Activan búsqueda de otro bote desaparecido entre Güiria y Trinidad y Tobago

trata de personas

Familiares de las personas que viajaban en la embarcación Ana María, que partió la tarde del jueves 16 de mayo, avisaron a las autoridades que estos no llegaron a su destino. Hace menos de un mes naufragó un peñero con alrededor de 38 personas a bordo y solo hallaron a 9 sobrevivientes.

Caracas. La mañana de este sábado 18 de mayo funcionarios de Protección Civil Güiria activaron la búsqueda de un peñero, que partió la tarde del jueves 16 de mayo hacia Trinidad y Tobago.

La noticia se conoció porque familiares de los pasajeros informaron que no habían llegado al destino. Se conoció que la embarcación Ana María partió alrededor de las 4:00 p. m. y hasta el momento se presume que viajaban al menos 30 personas. Sin embargo, aún no hay información precisa pues las autoridades conocen los nombres tras el reporte de los parientes, en vista de que no hay registro de los peñeros que zarpan.

Hay un gentío en ‘La Playita’, las familias están llorando porque no saben de los que salieron. Hay gente que llega de otros lados, como Carúpano, no sale solo gente de Güiria, dijo un residente de la zona.

Habitantes de Güiria, estado Sucre, presumen que este bote fue sometido una banda que se dedican a la trata de personas entre ambos países. Pero esta información no ha sido corroborada por fuentes oficiales.

La noche del pasado martes 23 de abril naufragó la embarcación Jhonnalys José con aproximadamente 38 pasajeros a bordo, después del paso de Boca del Dragón, con destino a Trinidad y Tobago. Solo se localizaron 9 sobrevivientes y el cadáver de una adolescente, de 16 años.

10 días después se suspendió la búsqueda, sin posibilidades de hallar a más pasajeros. Por este hecho hay nueve personas detenidas, bajo la investigación de una red de trata de personas, ya que el peñero iba cargado con mujeres adolescentes, que presuntamente trabajarían en prostitución. Se investiga si los hombres que viajaban en este peñero eran parte de la organización delictiva.

Residentes de Güiria contaron a Crónica.Uno que esta banda está integrada por hombres y mujeres entre ambos países, encargados de captar a las menores de edad bajo el engaño de ir a trabajar en modelaje, o de mesoneras, a cambio de un buen salario. Posteriormente son obligadas a cancelar alrededor de 1000 dólares con la explotación sexual.

Lee también
Conferencia Episcopal exige investigación de trata de personas en zonas fronterizas

Entre las desaparecidas de la embarcación Jhonnalys José se encuentran jóvenes que viven en Cumaná y en Carúpano. Se conoció de manera extraoficial que las adolescentes captadas en otros estados, como en Nueva Esparta, se hospedan en un el Hotel Miramar de Güiria, mientras se gestiona la salida en el peñero e horas de la noche.

Fuentes policiales de la zona explicaron que además del tráfico de mujeres, también hay contrabando de drogas, licores, animales, miel, carbón, cobre y frutas. Señalaron que al parecer funcionarios militares también participan y hay que cancelarle altas sumas de dinero, al igual que a los pranes de cada zona.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la trata de personas es el tercer negocio ilícito más lucrativo a nivel mundial, genera 32.000 millones de dólares al año. Se estima que más de 40,3 millones de personas son víctimas de esta actividad.80 % de las víctimas en América Central y el Caribe son mujeres, más de la mitad, niñas (55 %) y el resto adultas, de acuerdo con la Oficina contra la Droga y el Delito de la ONU.


Participa en la conversación