Siete fugados de la comisaría de Polilara han sido asesinados en operativos para capturarlos

Detenidos fugados de la comisaría de Polilara

La fuga de 13 presos de la sede policial, durante la cual fue asesinada una oficial de policía, destapó una serie de irregularidades cometidas por los funcionarios, que presuntamente cobraban a los detenidos para permitirles salir, tomar alcohol y recibir visitas conyugales. Siete de los fugados han sido asesinados durante operativos realizados por cuerpos de seguridad estatales.

Barquisimeto. Trece presos se fugaron de la comisaría Río Claro, ubicada al sur de Barquisimeto, estado Lara, el pasado 18 de mayo, un hecho en el que asesinaron a la oficial de la policía del estado, Griseilys Betzabet Saavedra, de 21 años de edad.

La confesión de Jean Franco Ramírez, autor del disparo que mató a Saavedra, destapó una presunta trama de corrupción en ese centro policial, que trajo como consecuencia la detención de tres polilaras y de cuatro mujeres.

Durante los operativos de búsqueda, encabezados por la Dirección de Inteligencia y Estrategias Policiales (DIEP) de Polilara y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), han sido asesinados siete de los reos fugados y dos jóvenes que presuntamente habrían cooperado con ellos.

Ramírez temía por su vida y se entregó el 19 de mayo en la Defensoría del Pueblo.

Noche de fuga

Griseilys Betzabet Saavedra sabía las irregularidades que se cometían en la comisaría y había manifestado a su padre que quería un cambio. Los polilaras presuntamente cobraban 50.000 bolívares a los presos por dejarlos salir de las celdas.

Al menos 15 de los 39 allí recluidos estaban vinculados con la irregularidad. También pagaban sumas por alcohol y 80.000 bolívares por visita conyugal. Las rumbas que organizaban se exponían en redes sociales.

Lee también
Borges y Guanipa piden transparencia al gobierno interino de Juan Guaidó

A la joven policía le tocó cumplir una guardia junto con los oficiales Jesús Sánchez, de 20 años; Wilder Rodríguez, de 31 y Javier Colmenares, de 20 años. La noche del incidente fue a su casa a cenar y a cambiarse. Como se veía apurada, sus padres le preguntaron qué pasaba y comentó que los presos estaban alborotados. Sus compañeros habían dejado ingresar a Danielys Rodríguez, de 32 años; María Suárez, de 30; Katherine Flores, de 28 años y Edgarlis Martínez, de 25. No era la primera vez que ellas acudían, además, los presos estaban tomando alcohol dentro de la comisaría.

A las 9:00 p. m. los reos sometieron al oficial Sánchez, lo golpearon, lo despojaron de su arma de reglamento y lo metieron al baño. Saavedra reaccionó, quiso frustrar la fuga, pero Ramírez le disparó fatalmente en la cabeza y le quitó el arma. Al oficial Rodríguez lo hirieron en un costado y un brazo, mientras Colmenares resultó ileso.

En total escaparon 13 detenidos identificados como Eloy  Azuaje,  Edinson Riera, Ronny González, Jesús Lucena, Johander Barrios, Francisco Monasterio, Johandri González, Roger López, Jesús Hernández, Deivis Heredia, Elvis García, Adixon Pérez y Jean Franco Ramírez. Los evadidos estaban detenidos desde 2015 y 2017 por robo, robo de vehículo, droga, porte ilícito de arma de fuego y homicidio.

Comisiones de la DIEP de Polilara y de las FAES llegaron al pueblo para dar con los fugados. Hasta ahora van 9 personas asesinadas. A Francisco Monasterio y Johandri González, el mismo 18 de mayo, la FAES los localizó en la avenida Ribereña, junto con un joven sin identificar que los ayudaba a escapar.

Lee también
Andrés siempre sale en su bicicleta con un morral repleto de arepas para ayudar a los más necesitados

El 19 de mayo mataron en la calle 38, entre carreras 23 y 24, a Roger López y a Jesús Hernández. Ese mismo día asesinaron a Deivis Heredia y Jesús Moreno, quien buscaba a Heredia en una moto. El 20 de mayo fue ultimado Elvis García y el 21 de mayo Adixon Pérez, todos ellos por la DIEP en Río Claro.

Los tres polilaras involucrados en los hechos fueron detenidos e imputados por el delito de corrupción agravada, evasión favorecida y asociación para delinquir, mientras las cuatro mujeres fueron imputadas por evasión favorecida en grado de complicidad.


Participa en la conversación