El exalcalde de San Diego (estado Carabobo) Vincencio “Enzo” Scarano, por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD); el diputado a la Asamblea Nacional Javier Bertucci, apoyado por la Alianza Democrática, y el abanderado del Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV), Rafael Lacava, que opta por la reelección, son la principal oferta para los comicios del próximo 21-N en Carabobo.

Valencia. Un excandidato presidencial y un exalcalde se presentan el próximo 21 de noviembre como opciones para suceder al gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, quien aspira a la reelección por el PSUV.

Javier Bertucci y Enzo Scarano aspiran devolverle a Carabobo el esplendor como una de las zonas industriales más importantes del país.

Carabobo
Foto: Cortesía
Rafael Lacava

Hace cuatro años en su toma de posesión, el actual gobernador de Carabobo, Rafael Lacava,  reveló el nombre que a la postre se convertiría en su eslogan político y de gestión: “Carro e´ Drácula”. En aquel entonces era para hacer alusión a que los ciudadanos que se encontraban fuera de la ley serían puestos a derecho. Hasta modificó un carro fúnebre con una jaula para advertir que todo el que cometiera un acto que atentara contra la seguridad alimentaria y la salud de los carabobeños entrarían al “Carro e´Drácula”, acto que constituye una violación del artículo 60 de la Constitución nacional, por atentar contra el honor y la reputación de los ciudadanos.

En su gestión incorporó unos 130 autobuses escolares de segunda mano comprados en Estados Unidos para paliar las deficiencias del transporte público. Los llamados «Transdrácula» solo fueron un paliativo, pues ya casi ni se ven en las calles. Hasta la fecha se desconoce cómo fueron adquiridas estas unidades de transporte.

A esto se le suma «Hidrodrácula», que fueron unidades cisterna que Lacava incorporó para solventar la crisis de agua potable.

Para la activación de la Corporación «Gasdrácula» eliminó la figura de Pdvsa Gas Comunal en Carabobo desde junio de 2019. Aseguró que pretendía acabar con la escasez de gas doméstico, sin embargo el remedio no ha causado grandes efectos, pues los carabobeños reportan hasta tres meses de retraso en la entrega del carburante, que además se tasa en divisas.

Lacava no tiene en su historial como gobernador la ejecución de obras de infraestructura de alto impacto en la región. Se ha dedicado a pintar brocales e iluminación de las autopistas. Carabobo incorporó en 2018 el cobro de peajes, cuyos montos aumentan unas tres veces al año.

Cuando se reactivaron los peajes prometió 80 patrullas y 80 motos al servicio de los conductores, además de cinco grúas destinadas a las autopistas y cuatro ambulancias, de las cuales dos podrían trasladar pacientes que ameriten terapia intensiva. También prometió cámaras de videovigilancia y que activaría 18 puntos de venta para el pago electrónico. Esto último solo duró unos meses mientras se mantuvo activo el punto de venta en la Autopista Regional del Centro (ARC), a la altura del municipio Los Guayos. Ninguna de estas promesas las ha cumplido.

Según el Sindicato de Maestros del estado Carabobo, de las 360 escuelas que dependen de la administración regional, 30 % no pudo recibir a los estudiantes en el inicio del año escolar 2021-2022 por su alto deterioro y falta de mantenimiento.

Rafael Lacava ha sido duramente criticado por descontinuar el símbolo de los ojos de Chávez en su gestión. También se desligó del rojo tradicional del chavismo, pese a que en varias ocasiones ha fungido como enviado de Nicolás Maduro para entablar conversaciones con el gobierno de EE.UU.

Carabobo
Foto: Cortesía
Enzo Scarano

Vincencio “Enzo” Scarano es conocido como empresario y con trayectoria de gestión gubernamental. Se desempeñó como alcalde de San Diego entre 2004 y 2014, fue destituido por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ese año, en el marco de las protestas antigubernamentales contra Nicolás Maduro.

El 2 de marzo de 2017 la Contraloría General de la República (CGR) lo inhabilitó para ejercer cargos públicos por los siguientes 15 años. Se mantuvo fuera del país y regresó en agosto de 2021 para ser candidato a la Gobernación de Carabobo. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) lo apoyó luego de resultar favorecido en una encuesta para ser el abanderado unitario.

Hasta el momento se desconoce si la CGR levantó la inhabilitación, pero su inscripción como candidato ante el CNE se formalizó la noche del último día para las postulaciones.

Carabobo
Foto: Cortesía
Javier Bertucci

Tras su fallida candidatura presidencial en los cuestionados comicios de 2018, Bertucci se presenta como opción para los carabobeños el próximo 21 de noviembre. Es empresario, pastor evangélico de la Iglesia Maranatha y diputado de la Asamblea Nacional por Carabobo.

Bertucci pertenece al Alianza por el Cambio, los apoyan representantes de partidos políticos como Primero Venezuela, la fracción de Acción Democrática comandada por Bernabé Gutiérrez, Copei y Voluntad Popular. A estas facciones de partidos se les conoce como “Los Alacranes” por deslindanse de sus toldas originarias luego de que un grupo de diputados recibieran coimas a cambio de limpiar la imagen del empresario colombiano Alex Saab, acusado y extraditado a Estados Unidos por lavado de dinero.

En la precampaña Bertucci se jactó de hacer un evento en la avenida sesquicentenaria al sur de Valencia, en el que movilizó autobuses para trasladar simpatizantes que venían desde Caracas. Su carpa personal estaba habilitada con baño privado y aire acondicionado.

En la presentación de su plan de gobierno alquiló los salones de un costoso hotel de la entidad. Tuvo despliegue técnico y audiovisual para su intervención, en las que destacó el “Plan Gas Para todos”, que será una alianza con empresas privadas para sustituir las bombonas tradicionales.

Recientemente recibió el apoyo de un grupo de afectos a la administración de Nicolás Maduro. Se trató de “Motorizados Chavistas”, con quienes recorrió el sur de Valencia en plena crisis por combustible.

Estos son los aspirantes a la Alcaldía de Valencia
Foto: Cortesía
Carlos Lozano

Abogado que durante 30 años, afirma, se ha mantenido recorriendo las calles de Valencia denunciando en las últimas tres décadas la falta de agua potable, alumbrado público, asfaltado e inseguridad. En 2015 fue electo diputado a la Asamblea Nacional por el circuito 5, que abarca el sur de la capital carabobeña.

En 2017 fue candidato a la Alcaldía de Valencia. En esa oportunidad se midió con el chavista Alejandro Marvez y el exalcalde Miguel Cocchiola, que no retiró su candidatura a pesar de tener mala evaluación de su desempeño por los valencianos.

Lozano propone en su plan de gobierno cinco ejes para el desarrollo y reimpulso de la ciudad. Entre ellos destacan: recuperación de los 17 preescolares municipales, reactivación de los pozos profundos, atención primaria para los adultos mayores en los ambulatorios de la municipalidad, reactivación de las Unidades Móviles Odontológicas e impulsar la política local de adaptación al cambio climático, con la que pretende reforestar espacios con siembra de 3.000 árboles por año.

También ha dejado permear que cuenta con el apoyo de la banca internacional para el otorgamiento de créditos en pro del desarrollo de proyectos en la capital carabobeña.

Carabobo
Foto: Cortesía
Julio Fuenmayor

Es el candidato por el Gran Polo Patriótico. Desde 2017 hasta la fecha se ha desempeñado como Coordinador de Operaciones de la Alcaldía de Valencia. No es una figura mediática, sin embargo, mediante boletines de prensa se ha conocido que ha sostenido encuentros con educadores, trabajadores de la salud y ciclistas de valencia.

Prometió que realizaría una ciclovía. En cuanto a la educación aseguró que trabajará por generar planes piloto tecnológicos que potencien los procesos de enseñanza y aprendizaje en la jurisdicción.

Hombre de pocas palabras y sin discurso político, a Fuenmayor lo acompaña un equipo de prensa que agrupa trabajadores de la Alcaldía de Valencia.

Foto: Cortesía
Rubén Limas

Médico traumatólogo y político de Acción Democrática. Lo apoya la fracción de la tolda blanca que se desligó de Henry Ramos Allup y los partidos de la Alianza Democrática. También es Diputado a la Asamblea Nacional electa en 2020 por el estado Carabobo.

Limas contempla en su plan de gobierno que la capital carabobeña será el epicentro del proyecto de Ciudades Inteligentes, Sostenibles y Resilientes para apuntar al progreso integral de todos sus ciudadanos.

Explicó que este proyecto, pionero en Venezuela, tiene su inspiración en los estudios del Instituto Universitario de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) y el programa de Ciudades Inteligentes de la Unión Europea (UE), y que básicamente consta en el aprovechamiento de los recursos tecnológicos y de la información para el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Uno de los principales problemas que deberá enfrentar quien resulte electo en la gobernación carabobeña son los apagones que viven las comunidades de Valencia, con cortes de luz que en muchos casos sobrepasan las 12 horas.


Participa en la conversación