De extremo a extremo hay problemas con el suministro. En la urbanización Horizonte en El Marques (municipio Sucre) y en Altagracia oeste (municipio Libertador) llevan más de 15 días secos. En Baruta no es diferente la situación. Desde el 25 de diciembre hasta el 6 de enero en El Cafetal y en Las Minas no había entrado ni una gota de agua por tuberías.

Caracas. 2020 no marcará diferencia con relación a 2019 en cuanto al servicio de agua potable se refiere. La escasez se intensifica con el paso de las horas. Según las cuentas de Monitor Ciudad, en estos momentos un millón de personas en Caracas no recibe agua por tuberías de forma permanente.

En Altagracia oeste, municipio Libertador, tienen más de 15 días secos. La misma situación se repite en la urbanización Horizonte de El Marques, en Macaracuay, La Urbina y zonas de Petare en el municipio Sucre; en Las Minas y El Cafetal (Baruta) tampoco tienen agua por los chorros de manera regular.

El promedio de horas de servicio no llega a superar dos días continuos.

En la urbanización Horizonte, por ejemplo, pusieron el agua el 23 de diciembre y luego el 30. Y cuando los vecinos preguntan a Hidrocapital les informan que los sistemas Tuy I, II y III están descompensados por los problemas eléctricos y que ellos están haciendo todo lo posible para restaurar los bombeos norte y este, dijo Lorenzo Pérez, coordinador de la mesa técnica de agua y presidente de Asohorizonte.

Mientras tanto los residentes pasan el día buscando el agua en tobitos o pagando altos costos en dólares por una cisterna, mínimo 60 dólares.

Lee también
Enero comienza con una agenda cultural enfocada en las comunidades

En el municipio Baruta, de acuerdo con Omar Villalba, presidente de Observatorio Vecinal, las fallas en el alimentador norte correspondiente al Tuy II tienen afectada toda la parroquia El Cafetal. 17 sectores de esa zona están completamente secos desde el 25 de diciembre.

El bombeo para estos sectores sale de la estación 25 de Macaracuay que ha presentado fallas de electricidad.

Villalba, de acuerdo con los reportes que recoge de las comunidades, sostiene que 40 % del municipio tiene problemas con el suministro.

Jesús Vásquez, analista de Monitor Ciudad, haciendo un balance del servicio, destacó que muy pocas personas reciben agua de forma permanente, mientras que hay muchas a las que el servicio les llega pero en lapsos muy distanciados entre sí. Eso es, dijo, 30 % de la población de la ciudad. “Está siendo más inequitativa la distribución de agua”.

Sucede que los ciclos de cortes también se están alargando. Hay comunidades de la parroquia Coche, en el municipio Libertador, que tienen racionamiento de miércoles a domingo y todavía, este lunes de 6 de enero, estaban reclamando la reposición del servicio.

Los vecinos de Montalbán reportan la misma crisis por el agua potable.

Los hospitales también pasan las de Caín. Este lunes en el J. M. de Los Ríos hubo como hora y media en el turno de la mañana. En la Maternidad Concepción Palacios este martes no entraba agua a los pabellones.

“Aumenta la insalubridad y abundan las moscas, ahora no podemos estar pidiendo agua a los pacientes”, comentó una enfermera.

Lea también:

Vecinos de la Gran Caracas protestaron por lo menos una vez a la semana en diciembre 2019

Lee también
Enero comienza con una agenda cultural enfocada en las comunidades

Participa en la conversación