Según la doctora Leonor Pocaterra, quien participó en el foro organizado por Crónica.Uno “Agua en Caracas: Escasez y Riesgo”, debido a la falta de higiene y de medicinas, en estos momentos es incontrolable la sarna.

Caracas. “El Gobierno convirtió Camatagua, la fuente de agua más limpia que entra a la ciudad, en la fuente más contaminada, pues construyó un trasvase de agua desde el embalse Taiguaiguay que recibe las aguas de albañales y todo el pupú de Maracay, Turmero y Cagua”.

Estas palabras del ingeniero civil José María de Viana, expresidente de Hidrocapital (1992-1999), sorprendió a más de uno de los asistentes al foro organizado por Crónica.Uno: “El agua en Caracas: Escasez y riesgos”, en donde explicó que el embalse Camatagua recibe además de aguas excretas humanas, las de las industrias de la región y que se han hecho reiteradas denuncias en todas las instancias correspondientes sin producirse los correctivos. “Al contrario, han sido sancionados penalmente quienes hacen público este crimen ambiental”, reveló.

Según expuso, el Gobierno construyó una estación de bombeo que transporta 3000 litros por segundo de aguas contaminadas al río Tucutunemo y de allí al embalse de Camatagua, “y eso la mayoría de la gente no lo sabe”.

De Viana aseguró que si el agua está sucia no es potable

El experto señaló en su ponencia que “los acueductos de la Gran Caracas son una maravilla de la Ingeniería Moderna, fueron planificados, proyectados y construidos con altos niveles de calidad y operarlos obliga a su mantenimiento y renovación tecnológica”.

Aseguró que aunque ha evolucionado la tecnología y los reactivos para los sistemas de tratamientos, en el caso de Venezuela no hay agua debido a que no se incorporaron nuevas fuentes, las existentes fueron abandonadas y, además, están dañados los elementos de la Red de Distribución.

“Lo que teníamos en 1999 no está funcionando. El problema es que hoy la ciudad recibe 5000 litros menos que en 1999, cuando le entregué a Jacqueline Faría la presidencia de Hidrocapital entraban a la ciudad 20.000 litros de agua, hoy en día entran 15.000. Los sistemas Tuy I y Tuy II están al 50 %  de su capacidad y hay bombas que no funcionan”.

Dijo que el Gobierno construyó 50 pozos en hospitales de la Gran Caracas para satisfacer la demanda al momento de fallas en el suministro, pero de esa cantidad solo funciona el que está en el Ortopédico Infantil.

Lee también
El hospital Clínico Universitario otra vez sin agua

Aseveró que los sistemas están muy deteriorados, el mantenimiento es deficiente y el personal no está preparado. Por ello, recomendó que se pongan a funcionar las plantas de tratamiento y que se detenga el sistema de trasvase en el embalse de Camatagua.

“¡Hay que hervir el agua!”

La doctora Leonor Pocaterra, integrante del Laboratorio y Consulta de Parasitosis Intestinales de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y Fundaensalud, afirmó en su ponencia “El agua en la salud” que en sus 15 años de labor profesional ha detectado que la calidad del agua se deterioró, pues la mayoría de sus pacientes presentan enfermedades en la piel y afecciones estomacales.

La doctora Leonor Pocaterra recomienda hervir el agua 20 minutos

La doctora aseguró que la higiene personal se ve amenazada por la mala calidad del agua: “Lamentablemente, la epidemia de escabiosis que tenemos ahorita es incontrolable porque no hay medicamentos”.

Afirmó que las aguas están contaminadas y que “estamos consumiendo heces humanas”. Recomendó a la población hervir el agua que llega por tuberías y la mineral por lo menos 20 minutos para que mueran los animalitos que están allí. Sugiere batir el líquido para que recupere su sabor normal.

Vecinos preocupados

El foro estuvo moderado por el concejal Omar Villalba, presidente de la Comisión de Control de Gestión de Desechos Sólidos y Ambiente del Concejo Municipal de Baruta, quien desde hace 8 años aproximadamente, ha trabajado en la divulgación de temas relacionados con el control y gestión de servicios públicos, específicamente en agua, alumbrado público y desechos sólidos.

Dos meses sin recibir agua

Hasta dos meses sin recibir agua pasan los vecinos del sector 5 de Julio, de Petare, situación que causa en la población enfermedades de la piel, ausencia de niños en sus planteles educativos y la imposibilidad de hacerse el aseo personal y del hogar.

Nora Jaime, habitante de esta comunidad fundada hace 60 años, informó que la escasez de agua en la parte alta se produce debido a la ausencia de presión, por lo que los vecinos deben bajar con sus tobos, cargar agua y subir hasta 500 escaleras rumbo a sus casas.

“El control lo tiene Hidrocapital que le manda el agua al Imas para que la distribuya en el municipio, desde enero no envían el suministro, la gente medio se baña. Las cisternas no llegan al barrio por las condiciones de la vialidad.”.

Afirmó que las tuberías están rotas y ya son insuficientes los tanques donados por la Alcaldía Metropolitana.

 

Los asistentes estuvieron atentos a las exposiciones y a recibir más información sobre la manera de potabilizar el agua, de hacer valer los derechos a recibir un servicio de calidad. Vecinos de los cinco municipios capitalinos se apersonaron en el foro realizado en el salón Monseñor Romero de la parroquia Universitaria.

Los vecinos estuvieron atentos a las presentaciones.

Destacaron las intervenciones de José Gregorio Ochoa (Antímano), Olga Guedez (Baruta), Jorge Camperos (Altagracia), Edwin Quintana (Petare), Carlos Carrasco (Caricuao), José Luis Urdaneta (Valles del Tuy) y Ricardo Sansone (Los Teques).

Fotos:  Miguel González

Lee también
Un niño de siete años murió de difteria en San Félix


Participa en la conversación