Una nueva restauración al monumento del Samán de Güere puede acabar con su valor histórico

samán de guere

El exalcalde de Mariño, profesor Efrén Rodríguez, denuncia los trabajos que actualmente se realizan en este emblemático árbol milenario. A su juicio, destruyen y borran las características que lo convirtieron en un patrimonio cultural de la nación desde 1933.

Maracay. “Cometen un crimen en el monumento nacional Samán de Güere”. La contundente denuncia la hace el profesor Efrén Rodríguez, exalcalde de Mariño, en el estado Aragua, municipio donde está ubicado este emblemático árbol, declarado monumento histórico nacional de Venezuela en 1933 por el entonces presidente, general Juan Vicente Gómez.

Bajo una pretendida remodelación —señala Rodríguez— acabaron con el valor histórico del Samán de Güere al forrar con cerámica o adobes de cemento la cerca que lo rodea, e incluso los fusiles de la época quedaron enterrados en la mezcla de cemento.

samán de guere
La remodelación  dejó bajo el cemento la cerca que lo rodea. Foto: Cortesía Efrén Rodríguez.

 El ex mandatario municipal explica que desde hace varias semanas, se llevan a cabo unas obras en las que han revestido el piso del samán con baldosas, lo que traería como consecuencia que los descendientes del árbol queden enterrados en una mezcla de cemento.

Por si fuera poco, la fachada del monumento está siendo intervenida, sin importar criterios de restauración. También, el área adyacente la han cubierto con relleno o tierra de cerro, sin importar la capa vegetal original, cuando lo lógico hubiera sido que rellenaran con tierra orgánica. Un desastre total”, sentencia.

Rodríguez sostiene que hasta el momento no hay indicios ni anuncios que den cuenta sobre qué institución u organismo lleva a cabo estos trabajos, por lo que cuestiona el silencio de la Alcaldía de Mariño y la indiferencia del Instituto de Patrimonio Cultural de Venezuela.

Lee también
Confirman 1061 casos de COVID-19 y 312 de ellos en el estado Aragua

Sin embargo, la alcaldesa del municipio Mariño, Joana Sánchez, asegura que los trabajos que se ejecutan respetan la normativa del Instituto de Patrimonio Cultural, según reseña el diario oficialista Ciudad Maracay.

Orlando Molina, arquitecto de la obra, explica que los trabajos incluyen la rehabilitación de la fachada debido al deterioro que presentaba el friso, además de un revestimiento con caico en el piso, y la colocación de grama artificial en los alrededores del terreno que enmarca el monumento.

Valor histórico del Samán de Güere

La leyenda oficialista que desde 1982 le imprimió una nueva simbología al emblemático Samán de Güere es apenas una de las características históricas que rodean a este milenario árbol ubicado en Turmero, estado Aragua, y que hoy es objeto de una nueva intervención y remodelación.

El lugar, de acuerdo con la narración contada por el entonces comandante Hugo Chávez Frías, fue escogido por un grupo de oficiales de la Fuerza Armada Nacional, incluyéndose, para realizar el llamado juramento bolivariano.

Pero al Samán de Aragua le anteceden otros hechos históricos. En Güere, que en lengua indígena significa “zona de rayado”, vivían los indios Arawak. Allí cultivaban la yuca que luego era rallada y la comían como parte de su dieta.

samán de guere
Las baldosas en el piso del monumento pueden impedir que los hijos del árbol milenario se reproduzcan. Foto: Cortesía Efrén Rodríguez.

En febrero de 1800, el científico de Berlín, Alexander von Humboldt, junto con su colega, el botánico francés Aimé Bonpland, salieron rumbo a los llanos venezolanos. Antes, hicieron un alto en los Valles de Aragua.

En Turmero, divisaron a lo lejos, lo que creyeron era un grupo de árboles juntos.

“No es una colina ni un grupo de árboles muy juntos, sino un solo árbol, el famoso Samán de Güere, conocido en toda la provincia por la enorme extensión de sus ramas, que forman una copa  de 576 pies de circunferencia. Los habitantes de estos valles, y, sobre todo, los indios, tienen veneración por el Samán de Güere, que parecen haber hallado los primeros conquistadores poco más o menos en el mismo estado que hoy lo vemos. . . Supimos con satisfacción que el actual propietario del samán había promovido un juicio contra un hacendado que había tenido la temeridad de cortarle una rama. La causa fue pleiteada y el tribunal condenó al hacendado”, lo describió Humboldt en su diario de viajes.

El científico calculó en 1000 años la edad del Samán, una altura de 19 metros y su copa con unos 187 metros de circunferencia.

Lee también
Venezuela llega a 57.823 casos y 461 fallecidos por COVID-19

Antes de morir Humboldt fue visitado por el fotógrafo húngaro Pal Rosti, quien viajó a América siguiendo los pasos del científico. Le obsequió una foto del Samán de Güere tomada en 1857.

samán de guere
El árbol milenario fue admirado por Alejandro Humboldt.  Foto: Cortesía Efrén Rodríguez.

Se ha narrado que el científico alemán, emocionado, dijo: «Este hermoso árbol está lo mismo ahora que hace sesenta años: ninguna de sus ramas se ha doblado; está exactamente tal y como lo contemplé con Bonpland».

También, durante la Batalla de San Mateo, tropas españolas hicieron un alto en el Samán de Güere y el propio Simón Bolívar descansó bajo su sombra en su paso por el estado Aragua. Por eso, este emblemático árbol está rodeado de varios elementos de la Independencia de Venezuela, incluyendo cañones de la era y rifles de la época independentista y el busto del Libertador Simón Bolívar.

En el año 1933, el entonces presidente, general Juan Vicente Gómez, decretó al Samán de Güere monumento histórico nacional de Venezuela y ordenó encerrarlo en un monumento en forma de arco entre cañones, bayonetas y fusiles.

En el año 2000, el legendario árbol se cayó, pero fue petrificado por el artista William Mecay y un año después fue exhibido nuevamente. Luego de la restauración, el monumento constaba de dos cañones, fusiles de bayoneta y un busto de Simón Bolívar, que fue robado frente a un comando de la Policía del estado Aragua en septiembre del año 2017.


Participa en la conversación