Sindicalista Luis Hernández: Trabajadores desincorporados de El Palito serán reemplazados por 300 empleados iraníes e indios

En la refinería El Palito en Puerto Cabello había aproximadamente 3200 empleados venezolanos, de esto 800 han sido desincorporados de manera indefinida.

Valencia- El 27 de mayo le llegó una información a un grupo de trabajadores de Petróleos de Venezuela, (Pdvsa), específicamente aquellos que laboran en la refinadora El Palito, ubicada en la costa de Puerto Cabello. El comunicado en cuestión básicamente indicaba que estaban desincorporados de sus puestos de trabajo. Aunado a esto, no podían ingresar a la planta. Luego de varios meses estos 800 trabajadores siguen en un limbo.

En distintos medios de comunicación, así como en redes sociales se difundió la versión de que estos trabajadores habían sido despedidos por la estatal. De acuerdo con Luis Hernández, presidente del Frente de Trabajadores Petroleros Rompiendo Cadenas, no se le puede llamar despido masivo. «Ellos lo que vivieron fue una desincorporación indefinida».

Esto es parte de un juego del régimen, con los trabajadores. Es más, podríamos decir que se trata de un ensayo que empieza en El Palito. Luego irá paseándose por toda la petrolera hasta llegar a las demás empresas básicas».

El sindicalista además, explica que esta desincorporación no incluiría una suspensión del sueldo, si no que seguirían percibiendo su salario, pero sin los beneficios que aún subsisten.

Cabe destacar que muchos de estos empleados llevan alrededor de 15 años en sus puestos de trabajo. «Para ser específicos hay unos que tiene 14 años y un mes. Ellos están protegidos por la Ley de Hidrocarburos y por eso, gozan de una estabilidad legal. La gran mayoría de estos trabajadores rozan los 60 años de edad y están en un proceso de jubilación».

De acuerdo con el sindicalista, una vez terminen con el proceso de desincorporación en El Palito, el siguiente objetivo será la refinería de Amuay y aquellas ubicadas en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui.

Iraníes en El Palito

Estas desincorporaciones según lo explicado por Hernández tienen como fin dar espacio a los trabajadores iraníes. El objetivo principal sería poner en marcha la deteriorada refinería, la cual cuenta con un amplio historial de fallas y accidentes como: explosiones, derrames petroleros, los cuales han afectado la costa carabobeña y falconiana.

De acuerdo con Hernández es poco viable que la mano de obra extranjera logre algún cambio importante. La razón es que la maquinaria de El Palito es de fabricación estadounidense, por lo que los iraníes no cuentan ni con el conocimiento, ni con la tecnología para lograr su cometido. «Para hacer lo que ellos quieren hacer tendrían que tumbar la refinería completa».

Como un problema añadido, el cual tiene una repercusión total sobre la operatividad de El Palito está el deterioro del Sistema Eléctrico Nacional. «Sin energía no se puede operar». Culpa de las negligencias sufridas al presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores y Trabajadoras del Petróleo de Venezuela, Wills Rangel, por ponerse del lado del gobierno y no de las necesidades de los trabajadores. «Aún no se ha pronunciado».

Desde el Frente en el cual se encuentra, Hernández puntualiza que siempre estarán del lado de los trabajadores petroleros, quienes a su juicio una vez más han sufrido una injusticia. «Eso queda más que claro cuando decides desincorporar a parte de tu equipo para traer mano de obra extranjera. Más aún si le pagarás sueldos internacionales, mientras a nosotros nos pagan mal. Nosotros que conocemos a la refinería y que hemos dado nuestra vida. Este es el gran negocio de los iraníes. Yo te cambio esto, pero yo llevo a mi personal»:

Margarita y unos indios

El sindicalista reitera que no aceptarán tal decisión, la cual a su juicio viola varias leyes como: la Constitución, específicamente el artículo 91, pero también la Ley Orgánica del Trabajo y además,  la Convención Colectiva Petrolera.

Al parecer, desde hace varios meses ya se encontrarían los trabajadores iraníes en territorio venezolanos. «Son alrededor de 300 o 350. Algunos ya se encuentran aquí, si no, están en camino y les están preparando el lugar en el que vivirán. Muchos ya están instalados en Margarita».

Estos 800 trabajadores desincorporados, pertenecen a los 3200 empleados que integraban la refinería El Palito. Esta operación es parte de los intentos del gobierno de Nicolás Maduro por poner en marcha la refinería El Palito. De acuerdo con Hernández dichas labores iniciaron exáctamente el 2 de junio del 20221. No obstante, fue en 2019 cuando comenzaron las pruebas de reactivación, en esa oportunidad trabajando de la mano con la industria rusa, india e iraní, por lo que le proceso se ha complicado.

Hernández se sincera y comenta que estos 800 trabajadores no contaban con las capacidades necesarias para trabajar dentro de la industria petrolera venezolana. ·»Son personas que abultaron la nómina por motivos políticos, pero como trabajadores al fin, no podemos dejar de apoyarlos en cualquier tipo de protesta o actividad que puedan realizar».

Aunado a esto los trabajadores que traería la compañía iraní no serían todos del país oriental, si no que también provendrían de la India. «Son sus trabajadores esclavizados, les pagan muy mal, sin embargo a los iraníes le darían buena cantidad y en dólares».


Participa en la conversación