La FANB le ha jurado lealtad a Maduro 13 veces desde 2013

Además de hacerlo en paradas militares y comunicados públicos del ministerio de la Defensa, en julio del año pasado trascendió que los ascensos fueron condicionados a la firma de una carta personal de lealtad. Este 10 de enero, repitieron la fórmula. La Constitución de 1999 no contempla actos de lealtad, como tampoco los contemplaba la de 1961, por eso ni Chávez ni ninguno de sus antecesores fueron objeto de tales promesas.

Caracas. La Constitución de 1999 dedica cuatro de sus 350 artículos a la Fuerza Armada Nacional. El 328, referido al carácter profesional y no militante de la FAN; el 329 que especifica la función de planificación de la defensa de la nación; el 330 que les da derecho al voto a los militares activos; y el 331 que señala que los ascensos militares se rigen por mérito, escalafón y vacantes.

Ninguno de los artículos menciona la palabra “lealtad”, ni “lealtad al presidente”, ni siquiera “lealtad al gobierno”. Es más, la palabra lealtad no aparece en todo el texto constitucional. Incluso, el primero de los cuatro artículos, el 328, dice textualmente: “En el cumplimiento de sus funciones, (la FAN) está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”.

Sin embargo, desde que Nicolás Maduro ascendió al poder, en abril de 2013, la Fuerza Armada Nacional de Venezuela le ha jurado su lealtad en 13 oportunidades de manera pública y comunicacional como cuerpo castrense, y en una más de forma directa a través de la firma de una carta personalizada por cada oficial que aspira a un ascenso.

El más reciente “acto de lealtad a Maduro” se registró este jueves 10 de enero de 2019, luego de los actos civiles de toma de posesión para un nuevo mandato que Maduro cumplió en el TSJ. En horas de la tarde, en una parada con desfile militar realizada en el patio de la Academia Militar de Venezuela, el rector de la Universidad de la FANB, Félix Osorio dijo que 4.900 soldados presentes en el sitio, en paralelo con todos los componentes, redis y zodis del país estaba listos para “sellar el compromiso de la FANB con el pueblo soberano de la patria”, que según el Consejo Nacional Electoral eligió a Maduro el 20 de mayo de 2018 para gobernar por seis años más.

Lee también
Horario especial decretado por Maduro complica más la vida de la gente

La actividad se denominó “acto con motivo de reafirmación de la lealtad, juramento como comandante en jefe y juramento de la FANB ante Nicolás Maduro como presidente constitucional de Venezuela en el periodo 2019-2025”.

De inmediato, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, flanqueado por el alto mando militar en pleno, procedió a tomar el juramento a toda la FANB asegurando que procedía “de acuerdo a lo contemplado en la Constitución”. Lo que no aclaró Padrino era a cuál Constitución se refería, pues como se puede constatar, en la vigente, ese tipo de actos no está contemplado.

El juramento

Pliego de pergamino en mano, Padrino dio lectura al juramento según el cual la FANB “reitera su indefectible carácter bolivariano, anti imperialista y anti oligárquico” -lo cual tampoco está contemplado en la Constitución ni en la LOFAN- y por esa razón, dijo, acatan “sin vacilación su mando único e indiscutible liderazgo para dirigir los destinos de la patria para los próximos seis años”.

El juramento propiamente dicho compromete a los cadetes, oficiales de todo rango y alto mando militar a “ratificar su fidelidad a los sublimes ideales del Libertador Simón Bolívar retomados por el comandante eterno de la revolución, Hugo Chávez”; “luchar en unión cívico militar para defender las garantías sociales y a la nación contra las agresiones imperiales”; “honrar el sagrado juramento de defender la patria, sus instituciones, su constitución y sus leyes hasta perder la vida si fuese necesario”; “obedecer el sagrado mandato popular expresado el 20 de mayo de 2018 en elecciones, libres, directas y secretas”; y “reafirmar la subordinación y lealtad absoluta a Nicolás Maduro como presidente constitucional y comandante en jefe para el período 2019-2025”.

De inmediato, Padrino le regaló a Maduro una copia del sable de caballería del general en jefe de la Independencia, Rafael Urdaneta, del cual Maduro tiene el original en su despacho. “Le hacemos entrega del sable de la lealtad”, dijo Padrino para reafirmar el motivo del acto.

Lee también
Horario especial decretado por Maduro complica más la vida de la gente

Maduro agradeció el gesto y les pidió más y más unidad: “¿Cuántas pruebas hemos pasado y la FANB firme, unida, cumpliendo las misiones que les he dado. Acepto el juramento que ustedes han hecho de lealtad, disciplina, subordinación y sobre todo para mantener la unión de las fuerzas militares ante cualquier circunstancia que nos toque enfrentar este año o los años por venir”.

Además anunció que entre el 10 y el 15 de febrero se realizarán los ejercicios integrales cívico militares en homenaje al bicentenario del Congreso de Angostura.

Por este puño de cruces

Nicolás Maduro recibió un nuevo compromiso de lealtad este 10E. Foto cortesía @PresidencialVEN

El primer acto de rendición pública de lealtad ante Maduro lo encabezó el ex ministro de la Defensa Diego Molero, el mismo 19 de abril de 2013, día de la toma de posesión de Maduro tras las elecciones presidenciales de aquel año.

En 2014 no pareciera haber sido necesario reafirmar dicha lealtad. Pero a partir del 2015, la cosa se hizo casi rutina. Veamos.

El 13 de febrero de 2015, luego de la desarticulación de la llamada Operación Jericó, la FANB juró su lealtad a Maduro.

El 7 de enero de 2016, después de que la nueva directiva opositora de la Asamblea Nacional retirara las imágenes de Chávez y las reconstrucciones digitales de Bolívar del Parlamento, los uniformados juraron nuevamente.

El 26 de octubre de 2016 , luego de que el Parlamento acordara iniciar una investigación por abandono de cargo contra Nicolás Maduro, la FANB se apuró que ratificar que respaldaban plenamente la gestión del investigado.

El 6 de enero de 2017, también juraron lealtad a Maduro como respuesta al exhorto que el entonces presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, había formulado la víspera a los militares, para que se pusieran del lado de la Constitución.

El 17 de abril de 2017, un par de días antes de que la oposición hiciera la gran marcha por el 19 de abril y en rechazo a la ruptura del orden constitucional por las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional, el alto mando en nombre de toda la oficialidad, se plegó del lado de Maduro.

Lee también
Horario especial decretado por Maduro complica más la vida de la gente

El primero de agosto de 2017, luego de conocidas las sanciones de Estados Unidos contra Maduro, Padrino habló en nombre de la FANB para respaldar al gobernante.

El 7 de agosto de 2017, luego del asalto y enfrentamiento en el Fuerte Paramacay, de donde fue robado armamento y municiones y que dejó dos muertos, la FANB volvió a jurar lealtad a Maduro.

El 2 de enero de 2018, luego de que el ex secretario de estado de Estados Unidos, Rex Tillerson animara a los militares venezolanos a ser “agentes de cambio” para el futuro del país, la respuesta de la FANB fue “lealtad a Maduro”.

El 24 de mayo de 2018, horas después del acto electoral del 20M, y pese a que el grueso de la oposición no pudo participar por estar los partidos ilegalizados y los dirigentes inahabilitados, presos o exiliados, la FANB reiteró su apoyo y lealtad al mandatario

En julio de 2018 se conoció la existencia de una orden para que cada oficial que aspirara a un ascenso firmada una carta personal de lealtad a Maduro como requisito previo.

El 5 de agosto de 2018, después del presunto atentado fallido contra Maduro, registrado el día antes en Caracas durante –precisamente- una parada militar, Padrino aclaró que la lealtad de la mayoría de la FANB seguía firma con Maduro.

El 26 de septiembre de 2018, un día después de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump dijera que el gobierno de Venezuela podría caer rápidamente si los militares organizaran un golpe, la FANB ratificó estar del lado del gobernante.

Y finalmente hace 48 horas, el 8 de enero de 2019, luego de publicada la sentencia del TSJ que ordenó la juramentación de Maduro ante ese poder para un nuevo mandato, la FANB prometió nuevamente lealtad a Maduro, promesa que ratificó hoy en el patio de la Academia Militar.

Fotos


Participa en la conversación