Venezuela es uno de los seis países de América que no tiene la vacuna de VPH en su plan ampliado de inmunizaciones

No se ha vacunado a la primera niña venezolana contra el VPH en el sistema público de salud del país, pese a los avances en otros países y territorios de la región. Algunos pediatras y ginecólogos de centros médicos privados la administran, pero el precio está entre 80 y 150 dólares.

Caracas. La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) está dentro del plan ampliado de inmunizaciones (PAI) de 44 países y territorios de las Américas hasta el año 2020. Venezuela es uno de los seis países restantes que no la han introducido para que los niños y niñas puedan inmunizarse de forma gratuita, pese a que el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel la autorizó para su uso en 2014.

El Estado venezolano anunció en 2015 que para el año siguiente iban a vacunar contra el VPH a las niñas a partir de los nueve años de edad en todo el territorio nacional. Para ese momento, el doctor Humberto Acosta, miembro de la Sociedad de Ginecología de Venezuela y colaborador de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), afirmó que se iban a adquirir seis millones de vacunas de dos dosis.

Seis años después del anuncio, no se ha vacunado a la primera niña en el sistema público de salud del país, pese a los avances en otros países y territorios de la región. Algunos pediatras y ginecólogos de centros médicos privados la administran, pero el precio está entre 80 y 150 dólares. Sin embargo, la Encuesta Nacional sobre Condiciones de Vida (Encovi) calculó que 76 % de la población venezolana está en pobreza extrema.

En efecto, el Ejecutivo aprobó en 2015 un plan de vacunación contra el VPH. El gran problema es que no se ejecutó y lamentablemente, en estos momentos, el acceso de esta vacuna es en el servicio de salud privado, aseguró César Miranda Gómez, del departamento de Educación y Prevención de la SAV a Crónica.Uno.

El VPH es un virus frecuente de transmisión sexual. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que, si una persona no se vacuna, tendrá esta infección en algún momento de su vida. Es la causante de diversos trastornos, como lesiones precancerosas que, si no se tratan, pueden progresar a cáncer de cuello uterino, la segunda causa de mortalidad de la mujer en Venezuela. En el caso de los hombres se asocia el VPH a cánceres orofaríngeos y anogenitales.

La OMS precisa que:

  • Prácticamente todos los casos de cáncer cervicouterino (99 %) están relacionados con una infección genital por el VPH.
  • La infección por el VPH causa cada año 72.000 casos de cáncer cervicouterino y 34.000 muertes debidas a cáncer cervicouterino en la Región de las Américas (datos de 2018).
  • Si se mantienen las tendencias actuales, se prevé que el cáncer cervicouterino aumente en América Latina y el Caribe en un 27 % para el 2030.

La SAV ha desarrollado y publicado datos estadísticos sobre el cáncer en Venezuela desde el año 2014 a partir de la falta de información pública. Para el último informe, publicado en 2019, alertaron que el cáncer de cuello uterino causó 1885 muertes de mujeres y tuvo una incidencia de 4775 nuevos casos.

Por grupo etario, la incidencia de nuevos casos fue mayor en mujeres entre 35 y 44 años y la mortalidad fue más común en mujeres entre los 45 y 54 años.

Demuestra que el cáncer de cuello uterino se ha convertido, al igual que el resto de tipos de cáncer, en un problema de salud pública nacional y que su aumento lo convierte en una amenaza de presente y futuro para la población femenina porque no contamos con un sistema de salud robusto, manifestó César Miranda.

El miembro de la SAV agregó que hay desinformación porque muchas mujeres no saben que el cáncer de cuello uterino es el único que se puede prevenir mediante la vacuna contra VPH. Algunas no saben que se aplica en el sector privado o no tienen cómo costearla y otras que ni siquiera conocen la vacuna, precisó.

Foto: Gleybert Asencio

En el caso de los hombres, el doctor Alejandro Crespo Freytes, médico pediatra y presidente de la Sociedad Venezolana de Pediatría filial Aragua, explicó a Crónica.Uno que 28 % de hombres que son donantes de esperma y se hacen la prueba tienen VPH de alto riesgo, así como un conteo espermático y volumen menor a los niveles normales.

Estudios apuntan que 35 % de los hombres con problemas de fertilidad tienen VPH de alto riesgo, pese a que aún no hay una asociación demostrada, detalló el experto.

Según las recomendaciones del Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico (SAGE por sus siglas en inglés) sobre inmunización de la OMS y el Grupo Técnico Asesor (GTA) en Enfermedades Prevenibles por Vacunación de la OPS, el plan prioritario es vacunar a las niñas entre 9 y 14 años, antes de que empiecen la actividad sexual con la aplicación de dos dosis con un intervalo de seis meses.

Otra estrategia que tiene la OMS es el método 90-70-90: vacunar al 90 % de las niñas de los países antes de los 15 años, diagnosticar 70 % de los casos a través de la citología y tratar a 90 % de las personas que tengan una citología positiva para VPH.

Venezuela no forma parte de esta estrategia, por lo que se une a países como Nicaragua, Cuba y Haití. Evidentemente, nos crea un grandísimo problema para poder llevar un plan de vacunación efectivo que esté al alcance de la población femenina en edad temprana, alertó César Miranda.

En Venezuela, la vacuna contra VPH autorizada por el INH es la cuadrivalente, que previene entre 70 y 80 % de las diferentes lesiones causadas por VPH. Por ejemplo, el riesgo de cáncer de cuello de útero se reduce un 70 %, así como las verrugas genitales, cáncer de ano, cuello y cabeza en los hombres, destacó Crespo Freytes.

Crespo Freytes agregó que la vacuna se recomienda en hombres hasta los 26 años y en mujeres hasta los 45 años. Los mayores de 16 años requieren tres dosis (día cero, dos meses y seis meses).


Participa en la conversación