Terapias intensivas en hospitales de Carabobo no reúnen condiciones para atender a pacientes graves

terapias intensivas

Solo dos centros de salud pública cuentan con Unidad de Cuidados Intensivos en el estado, pero están en precarias condiciones. El Colegio de Enfermeras de Carabobo recordó que hace 10 años una terapia intensiva tenía 80 o 100 enfermeros y decenas de médicos, hoy en día eso es una quimera.

Valencia. Atender la creciente demanda a raíz de la pandemia de COVID-19, las Unidades de Terapia Intensiva de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet) en Valencia, y el Hospital Dr. Adolfo Prince Lara, se ha hecho cuesta arriba, pues no reúnen las condiciones mínimas para atender a pacientes en estado grave de coronavirus ni de cualquier otra patología. 

El presidente del Colegio de Enfermería en Carabobo, Julio García, aseveró que la capacidad de atención en estas Unidades de Cuidados Intensivos es reducida. De 12 camas que comprende la terapia intensiva de la Chet, solo tres están operativas.

García señaló que en el Hospital Universitario Ángel Larralde (HUAL), ubicado en Naguanagua, estaban habilitadas cuatro camas; sin embargo, el área está inhabilitada desde hace más de dos años. Este centro de salud pertenece al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.

Según el monitoreo realizado por el Colegio de Enfermería de la entidad, en el hospital del IVSS Molina Sierra, de Puerto Cabello y en el hospital Simón Bolívar, municipio Diego Ibarra, tampoco están operativas las terapias intensivas. 

En el monitoreo se destaca que en este último centro hospitalario el área fue reinaugurada, pero dejó de funcionar por falta de personal.

Hace 10 años una terapia intensiva tenía entre 80 o 100 enfermeros y decenas de médicos, pero hoy en día esto es una quimera, el personal ha migrado. Dios quiera que nadie amerite una terapia intensiva pública en Carabobo, porque la situación es muy dolorosa. Para poder conseguir un médico calificado, un cupo, es complicado, es muy grave lo que está ocurriendo”, sostuvo Julio García.

Continúa merma de personal

El déficit de personal de enfermería en los centros asistenciales públicos de la entidad carabobeña ronda el 80 %. Esto se debe a la falta de equipos de bioseguridad y los bajos salarios, destacó Julio García.

Con preocupación, García aseveró que la falta de personal incide en la morbi-mortalidad de los pacientes, que acuden a los centros de salud públicos en medio de la Emergencia Humanitaria Compleja que atraviesa el país.

Detalló que en lo que va de pandemia, el gremio ha consignado más de 12 documentos ante el Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud), en los cuales exigen aumento salarial y dotación de equipos de bioseguridad, además de vacunación masiva; sin embargo, no han obtenido respuesta efectiva.

El Sindicato Nacional de Médicos de Venezuela en Carabobo dio a conocer el pasado 22 de abril, que la falta de personal de salud en Carabobo ronda el 40 % en todos los niveles.

Hasta la noche del pasado 23 de mayo de 2021, la administración de Nicolás Maduro contabiliza 11.985 casos de coronavirus en el estado Carabobo.


Participa en la conversación