La falta de oportunidades laborales y el alto costo de la cesta básica han producido un estado de miseria en la mayoría de los venezolanos, que han visto cómo su calidad de vida ha bajado de una manera estrepitosa, obligándolos a vivir en estado de desnutrición, abandonados y vulnerados por el gobierno venezolano. Esta situación ha ocasionado que  90% de los hogares larenses viva en pobreza, de acuerdo con la Encovi 2021.

Barquisimeto. La miseria extrema se evidencia en un centenar de personas que viven pidiendo dinero o comida en la calle, sobreviviendo por la falta de recursos, alimentos, medicinas y salud, debido a un salario mínimo y la falta de seguridad laboral que empobreció a los venezolanos.

El colapso institucional, la desprotección social y la masiva violación de derechos humanos en materia de alimentación y protección social durante 2021 muestra una cifra alarmante en los hogares larenses, de acuerdo con la Encuesta de Condiciones de Vida. Encovi 2021.

Hogares larenses
En la mayoría de estas casas, no hay comida para alimentar a todo el núcleo familiar. Foto Yelitza Figueroa

Esta encuesta reseña que la región larense presenta índices de pobreza extrema en  74%, y aproximadamente,  95% total de la población larense vive en estado de pobreza. Esto refleja que al menos siete de cada diez hogares larenses se encuentran en miseria.

Las políticas socio-económicas del gobierno de Nicolás Maduro han acabado incluso con el aparato productivo a pasos agigantados y en cada rincón del estado Lara se ve cómo sus habitantes viven en la más absoluta miseria, bajo la mirada inerte de los gobernantes regionales quienes no se han encargado de incluir políticas de ayuda a los más necesitados.

A los larenses le robaron las esperanzas

Morrocoy, una comunidad al oeste de Barquisimeto, alberga a 400 hogares larenses de bajos recursos. Aproximadamente, 2000 habitantes viven en un nivel de pobreza extrema en la que muchos se ven obligados a acudir al comedor popular, dependiente de la gobernación de Lara para que les den todos los días, una ración de arroz con un bollo de harina.

Hogares larenses
Arroz blanco y bollos de masa amarila es lo que reciben los habitantes del Barrio El Morrocoy en el comedor popular, dependiente de la Gobernación de Lara. Foto Yelitza Figueroa

La señora Yuly Castillo, es una de las vecinas que vive en un rancho de zinc junto a sus dos hijos y su esposo, padece de un cáncer en el ojo derecho y no puede valerse por sí mismo. Esta familia, como muchos de los hogares larenses subsiste de la caridad de sus vecinos que a diario le dan alimentos para poder sobrevivir.

A pesar de que ella aparentemente  está en buena condición física, Yuly Castillo padece de sindactilia, enfermedad que se caracteriza por la conexión de dos o más dedos de las manos o de los pies. Castillo tiene varios dedos de las manos pegados y no puede hacer sus quehaceres completos, sin embargo, eso no le ha impedido salir a la calle a buscar ayuda o a atender a sus hijos y esposo.

La señora Yuly Castillo tiene la esperanza de que en algún momento el gobierno regional la ayude. Foto Yelitza Figueroa

Por otra parte, y a pesar de las múltiples promesas de funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, el señor Pedro Sira sigue esperando por su operación, para poder vivir  y tratar de llevar alimentos a su casa. Afirma entre lágrimas que vive por la ayuda de otras personas quienes les dan comida en la calle ya que con la pensión que  recibe no le alcanza para nada.

«No es definitivo, es inconstante pero es la única forma en la que mis hijos, mi esposa y yo logramos sobrevivir. Con la pensión no me alcanza para nada, porque con comprar dos kilos de cambures y un pan para los muchachos, en eso se me va la pensión» dijo a Crónica .Uno.

pobreza

La pobreza extrema afecta a tres de cada cuatro venezolanos y en Lara, siete de cada diez hogares  se ven afectados. Muchos esperan las promesas de los representantes gubernamentales, quienes han visitado la zona y dejado esperanzados a los miles de habitantes de ese sector tan vulnerable. Desean ver cumplidas sus peticiones para mejorar su calidad de vida y la de sus hijos.

Silencio gubernamental

Ante la dramática situación que viven muchos larenses, el equipo de Crónica.Uno solicitó una entrevista con Adolfo Pereira, gobernador del estado Lara para saber cuáles son las políticas y acciones que tienen dentro de la agenda gubernamental para atacar la pobreza en el estado Lara.

En una conversación off récord durante una visita que realizó el gobernador a las comunidades afectadas por las inundaciones debido a las lluvias caídas en el oeste de la ciudad, aceptó que hay mucha pobreza y accedió a una entrevista, invitó al equipo de Crónica. Uno a ponerse en contacto con prensa de la Gobernación de Lara, que solicitó las preguntas que se harían en el encuentro. Hasta el cierre de este trabajo, no han dado respuesta.

Hogares larenses
El hijo menor de Yuly Castillo y Pedro Sira va a la escuela. El menor se queda acompañando a sus padres. Foto Yelitza Figueroa
El agua es un recurso que no llega por tuberías al barrio El Morrocoy de Barquisimeto. Llenar una pipa cuesta cinco dólares. Foto Yelitza Figueroa
La pequeña pieza donde vive la familia Sira Castillo está bajo riesgo por el ventilador sin las rejas protectoras y el cableado al aire. Foto Yelitza Figueroa
La mayoría de los habitantes del barrio Morrocoy, ubicado al oeste de Barquisimeto son niños y personas de la tercera edad, quienes caminan largos trechos para llegar al comedor. Foto Yelitza Figueroa
Hogares larenses
Todas las calles del barrio Morrocoy son de tierra. A pesar de ser uno de los sectores más antiguos de Barquisimeto, el Plan Asfalto ni el plan de cloacas han llegado. Foto Yelitza Figueroa
El barrio Morrocoy tiene más de 100 años de fundado, pero sus habitantes afirman que pareciera que no estuviera en el mapa regional. Foto Yelitza Figueroa
Hogares larenses
El pequeño rancho donde vive la familia Sira Castillo consta de dos piezas, la habitación donde duermen todos y la cocina. Foto Yelitza Figueroa
90% de los hogares larenses viven en pobreza
Unas cortinas viejas es el material que separa las camas de las tapas de zinc que sirven como paredes. Foto Yelitza Figueroa
En las pareces de zinc tienen colgados recuerdos familiares y el morral que utiliza el hijo mayor de la familia Sira Castillo para ir a la escuela. Foto Yelitza Figueroa

Participa en la conversación