«Desde que Lacava llegó a la gobernación han desmejorado las condiciones laborales»

condiciones laborales

Advierten que en el ejecutivo regional se lleva a cabo una política discriminatoria, pues solo un grupo de trabajadores recibe un bono extra y bolsas de comida. Trabajadores rechazan que el pago de aguinaldos sea fraccionado, pues consideran que con la inflación se diluye el ingreso. Recibieron el primer pago el 2 de noviembre y desconocen cuándo cancelarán el resto.

Valencia. En 2018 la Gobernación de Carabobo contaba con 35.000 trabajadores, actualmente solo quedan 20.000, esto debido a la deserción por los bajos salarios que ofrecen y la discriminación que lleva adelante el ejecutivo regional para beneficiar a ciertos empleados con bonos fuera del pago de nómina y entrega de bolsas de comidas, indican trabajadores. Toda esta situación los lleva a una sola conclusión: desde que Rafael Lacava llegó a la gobernación han desmejorado las condiciones laborales.

La secretaria general del Sindicato Único de Empleados Públicos de la Gobernación de Carabobo, Judermi García, precisó que en agosto de 2018 fue cuando se perdió gran parte de los beneficios contractuales, entre ellos el tabulador especial del salario.

Se nos están violando flagrantemente nuestros beneficios de la convención colectiva. Ahorita está operando una política de discriminación, en el sentido de que están pagando una bonificación a ciertos y determinados trabajadores. Bolsas de comida, eso no existe en la Gobernación de Carabobo. Hasta 2017 estuvimos haciéndole seguimiento, nosotros habíamos llegado a un acuerdo y a nuestros afiliados se les daba una bolsa de comida. Pero luego de eso las bolsas de comida se dan de forma sectorizada, excluyendo a trabajadores que se encuentren de reposo o de vacaciones”, señaló García.

Asimismo, indicó que la venta de bolsos escolares a la que tanto se le hizo publicidad solo llegó a 25 % de los trabajadores.

La dirigente sindical afirmó que los trabajadores de la Gobernación de Carabobo están pagando para ir a trabajar, toda vez que el salario de 150.000 bolívares mensuales no alcanza para cubrir los gastos de transporte, alimentación y recreación. Manifestó que el nuevo personal que ingresa al poco tiempo renuncia, porque no devenga un salario que cubra sus necesidades. Para los trabajadores es evidente que sus condiciones laborales han desmejorado.

Lee también
Los bodegones son una nueva fuente de empleo para los trabajadores en Anzoátegui
Rechazan pago fraccionado de aguinaldos

Judermi García manifestó su descontento con la iniciativa de pagar los aguinaldos de forma fraccionada, pues considera que corren el riesgo de que se pulverice el ingreso debido a la inflación galopante.

Recordó que en la convención colectiva se establece cuatro meses de pago por concepto de aguinaldos. Señaló que el 2 de noviembre recibieron la primera parte del bono, pero que desconocen cuándo les cancelarán el resto, porque no existe un cronograma de pago.

“No tenemos comunicación con el ciudadano gobernador ni con la persona a la que él delegó. Hemos agotado todas la solicitudes de audiencia y no hay respuestas a nuestros requerimientos”, concluyó la representante sindical.


Participa en la conversación