Militares sorprendidos por respuesta de Lucena sobre revocatorio: “¡Pregúntenle a Jorge!” (y III)

La crisis social, económica y política comienza a permear en los cuarteles, por lo que el PCV alertó sobre las consecuencias que esta pudiera tener sobre el “proyecto revolucionario” y el futuro del país. Crónica.Uno publica la tercera entrega de cómo está el chavismo, cómo se preparan escenarios en el Gobierno, y las preocupaciones por su derrumbe.

Caracas. El ambiente está tenso. No es la primera vez que “desfilan” tantos militares por el Ministerio de la Defensa, pero sí llama la atención quienes están presentes: altos jerarcas y cuadros medios.

Desde que la oposición tomó las calles, los militares están activos y a la expectativa de lo que pueda ocurrir en el país. Los planes “Guaicaipuro” —de resguardo del orden en situación incontrolable—, e “Independencia” —para repeler cualquier invasión extranjera—, están allí, a la espera de que el ministro de la Defensa, general en jefe, Vladimir Padrino López, dé el aviso para su ejecución.

A partir del mes de agosto, los militares fueron notificados sobre los planes en previsión del 1S que, al final, transcurrió sin problemas, aunque los soldados fueron encuartelados ese día en previsión de cualquier alteración del orden.

La reunión —la décima entre fines de agosto e inicios de septiembre— se hizo la segunda semana de septiembre. En los asuntos de la agenda estaba la seguridad en Nueva Esparta por la Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MPNA), que reúne a delegaciones de 120 naciones. Con todo, en la oficialidad surgió un tema polémico, de envergadura política y que genera preocupación en predios castrenses: el revocatorio presidencial, revelaron fuentes militares.

Luego de un debate, se planteó la necesidad de obtener información de primera mano sobre qué pasa con este mecanismo constitucional, que se activó en 2002 contra Hugo Chávez, pero que, ahora, por negativa de Nicolás Maduro, no es procesado. Por ello, se efectuó una llamada. ¿A quién? Al mismo Consejo Nacional Electoral (CNE), precisaron altos oficiales, cuyos nombres se reservan por razones de seguridad y para evitar las retaliaciones que, expresan, “son sistemáticas”.

Del otro lado de la línea estaba la presidenta del ente comicial, Tibisay Lucena, quien fue parca: dio un escueto informe del status del revocatorio, las diligencias hechas por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ante el Poder Electoral, y cuáles son los siguientes pasos a seguir, como la recolección de 20 % de las huellas para validar la consulta.

La rectora calló, por un instante, cuando le consultaron por qué el CNE no había sido diligente para responder a la oposición o, en otras palabras, “¿por qué se retrasa el revocatorio?”.

— ¿…?

— ¡Pregúntenle a Jorge…!— replicó y colgó.

Lee también
Elecciones generales en Venezuela: ¿la última carta del oficialismo? (I)

Jorge Rodríguez fue presidente del CNE; dirige la Comisión Presidencial Anti-RR; participa en la instancia que busca el diálogo Gobierno-MUD; y  es dirigente del PSUV. En conclusión, es una figura de gran peso en la sede del Poder.

Ya las cosas estaban claras para los militares: Miraflores no quiere ir a elecciones o mediciones que puedan determinar el rechazo al Gobierno. Empero, en los cuarteles la situación se complica. Al igual que los venezolanos, los uniformados padecen la “Dieta Maduro”.

El presupuesto de MinDefensa para la compra de alimentos sufrió un golpe con la inflación y, por ende, lo previsto no alcanza y han tenido que enviar a sus casas a soldados. La puesta en práctica del Plan Zamora, de producción agrícola, avícola y bienes en cuarteles, procura que los militares puedan subsistir. En Aragua, cuentan con 17 granjas pero son insuficientes para abastecer al país.

“El porqué los militares desean saber si es posible una salida electoral responde a la inquietud sobre el futuro: si tendrán que salir a reprimir a los ciudadanos que protestan en las calles o hacen colas para la compra de alimentos; si el inventario de alimentos alcanza para “tres países” —como aseguró la canciller Delcys Rodríguez— o, al menos, para 100 días, según la meta tradicional de Venezuela”, manifestó una fuente.

La única organización que expresó temor sobre cómo la crisis política, económica y social pueda tener efectos en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), fue el Partido Comunista de Venezuela (PCV). En la reunión del Buró Político de esta tolda se debatió la posibilidad de que la oposición logre tener apoyo en los cuarteles, finalice la “unión cívico-militar” con un grupo, actualmente el chavismo, y se incline por la nueva correlación de fuerza que, en este momento, favorece a la Unidad o un cambio político —80 %, según Datincorp; 75 %, Datánalisis; y 65 %, en las cuentas de Meganálisis.

“Los militares no son extraterrestres; viven y padecen, como todos los venezolanos, así que pueden ser influenciados por factores de la oposición. Es necesario activar la inteligencia social pero, de manera estratégica, la ‘concientización revolucionaria’ para evitar que puedan ser influenciados”, afirmó el secretario político del PCV, Carlos Aquino, el pasado 5 de septiembre.

El alerta del PCV, al parecer, no tuvo eco público en Miraflores. No obstante, quien sí se percató de las consecuencias de la crisis en la FANB fue el editor de Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel. El periodista llamó a Aquino y le preguntó sobre el tema.

En lugar de calmarlo, Aquino sostuvo que sí, que en el Gallo Rojo creen que la situación social permea en las filas militares y que, en consecuencia, ese factor sería determinante para la presión a la salida que se busca para el actual gobierno.

Lee también
PSUV busca constituir el partido único: el Bloque Histórico de la Patria (II)

Las cartas están echadas y en el chavismo no ignoran este problema, por esta razón no solo ejecutan la Misión Negro Primero —de atención al personal militar— sino que Maduro ha pedido “lealtad, lealtad y más lealtad”, mientras que el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, recorre las comandancias castrenses, se mete en los cuarteles y les pide defender el legado de Chávez.

En paralelo, se contacta a miembros de colectivos para que salgan en apoyo al Gobierno y actúen en caso de un estallido social, señalan dirigentes del Gran Polo Patriótico (GPP).

¿Cuál será el rol de la FANB es los próximos meses? En MinDefensa indican que estarán al lado de la Constitución y del pueblo. El general retirado, Cliver Alcalá, solo espera que Padrino López sea consecuente con sus principios. “Por su formación, actuará en beneficio del país en el momento indicado”, respondió.

¡El celular de Lucena no ha vuelto a replicar…. Por ahora!

Fin de la I temporada…

Foto referencial


Participa en la conversación