Una familia con dos hijos en primer y sexto grado tiene que desembolsar 1,2 millones de bolívares entre los cuadernos, libretas, franelas y otros implementos.

Caracas. A pocos días de haber comenzado el año escolar, padres de familia todavía se preocupan por conseguir útiles y uniformes para el regreso a clases. Sin embargo, la labor no ha sido fácil. El presupuesto que debe disponerse para atender a dos hijos de primer y sexto grado aumentó 76 % en mes.

Para agosto, se estimaba que una familia con dos estudiantes de primaria debía gastar por al menos 681.204 bolívares, sin embargo, hoy debe destinar 1,2 millones de bolívares. Esta cifra no incluye el costo de los libros de texto.

Con respecto a los precios referidos en agosto, la lista de útiles para un estudiante de primer grado pasó de 109.408 a 197.967 bolívares y la lista básica para un alumno de sexto grado aumentó de 103.896 a 228.095 bolívares.

Por ejemplo, un cuaderno grande costaba alrededor de 6700 bolívares, ahora puede valer desde 14.000. Entretanto, solo los instrumentos de medición (juegos de geometría y compás de precisión) pueden ubicarse entre los 10.000 y 30.000 bolívares.

Aunque los precios pueden variar según la zona y el establecimiento que se visite, los artículos más comprados son de marcas genéricas y en pocas cantidades. Por lo tanto, la idea de adquirir los implementos a cualquier precio no es una opción. Joana González, docente y madre de cuatro hijos, expresa que ha tenido que recorrer diversos puntos para conseguir artículos de buena calidad “porque lo barato sale caro”.

“Nada más en la lista para mi hija de tercer nivel y mi hijo de 5to grado gasté más de un millón bolívares. En uniformes gasté 800.000 por cada uno y todavía no hemos comprado los zapatos…¨, agregó. Aunque González tiene dos trabajos, sostuvo que no le alcanza para pagar las meriendas y que se apoya con los ingresos que le envía su esposo desde el exterior.

Lee también
Inflación acumulada en 11 meses fue 1369%

La compra de un kit de uniforme escolar (chemise, franela y pantalón de deporte, pantalón de gabardina y un par de medias) impacta con fuerza en el presupuesto. Entre agosto y septiembre, el gasto en uniformes de dos niños pasó de 467.000 a 804.000 bolívares. Lo anterior no incluye el precio de los zapatos escolares ni los zapatos de educación física, que oscilan entre 160.000 y 270.000 bolívares.

Frente a esta situación, los planteles públicos han optado por ser flexibles en cuanto a sus requisitos. Según Yselys Medonza, directora de una institución educativa del centro de Caracas, en las escuelas públicas está prohibido exigir listas de útiles estrictas que los padres no puedan costear.

Las opciones 

Frente a los costos de los útiles, el reciclaje de cuadernos, colores, bolsos, cartucheras, camisas y zapatos es la opción en muchos hogares y fundaciones que han emprendido iniciativas de recolección para la población menos privilegiada.

Durante este mes la fundación Sembrando Futuro y el concejal del Cabildo de Caracas iniciaron una jornada de recolección de libros, bolsos, lápices y libretas con la finalidad de atender a 150 niños de prescolar y primaria de los sectores populares de Sucre. También “Échame una mano por Venezuela”, iniciativa de la Alcaldía de Chacao, logró una recolecta de libros de texto, cuadernos, lápices, borras, cartucheras, morrales y loncheras en la Plaza Bolívar de Chacao y la plaza Los Palos Grandes para beneficiar a 500 niños.

Foto: Archivo



Participa en la conversación