, contribuir con el ornato de la ciudad y actividades políticas, principalmente. Desconozco si hay algo más allá de estas decisiones y acciones”.

El investigador de la ULA hace un análisis y explica que el tablero político actual no está nada claro. “Los ‘protectores’ en los estados andinos han sido derrotados electoralmente. Los estados andinos han sido bastiones de la oposición, tal vez por la influencia critica de la Iglesia, la universidad, una ciudadanía crítica y otros aspectos”.

protectores
Foto: Cortesía.

Desde su óptica, las preguntas que hay que hacerse son: “¿qué persiguen con dichas imposiciones?, ¿promover las ciudades comunales?”.

Responde que los ciudadanos reclaman atención, respuestas puntuales a sus graves problemas de educación, salud, transporte, servicios públicos, luz, agua, gas y otros.

El centralismo actual es tan perverso como el del pasado y no terminan de entender en Caracas que el renacer del país pasa no solo por un sólido programa de estabilización macroeconómica, reformas secuenciales, sino además inversión privada nacional e internacional y, sobre todo, por la recuperación de las regiones. Potenciar sus recursos, atractivos, ventajas comparativas en diversas áreas y reglas de juego claras, no inventos y más atropellos a los poderes locales y a los ciudadanos. Miremos a nuestro alrededor las experiencias exitosas en América Latina y distan mucho de lo que acá acontece”.

Capricho presidencial

Carlos Casanova, exparlamentario periodo 2001-2006, también coincide en señalar que el “protector” no está definido en el texto constitucional como tampoco en la Ley de Administración Central.

La creación del “protectorado”, afirma, surge del “capricho presidencial para denegar de los gobernadores de oposición que resultaron elegidos en los comicios pasados. Para establecer una figura sobre la cual rindan tributos o jefatura las dependencias de los ministerios en los estados”.

Opina que los recursos con que cuenta “el protector” provienen de cualquier ministerio, del Poder Ejecutivo o del dinero que no les llega a las gobernaciones o alcaldías. Lo que configura una desviación de recursos porque el “protectorado” no es un organismo cuentadante.

protectores
Carlos Casanova advierte que los «protectores» no le rinden cuentas a nadie. Foto: Cortesía.

Casanova advierte que “los protectores” no le rinden cuentas al pueblo ni a nadie. “Estamos en presencia de un ‘protectorado’ que administra decisiones, de a lo mejor de ministerios, pero no tiene la competencia para ello. Vale decir, el ‘protectorado’ no tiene competencias en ningún lado, y no las tiene, porque el proceso revolucionario centralizó absolutamente todo. Concentró el manejo presupuestario en Nicolás Maduro, aproximadamente, en 90 %”.

A su juicio, el capricho presidencial no solo revela el carácter autocrático del Gobierno de montar una instancia que sea paralela no solo a las gobernaciones sino también a las oficinas de los ministerios con asientos en los estados.

Las políticas públicas se miden por resultado y como el ‘protectorado’ no obedece a una política pública no tiene resultados que mostrar”.

Casanova asoma su revisión de la gestión de Freddy Bernal, abanderado del PSUV a la Gobernación de Táchira. “Hoy están haciendo campaña electoral. No es otra cosa que el uso de recursos que le vienen de la nación para que puedan maquillar murales en las ciudades para decir que están haciendo algo”.

Subrayó que entre gobernador y “protector” no se dio la competencia que Maduro imaginó. “Ninguno de los dos tiene competencia, pero en sí liquidó una función constitucional establecida y reforzada en la ley: la de los gobernadores como agentes del Ejecutivo nacional y del presidente de la República”.

Apuntó que, en el caso del Táchira, Bernal ejerció una función política y policial. “En Táchira, además, asumió una parte del control de las trochas en materia de transporte de comercio internacional y estableció una suerte de pago a ese protectorado de 5 % del valor total de la mercancía que se moviliza. Esa figura por cierto no tiene esa cualidad en las leyes de Hacienda y de eso han vivido”.

Argumentó que una de las razones por las cuales el paso del comercio internacional no se abre por los puentes “es precisamente esta condición de especie de Seniat de aduana que ejerce el ‘protectorado’ en las trochas. Las perdería si pasa por los puentes de forma legal”.

Reiteró que el “protector” no contribuyó en absolutamente nada. “Es una figura generada para el caos político en los estados. Que el gobernador tuviera un contrincante con quien el Gobierno Nacional estuviera peleando. Que el ‘protector’ esté respondiendo, diciendo ‘ustedes no hicieron sin percatarse en el espejo que ellos tampoco hicieron nada’. Las gobernaciones y los ‘protectorados’ hoy están condenados a la asfixia presupuestaria del poder central”.

Figuras irrelevantes

Mercedes Ramírez, politóloga y secretaria política de Vente Venezuela en el estado Táchira, dejó en claro que, en la Constitución chavista, se precisa con gran claridad la división de los poderes públicos en Venezuela y qué instituciones a su vez los representan.

La Carta Magna deja muy claro en su artículo número 160 que el Gobierno y la administración de cada estado corresponde a un gobernador o gobernadora…”.

Acotó que en ninguna parte aparece la figura del “protectorado” por lo cual “impuesta desde el Ejecutivo viene a usurpar funciones administrativas, a romper el hilo constitucional y darle un golpe a la institucionalidad. Por ende, genera ingobernabilidad en la entidad, situación que podría ser sancionada hasta en el contexto penal”.

protectores
Para Mercedes Ramírez con la situación país es irrelevante la figura del «protector» y del gobernador. Foto: Cortesía.

Ramírez es partidaria de revisar la naturaleza política-histórica y el génisis conceptual del ‘protectorado’, porque no representa los principios democráticos. Por el contrario, es la imposición de “sistemas autoritarios”.

Para la politóloga, esta imagen simplemente usurpa funciones y atiende a órdenes de la “cadena de mando de usurpadores” y no solo afecta a las regiones sino también a la democracia y a la institucionalidad y al final al ciudadano, a quien se le impuso una figura paralela.

Por eso, se abstuvo de hacer una evaluación del ‘protectorado’ de Bernal. En la situación país, destaca, ya es irrelevante la figura del “protector” incluso la del gobernador.

“El régimen destruyó la institucionalidad y actúa a su antojo. Los cargos son simples parapetos y adjudicaciones que hacen para aparentar una supuesta democracia y una supuesta descentralización del poder, solo la libertad nos devolverá la República, la verdadera democracia y la consolidación de instituciones sólidas”.


Participa en la conversación