17 mujeres presas políticas contabiliza la Coalición por los DD. HH. en Venezuela

presas políticas

De los más de 300 presos políticos que hay en Venezuela, 17 son mujeres: 11 civiles y seis militares. Algunas no son señaladas por ningún delito pero fueron apresadas para presionar a familiares suyos a confesar o entregarse. “Están secuestradas”, dijo la abogada Ana Leonor Acosta. En Caracas un grupo de mujeres se concentró frente al PNUD para protestar y exigir respeto a sus derechos.

Caracas. Yelut Naspe Iniestra Villavicencio; Yanin Fabiana Pernía Coronel; Emilendris Benítez; Ángela Lizbeth Exposito Carrillo; María Auxiliadora Delgado Taboski; Marifrancys del Carmen Marcano Vásquez; Ana María Pernía Méndez; Ivonne Barrios; Yolimar Alemán de Chaya; Andreína José Alemán Castellano; Dilma Rojas; teniente Carla Yancelys Antón Farías; teniente Cintia López; sargento primera Carlis Adriana Machado Machado; sargento segunda Yusimal Elisneth Montilla Ortega; teniente Shakira Pérez; sargento segunda Yurimar del Valle Rangel y sargento segunda Samaira Romero.

Ellas son las 17 presas políticas venezolanas (11 civiles y seis militares) de acuerdo con el registro de la Coalición por los Derechos Humanos. Algunas de esas mujeres ni siquiera tienen cargos en su contra, sino que fueron detenidas para obligar a un familiar –presuntamente implicado en un delito– a admitir los hechos o a entregarse a las autoridades. Otras han sido golpeadas brutalmente. Algunas tienen hasta cinco años detenidas, sin ser presentadas en un tribunal.

Piden libertad para 17 presas políticas

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la abogada de la Coalición por los Derechos Humanos Ana Leonor Acosta denunció esos y otros atropellos contra estas 17 mujeres ante los representantes de la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, apostados en la sede del PNUD en Caracas.

Lee también
Espacio Público lidera petición de garantías para el trabajo humanitario y de DD. HH.

Acosta solicitó a Bachelet que interceda ante la administración de Nicolás Maduro para que se otorguen medidas de libertad a esas 17 mujeres: “Están detenidas por razones políticas, por ser familiar de una persona buscada. Se les usa para chantajear (a un tercero) para que admita los hechos o se entregue. Son unas rehenes del gobierno”.

Afirmó que, además de ser víctimas de una detención ilegal, sin pruebas en su contra y sin estar relacionadas con la comisión de delitos, “estas mujeres han sido objeto de tratos crueles y, en algunos casos, de agresiones sexuales”.

Acosta denunció que ni los centros de reclusión donde las tienen presas cumplen con los estándares internacionales, ni se les respetan sus derechos humanos esenciales, ni tampoco el sistema penal y de justicia les garantiza el ejercicio pleno de sus derechos: “En un sistema parcializado como el venezolano es difícil llevar adelante estos procesos”.

Protesta en el PNUD
presas pólíticas
Mujeres representantes de distintos sectores y gremios alzaron su voz para exigir el cese de la discriminación de género. Foto: Cortesía Prensa Juan Guaidó

A la sede del PNUD en Caracas, y como parte de las actividades programadas por sectores de oposición por el Día Internacional de la Mujer, también acudieron voceras y líderes de distintas organizaciones sociales, gremiales, políticas y comunitarias para protestar por los atropellos del Estado venezolano contra los derechos de la mujer.

La cuarentena radical ordenada por Maduro no las detuvo. Líderes juveniles, representantes partidistas, dirigentes comunitarias y gremiales y diputadas electas a la Asamblea Nacional en 2015 denunciaron el contexto opresivo que padece la mujer venezolana como resultado de la mala gestión gubernamental de Nicolás Maduro que produjo una crisis humanitaria compleja en el país.

El alto costo de la vida, la falta de condiciones para el desarrollo, los malos salarios, la discriminación, las dificultades para progresar y proteger a sus familias y la falta de futuro fueron algunos de los temas abordados por las mujeres que tomaron la palabra en el sencillo acto.

Lee también
Después de 24 horas fueron liberados periodistas y activistas detenidos en Apure

Unas recordaron el origen de la celebración del Día de la Mujer, otras reivindicaron las penas por las que han padecido millones de mujeres venezolanas migrantes, vulnerables ante redes de tráfico de personas, esclavitud sexual, xenofobia y femicidios. No quedaron por fuera tampoco las 17 mujeres venezolanas presas políticas ni las víctimas de femicidios en el país, que solo entre enero y febrero fueron más de 40, de acuerdo con cifras de la red Utopix.

Inspirarse en Linda Loaiza

La diputada electa para el período 2016-2021 Delsa Solórzano (Encuentro Ciudadano) resaltó que los problemas que padece la mujer venezolana no son diferentes de los que padecen los hombres, pero en el caso de la mujer su dimensión se amplifica como producto de la discriminación por razones de género.

Por su parte, María Gabriela Hernández, también parlamentaria para el mismo período (Primero Justicia), instó a las mujeres venezolanas a continuar la lucha por la recuperación de la democracia en Venezuela y a inspirarse en la lucha personal que dio Linda Loaiza, que no se dio por vencida hasta convertirse en un símbolo de la lucha contra la violencia de género.

En el acto se esperaba la presencia del presidente de la AN electa en 2015 y presidente encargado Juan Guaidó y su esposa Fabiana Rosales, pero no asistieron. En su lugar, colgaron en sus redes sociales un breve video pregrabado sobre una reunión sostenida por ambos con mujeres de diversos sectores, quienes les plantearon sus preocupaciones.

Foto principal cortesía Prensa Juan Guaidó


Participa en la conversación