Recientemente, el gremio de transportistas presentó ante el Ministerio de Transporte una propuesta de aumento de pasaje a 3 bolívares. El planteamiento incluía las tarifas de las rutas urbanas e interurbanas, a escala nacional. Pero este monto tiene al menos dos meses que es cobrado por transportistas de algunas rutas caraqueñas.

Caracas. En la ruta de Antímano-Plaza Venezuela cobran a 2 bolívares el pasaje en transporte público. Si el traslado ocurre un domingo, día feriado o se hace de noche, la tarifa suele aumentar a 3 bolívares por usuario. Mientras que en las rutas cortas, dentro de las barriadas de Antímano, el pasaje se mantiene entre 1,50 y 2 bolívares. Todas estos montos tienen vigencia desde principios de año, enfatizó una vecina de la parroquia.

Recientemente, el sector de transportistas presentó ante el Ministerio de Transporte una propuesta de aumento de pasaje a 3 bolívares. El incremento incluiría tarifas de las rutas urbanas e interurbanas, a escala nacional. Sin embargo, esta tarifa de 3 bolívares es cobrada desde hace al menos dos meses por choferes de algunas rutas caraqueñas.

De Montalbán a la redoma La India, en la parroquia La Vega, cobran entre 1,50 y 2 bolívares. Mientras que de la redoma a Chacaíto la tarifa es de 2,50 bolívares. Hasta Chacao asciende a 3 bolívares. Los que van de Zona Rental a Zoológico (en la parroquia Caricuao), cobran 2,50 bolívares. De igual forma, como ocurre en otras rutas, la tarifa nocturna sube a 3 bolívares.

“Y hasta 4 bolívares he pagado cuando ya son las 9:30 p. m. y saben que es la última unidad prestando servicio”, comentó Beatriz Bohórquez, habitante de la urbanización Montalbán. Los cálculos de Beatriz estiman que invierte entre dos y tres dólares en pasaje diario, y semanal al menos 10 dólares. Esto en un país donde el salario mínimo apenas llega a los 30 dólares (130 bolívares).

Cuestión de horario

En las rutas internas de La Vega el pasaje está en 2 bolívares. Esperanza Martínez, habitante de la comunidad, explicó que eso es lo que paga desde Las Torres, una de las zonas más altas de la parroquia, hasta Las Casitas. Desde ahí debe abordar otra unidad que la lleve hasta la parte baja de La Vega, lo que representa 2 bolívares más. Y si debe llegar hasta el centro de Caracas desde la redoma, por ejemplo, la tarifa está en 1,50 bolívares.

“Aunque después de las 6:00 p. m. cobran hasta 3 o 4 bolívares en las rutas internas de La Vega”, añadió Martínez, quien semanalmente debe gastar unos 55 bolívares en pasaje, lo que es equivalente a 13 dólares aproximadamente.

Las rutas que van desde Propatria a Chacaíto aún mantienen las tarifas entre 1,50 y 2 bolívares. La ruta que funciona hacía desde El Silencio hasta la parroquia 23 de Enero tiene al menos tres semanas cobrando 1,50 bolívares de pasaje. “Aprovechen, que la mayoría ya está cobrando 2 bolívares”, comentó el colector de una de las únicas a los usuarios que se quejaron por el aumento sin previo aviso.

En las líneas interurbanas (entre municipios) algunas se mantienen en 2 bolívares. Esa es, por ejemplo, la tarifa de El Cafetal – Chacaíto/El Silencio, trayecto en el que el monto se cobra desde hace un mes.

Posición oficial

La respuesta de las autoridades del Ministerio de Transporte a la propuesta del sector fue “estamos evaluando”, aseguró José Luis Trocel, presidente del Frente Unido de Transporte del estado Aragua y secretario general del Comando Intergremial del Transporte.

Estamos esperando que ellos nos llamen para saber qué vamos a hacer”, añadió el vocero del sector.

El último anuncio oficial sobre la tarifa del pasaje fue en octubre de 2021. En esa ocasión, en la Gaceta Oficial N° 42.239 el Ministerio de Transporte publicó un exhorto oficial dirigido a quienes tienen competencia en materia de transporte urbano a respetar y mantener la tarifa de 0,50 bolívares para las rutas menores a 20 kilómetros.

Los argumentos del sector para llevar la tarifa del pasaje a 3 bolívares son el alto costo de los repuestos para las unidades y el efecto en la economía generado por la reciente entrada en vigencia del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF), el cual aplica para los establecimientos que reciban pagos en divisas o criptomonedas distintas al petro.

Nosotros pagamos todo en dólares, pero cobramos en bolívares”, añadió Trocel.

Yelmira Jiménez, presidenta de la Asociación de Conductores la Voluntad de Gandhi, declaró que en la actualidad todos los agremiados del sector se encuentran presentando sus datos ante el Ministerio de Transporte. Este sería el primer paso para el registro que será utilizado para la aplicación del sistema de cobro de pasaje digital.

No obstante, la propuesta del Ministerio de Transporte es que para cuando se implemente este nuevo método de pago, que han intentado aplicar varias veces, la tarifa del pasaje sea en un bolívar. “Cosa con la que nosotros no estamos de acuerdo. Esa tarifa está muy por debajo de la que nosotros estamos solicitando”.

Y aunque la tasa de dólar se ha mantenido estable en los últimos cinco meses, esto no se ha reflejado en una reducción de la inflación en el costo de los insumos y repuestos para los vehículos. «El transporte público es de los pocos sectores que sigue cobrando en efectivo», añadió Jiménez.

Escasez de combustible subsidiado

Este miércoles, 6 de abril, Trocel denunció que el gremio de transportistas dispone de muy poco combustible en este momento, debido a una presunta escasez en las estaciones de servicio dispuestas por Pdvsa para el subsidio del sector, medida aplicada por el gobierno de Nicolás Maduro en el año 2020.

Hago un llamado a Pdvsa para que cumpla con abastecer las estaciones designadas para el subsidio del sector transporte. Esto está sucediendo a nivel nacional, en todas las estaciones”.

En Caracas, al menos siete estaciones de servicio son exclusivas para el abastecimiento de diésel o gasolina para unidades de transporte público y de carga. Desde principios de marzo, empezó un rumor entre miembros del sector transporte, según el cual en varias gasolineras pasarían a cobrar el combustible a 0,50 dólares por litro.

Para el momento, José Contreras, vicepresidente de la Federación de Transporte del municipio Sucre, alertó sobre un comunicado de Pdvsa que llegó a la estación de servicio de La Urbina en que se informaba que esa estación pasaría, de tener dos años prestando subsidio al gremio, a cobrar el combustible en dólares. En el texto no se explicó qué ocurriría con todos los transportistas que allí se abastecen. Finalmente esa decisión no se implementó.


Participa en la conversación