De acuerdo con la ONG Codehciu, en el segundo trimestre de 2020 hubo al menos 54 víctimas de violencia de género en el estado Bolívar. Desde enero hasta junio se contabilizaron 94 víctimas, incluidos 12 femicidios.

La violencia de género en Bolívar tuvo un aumento significativo durante el segundo trimestre de 2020, en el contexto del confinamiento por la pandemia de COVID-19. Mientras la cuarentena ayuda a prevenir contagios, para las víctimas significó mayor exposición hacia sus agresores y sin una respuesta efectiva por parte del Estado.

De acuerdo con la Comisión para los Derechos Humanos y Ciudadanos (Codehciu), durante el primer semestre de 2020 se registraron 94 víctimas de violencia de género. En la cifra se incluye 12 femicidios, 25 casos de violencia física, 23 de actos lascivos y 11 mujeres desaparecidas.

La mayoría de los casos de violencia de género se ubican en el segundo trimestre del año, precisamente en el contexto de la cuarentena por la pandemia de COVID-19. Desde marzo hasta junio se contabilizaron 54 víctimas, de ellas nueve femicidios.

El reciente informe de Codehciu, “el municipio Caroní fue el que más presentó casos con un total de 33, lo que equivale a 68 %. Estos casos están discriminados en: 15 de violencia sexual en forma de actos lascivos y 1 de acoso sexual; seguidos de 9 casos de violencia física, de los cuales 3 fueron agredidas sexualmente, 4 femicidios, 2 mujeres desaparecidas, 1 amenaza y 1 trata de mujeres”.

“Además, en el municipio Angostura del Orinoco se registraron 6 víctimas de violencia de género discriminadas de la siguiente manera: 3 actos de violencia física, 1 de actos lascivos y 1 de violación sexual y 1 femicidio. En el municipio el Callao hubo 6 víctimas, de las cuales 2 fueron por actos lascivos, 2 femicidios, 1 por violencia física y otra por violencia sexual. En los siguientes municipios se presentaron 1 víctima en cada uno de ellos: Piar y Cedeño por femicidio, en Padre Chien por actos lascivos, y en Gran Sabana se registró 1 agresión sexual y 1 caso de tráfico de personas”, detalla el informe.

Violencia de género en Bolívar aumentó desde el inicio de la cuarentena
Febrero y mayo fueron los meses con más casos de violencia de género. Foto Codehciu
No son solo números

Entre los casos de femicidios está el de Yohendrys Rodríguez, de 29 años. Su ex pareja la asesinó el pasado 7 de junio, con quien tuvo ocho meses de relación. El crimen ocurrió en Ciudad Bolívar. Durante el noviazgo, también fue víctima de violencia física, verbal y psicológica. El victimario, José Gregorio Sifontes Niño, huyó luego de dispararle.

En el contexto de la cuarentena, niñas y adolescentes también son vulnerables. En marzo, destaca Codehciu, hubo dos niñas, de 10 y 12 años, víctimas de actos lascivos.

Para junio, la organización contabilizó ocho casos de actos lascivos en niñas y adolescentes entre los 0 y 16 años. Mientras que en febrero hubo seis casos de violencia sexual en menores entre 8 y 12 años.

Entre estos casos está el de un hombre que fingió ser médico del hospital Uyapar, en Puerto Ordaz, para ingresar al área de Traumatología y con la excusa de examinar a una paciente, cometió actos lascivos en contra de una niña de 10 años. El hecho se dio a finales de marzo.

El 7 de abril detuvieron a cuatro personas por el asesinato de otra niña de 10 años, en San Félix. Fue reprobada como desaparecida desde el 4 de abril, y encontrada en una zona boscosa cercana a la Clínica Humana. De acuerdo con el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), el victimario llevó a la niña, bajo engaño, a su residencia, para supuestamente darle dinero para comprar chucherías. 

El agresor, de 20 años, comenzó a tocar sus partes íntimas, mientras que la menor intentó defenderse. Fue cuando el hombre sacó un arma blanca y la acuchilló. Los padres y la pareja de este también fueron detenidos por complicidad.

Respuesta del Estado

Ante estos casos, son pocas las políticas públicas del Estado, para una atención adecuada y de albergue a mujeres en caso de sufrir amenazas, así como facilitar atención psicológica, reparación y la garantía de no repetición.

“El Estado debe registrar y publicar cifras sobre los hechos de violencia por los cuales las mujeres son víctimas. Debe garantizar la salud de las mujeres en tiempos de pandemia. Debe garantizar el acceso, a insumos y atención en centros de salud, maternidad, ginecología y planificación familiar”, exige la ONG.

El informe de Cepaz sobre el monitoreo de violencia de género, entre el 14 de abril y el 13 de junio, “la pandemia penetra la realidad de desigualdad estructural de las mujeres; y complejiza el trabajo, existencia, cotidianidad, resistencia y psiquis de las mismas”.

En este período, Cepaz contabilizó 24 femicidios en el país. Indica que en 62,5 % de los casos, “los hechos ocurrieron o bien en la casa de la mujer o en la casa de ambos, es decir, en el lugar que se supone debe ser el más seguro”.

Además, en 37,5 % de los casos, las mujeres tenían o habían tenido convivencia con sus agresores, bien sea por matrimonio o por unión de hecho.

“El feminicidio a manos de la pareja o ex pareja suele ser el resultado de un largo proceso de abuso de poder, que puede estar basado en relaciones fuera del marco de la igualdad que dañan la integridad física, psicológica, sexual y económica de la mujer víctima”, señala el informe de Cepaz.

En 16,6 % de los casos, los agresores eran miembros de la misma familia (padres, tíos, hermanos, primos). 54,16 % de los hechos ocurrieron en el ámbito privado de la víctima y el agresor (casa de la mujer, casa del hombre o casa de ambos).

De los 24 femicidios entre el 14 de abril al 13 de junio, tres fueron en Bolívar, dos de ellos en junio. Durante el segundo mes de cuarentena, tampoco hay referencia de concreta formulación de denuncia previa por parte de la víctima.

Lee también
Mudan hospital de campaña a Caroní luego de "estabilizar" casos de COVID-19 en Gran Sabana

Participa en la conversación