Volvieron las largas colas por combustible en San Cristóbal

Surtir los carros con combustible en apenas minutos fue un beneficio que duró poco para los andinos. Nuevamente conductores de carros particulares, taxis y transporte público deben invertir horas en colas para llenar los tanques.

San Cristóbal. La alegría les duró poco a los sancristobalenses, pues las largas colas en las estaciones de servicio volvieron y aún se desconocen las causas.

Pese a que el protector del estado, Freddy Bernal, anunció con bombos y platillos, a mediados del mes pasado, que las colas para surtirse de gasolina se habían acabado, la llegada del nuevo cupo (en el Táchira el suministro de combustible es racionado) muestra nuevamente la cara de la realidad que lleva más de quince años flagelando a los tachirenses.

“Uno, en lugar de estar trabajando, anda en colas y colas. Cuando no es para comida, es para gas, gasolina o cualquier cosa, pero siempre hay que andar en una bendita cola”, dijo Sonia Torres, quien aguardaba desde las seis de la mañana en una fila a más de diez cuadras de una estación de servicio ubicada en la parte alta de la ciudad.

Quienes hacen su agosto son los isleros, mejor conocidos como “bomberos”, ya que los clientes VIP pagan entre 15.000 y 20.000 pesos (lo que equivale a 1500 o 2000 Bs. S.), con tal de no hacer las largas filas, tarea para la que también se prestan funcionarios de diversos cuerpos de seguridad en aras de “rebuscarse” algo más del salario que les corresponde.

Pero no solo esta situación afecta a quienes deben surtirse de gasolina. El gasoil también escasea en las bombas capitalinas, lo que complica más la situación con el transporte público, ya que las pocas unidades existentes deben hacer parada obligatoria para surtirse del preciado hidrocarburo.

Lee también
Sancristobalenses no conocen a sus candidatos a concejales

Incluso los Transtáchira ven mermada su frecuencia de servicio, precisamente por esta situación, ya que ellos no cuentan con una estación exclusiva, por lo que deben hacer las largas filas, lo que afecta directamente la calidad del servicio.

En referencia a los dispositivos biopago ya colocados en todas las estaciones de servicio, pudo observarse que los mismos todavía no están siendo utilizados por los isleros, salvo en algunos casos excepcionales.

Sin embargo, extraoficialmente pudo conocerse que los mismos serán activados, posiblemente, en el mes de diciembre, cuando, al parecer, entraría en vigencia el nuevo precio tanto de la gasolina como del gasoil.

Foto: referencial


Participa en la conversación