La semana pasada agentes del Dgcim apresaron al trabajador petrolero luego de que este expusiera ante el presidente de PDVMarina, César Romero, las vicisitudes por las cuales atraviesan, entre las que figuran la navegación en remolcadores en mal estado y la ausencia de comida y agua en las jornadas laborales.

Barcelona. Pese a que en un principio tenían previsto hacer una marcha este lunes a la sede del Ministerio Público en Puerto La Cruz, trabajadores de PDVSA rechazaron la detención del líder sindical de PDVMarina, Bartolo Guerra, luego de que este expusiera ante el presidente de la filial de la petrolera estatal, las necesidades por las que atraviesan en la actualidad.

Guerra fue detenido la semana pasada en la ciudad de Puerto La Cruz por agentes del Dgcim, tras salir de una reunión en la que estuvo junto con un grupo de empleados, con el presidente de PDVMarina, César Romero, al que le mostraron las condiciones laborales del personal entre las que destacan: el deterioro de los remolcadores, situación salarial, falta de asistencia médica y las amenazas de terrorismo laboral y psicológico a las cuales están presuntamente sometidos.

Eudis Girot, directivo de la Federación Unitaria de Trabajadores del Petróleo de Venezuela, sostuvo que el único delito de Guerra fue decir la verdad. Romero y los agentes del Dgcim le exigieron que se retractara y, por el contrario, Guerra mantuvo sus argumentos y fue detenido el miércoles 6 de mayo.

El directivo de la Futpv refirió que Guerra es un capitán con 24 años en la empresa y estaba sometido a la contaminación sónica, trabajando en remolcadores en mal estado, sin aire acondicionado, sin presurización de la cabina y sin detectores de gases de hidrocarburos.

Lee también
Habitantes aseguran que a la zona sur de Anzoátegui le cayeron juntas todas las plagas de Egipto

“El miércoles pasado se realizó una reunión con el presidente de Pdvmarina, capitán César Romero, trabajadores y personal de seguridad de la empresa para tratar los diversos problemas que aquejan a la masa laboral, así como a la parte operativa. Bartolo (Guerra) hace su intervención y expone que tenían 40 días trabajando de manera continua y que en los últimos siete no les habían suministro comida ni agua. Además planteó la situación salarial, la falta de asistencia médica, las amenazas y terrorismo laboral y psicológico a las cuales estaban sometidos y denunció que la naviera ha estado dirigida por mafias traficantes de combustible que se dedican a robar, mientras los trabajadores son sometidos a condiciones de miseria y hambre y destruyendo las instalaciones. Dijo que todo eso era culpa del Gobierno nacional, y en especial del presidente Nicolás Maduro”, señaló Girot.

El gremialista rechazó la detención y el traslado de Guerra el viernes pasado a los tribunales. Girot informó que a Guerra lo acusaron de traición a la patria.

“Guerra fue trasladado a los tribunales el pasado viernes y ahí le dictaron medida privativa de libertad acusándolo de traición a la patria. En nombre de los trabajadores de la naviera, condenamos el arresto de Bartolo Guerra y exigimos su inmediata liberación, pues consideramos que lo que único que hizo fue decir la verdad sobre las condiciones infrahumanas en las que laboran”, dijo.


Participa en la conversación