El comunicador social, asesinado el pasado 10 de mayo durante la represión de la GNB en una manifestación en Las Mercedes, era amante de los deportes. Michelle Giraud, amiga del colegio, contó que él nunca se quiso ir del país pese a la crisis.

Caracas. “Hace un mes nos encontramos y le pregunté por qué no se iba del país. Me respondió: me niego a irme del país, aquí me formé y no me voy”, recordó Michelle Giraud, amiga y vecina de Miguel Castillo.

Estudió con él desde 4to año de bachillerato en el Colegio San Ignacio de Loyola y además solía verlo a menudo, porque vivía al lado de su edificio en Colinas de Bello Monte.

Vestida con camisa oscura y el cabello recogido con una cola, acudió al homenaje que le hicieron al joven, de 27 años, en la avenida principal de Las Mercedes, donde lo mataron la tarde de este miércoles 10 de mayo durante la represión de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en una protesta opositora.

Hace dos meses se había graduado en la universidad. Su sueño era ser periodista deportivo, porque amaba los deportes, los jugaba todos, contó Michelle, quien permanecía cerca de las flores puestas en la calle en honor del joven, frente al Centro Venezolano Americano (CVA).

Miguel Castillo Bracho recibió un disparo que entró por su brazo derecho y se alojó en el intercostal izquierdo, según informó el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol. El joven ingresó sin signos vitales a la Policlínica Las Mercedes, cerca de donde lo mataron.

Lee también
Matan a comunicador social que protestaba en Las Mercedes

En la zona, la GNB reprimía a los manifestantes, que este 10 de mayo se concentraron con la intención de llegar hasta el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), pero las lacrimógenas y perdigones no se lo permitieron.

Hace una semana (3 de mayo) mataron a Armando Cañizales, de 18 años, también en Las Mercedes, durante la represión a una protesta opositora.

Ivett Borges, periodista, fue su profesora en dos oportunidades en la Universidad Santa María, donde se graduó hace dos meses. La última vez le dio Periodismo Deportivo. Su visión era hacia el periodismo deportivo, era un apasionado del fútbol y siempre me preguntó cómo podía hacer para enganchar.

Destacó que fue un alumno que nunca le dijo profesora, pues la llamaba “Ive”, pero siempre le tuvo mucho respeto. Intervenía muchísimo en clases y siempre hacía reír al grupo.

“En sus intervenciones o cuando hablaba con él me di cuenta de que tenía talento”, señaló la docente, quien lo ayudó a trabajar en un medio de comunicación como pasante, donde se destacó.

Su mamá, Carmen Bracho de Castillo, es directora de Recursos Humanos de la Alcaldía del Municipio Baruta, de acuerdo con el alcalde Gerardo Blyde. Miguel es velado en el Cementerio del Este y este viernes será sepelio.

Deportista desde pequeño

Miguel estudió en el Colegio San Ignacio de Loyola desde primaria. Destacó por su amor al deporte e incluso formó parte del Loyola BBC. Manuel Berroterán, su profesor de Educación Física, lo describió como un fenómeno en los deportes.

Recordó que además de “bochinchero” era muy colaborador y buen estudiante. “Era tremendo amigo, nunca le decía que no a nadie. A mí siempre me ayudaba a buscar los balones y guantes en las clases, siempre se le quedaba alguno y yo lo mandaba a devolverse”, soltó esbozando una tierna sonrisa.

Lee también
La viola de Armando Cañizales tocará alto

Se conoció que la víctima era el menor de tres hermanos. Su hermana es profesora de preescolar en el San Ignacio y su hermano vive en Chile.

El Ministerio Público designó a los fiscales 34 nacional, Ramón Diamont, y 126 del Área Metropolitana de Caracas, Luis Dordelly, para coordinar las investigaciones de su asesinato.

La noche del pasado miércoles, el diputado Diosdado Cabello culpó a la oposición por la muerte de Miguel en su programa “Con el mazo dando”, transmitido por Venezolana de Televisión.

Destacó que la GNB se encontraba muy lejos de donde fue asesinado el comunicador social, en vista de que la oposición culpó a los funcionarios.

El miércoles 3 de mayo, una semana antes del homicidio de Miguel, fue asesinado también en Las Mercedes, Armando Cañizales, de 18 años, durante la represión en una manifestación.

Ambos vivían en Colinas de Bello Monte. Vecinos, quienes prefirieron resguardar sus nombres, manifestaron que se sentían consternados por tantas noticias dolorosas en tan poco tiempo.

De acuerdo con cifras oficiales del Ministerio Público, las manifestaciones han dejado 39 muertos en el país, ocho personas fallecieron por electrocución durante los saqueos en la calle Cajigal de El Valle.

Foto: cortesía redes sociales Miguel Castillo



Participa en la conversación