Las escuelas de Fe y Alegría en el estado Monagas no escapan a la situación de precariedad que exhiben esos planteles en todo el país. La falta de seguridad hace que las instituciones sean víctimas del hampa que se roba los pocos artículos y utensilios que tienen. Otra constante es la falta de maestros así como los daños en las infraestructuras. La época de lluvias agrega más problemas porque los niños se mojan en los salones de clases.

Monagas. Con filtraciones en el techo, estructuras no aptas, robos constantes y falta de maestros marcan el funcionamiento de las escuelas de fe y Alegría en el estado Monagas.  La escuela técnica comercial Ángel de la Guarda, ubicada en Sabana Grande y U.E padre Luis Antonio Ormieres, ubicada en el sector la Muralla. Ambas intentan mantenerse de pie para brindar educación a más de 2500 estudiantes que forman parte de las instituciones.

Escuela Técnica Comercial Ángel de la Guarda

Las carencias están a la orden del día y es que solo basta pasearse por el área principal del plantel para vislumbrar las necesidades e incomodidades que viven a diario quienes trabajan y reciben educación en el lugar. Al menos 3 aulas han sido clausuradas como consecuencia de filtraciones y falta de láminas del techo. La falta de las láminas es atribuida a desgaste por los años que tienen sin renovarse y otras, han sido robadas.

En el caso de la cancha al menos 30% no tiene techo, personal de la institución acusa al hampa común. Así como que los salones de primer año, lo que genera que los niños se mojen en temporada de lluvia.

Lee también
Con la pandemia Fe y Alegría volvió a sincerar los contenidos educativos

“Nos hacen falta 4 aulas no, nos damos abasto. Tenemos que ver clases en la biblioteca, en las áreas verdes, porque el techo en los salones tiene muchos huecos y los muchachos se mojan”, comentó Rosa Medina, subdirectora de la institución.

filtraciones en el techo
En la escuela Ángel de la Guarda tres aulas de clases han sido clausuradas. Foto: Natacha Sánchez.

Las condiciones de infraestructura no están aptas para impartir clases, en una escuela que al parecer ha quedado olvidada. En algunas oportunidades son los mismos padres quienes ayudan al mantenimiento y reparan los pupitres.

El déficit de pupitres es de más de 50%. La institución posee una matrícula de al menos 1.033 estudiantes y cuentan únicamente con 500 pupitres, por lo que profesores han destinado otros espacios como la biblioteca, coordinación y la cancha para las de actividades educativas.

Muchas veces con esta situación tratamos de hacer las actividades pedagógicas de manera dinámica, nos vamos a las áreas verdes, para que ellos no sientan las carencias que tenemos”, precisó Medina.

Robos constantes

En el 2019 la directiva de la institución ha podido contabilizar 3 robos graves. Uno de ellos dejó sin electricidad a la parte central del plantel educativo. Los delincuentes se llevaron al menos 100 metros de cable. Dejaron a la institución sin electricidad desde que inició el año escolar.

En los demás robos ha sido afectada el área del comedor, además de cargar con las láminas del techo.

“Los delincuentes han entrado forzando puertas e incluso por el techo de la institución. Mayormente se roban los alimentos que nos suministra el PAE y el programa Fe y Alegría

Ante la falta de techo en algunas aulas de clases, la situación se agudiza e incluso se suspenden las actividades.

Lee también
Gigantesco esfuerzo hacen directivos y docentes por salvaguardar la relación con los estudiantes

“Cuando llueve tenemos que suspender la clase o la actividad que estemos realizando. Los muchachos se nos mojan. Por lo general tratamos de irnos a otro espacio como la coordinación que no se moja tanto”, detalló Medina.

Después de 34 años de fundada, poco mantenimiento a sus instalaciones y con una matrícula amplia, directivos de la escuela técnica Ángel de la Guarda continúan esperando que las autoridades del estado giren su mirada hacia la problemática que día a día vive la institución.

U.E Padre Luis Antonio Ormieres

Con 56 años de fundada. Al menos 80% de la institución está deteriorada, según lo informa la subdirectora del plantel Zurima Serrano; y es que no solo las filtraciones y carencia de profesores ha dificultado la educación de los niños y jóvenes, sino también la delincuencia. Aproximadamente en 4 oportunidades la escuela ha sido saqueada en alguna de sus aéreas, en la sala de de informática hurtaron al menos 10 computadoras y en la cocina se han llevado utensilios y herramientas para la preparación de la comida.

Las aéreas que se encuentran más vulnerables en cuanto a las carencias que tiene la institución como falta de techos y pupitres son: la biblioteca, el auditorio, la capilla y la sala de informática.

filtraciones en el techo
80% de la escuela padre Luis Antonio Ormieres está deteriorada . Foto: Nataca Sánchez.

En este año nos han robado alrededor de 4 veces porque la escuela de noche queda en tinieblas y a pesar que tenemos un vigilante, este no está armado. La escuela es muy grande, abarca casi una manzana” precisó Serrano.

Los directivos del plantel manifestaron que en reiteradas oportunidades han hecho de conocimiento del estado la falta de vigilancia en el plantel, incluso en oportunidades han recurrido a las instituciones del estado para solicitar apoyo a los cuerpos de seguridad.

Lee también
Fe y Alegría hizo un milagro y logró llegar a 81% de sus estudiantes en el confinamiento 

“El día jueves 28 de noviembre, y en otras oportunidades, hemos llevado cartas a la milicia y Defensoría del Pueblo. Pero no nos dan respuesta” sentenció la subdirectora de la institución, Zurima Serrano.

El déficit de pupitres es otra constante, los que disponen no dan abasto para los más de 1.400 estudiantes, 4 aulas han sido cerradas ante esta carencia. Docentes y directivos han “solucionado” con mesas de la biblioteca y otros espacios.

Maestros son sustituidos por preparadores o representantes

La diáspora ha hecho estragos en gran parte de los planteles educativos de Monagas, los educadores en busca de mejor calidad de vida deciden emigrar. En la U.E Padre Luis Antonio Omieres, la ola de migración ha hecho estragos y es que los docentes que se han ido del país han sido sustituidos por los mismos representantes, (los cuales de acuerdo con lo informado por la directiva del plantel se encuentran preparados para impartir clases), y preparadores estudiantiles.

Son más de 30 los representantes que fungen como docentes dentro de esta institución, aunado a que hacen falta al menos 4 docentes más para completar la matricula.

filtraciones en el techo
Los padres fungen como maestros para palear la migración de los docentes. Foto: Natacha Sánchez.

“Los maestros han migrado y los hemos sustituido por representantes. La mayoría de los que dan clases aquí son representantes, también tenemos una preparadora calificada para impartir clases de inglés. Pero nos hacen falta dos docentes de inglés y dos de matemática para completar la matricula” destacó Serrano.


Participa en la conversación