Jimmy y Jaime Pérez, fundadores de la organización Zona de Descarga, vieron una ocasión de hacer algo bonito por la comunidad durante los primeros días de haber sido decretada la cuarentena en Venezuela el pasado marzo de 2020. En esta oportunidad, celebraron los 400 años de Petare con actividades llenas de cultura y diversión.

Caracas. La celebración de los 400 años de Petare se hizo mostrando lo mejor de la parroquia: su gente. Artistas plásticos, pintores, músicos y deportistas que crecieron en esta comunidad demostraron este 17 de febrero que el peso cultural y el significado de ser petareños lo llevan con orgullo donde sea que se paren.

El Festival Urbano Tradicional Petare 400, organizado por Zona de Descarga, rindió tributo a los petareños en su día. Dos filas de pinturas puestas en caballetes de autores locales llamaron la atención de los vecinos que simplemente pasaban caminando por el bulevar del Barrio Unión. Cada uno con alguna técnica especial y con una historia detrás.

Petare 400 años
Un vecino de Petare transita por el bulevar mientras ve la exposición de pinturas. Foto: Tairy Gamboa

Si te metes en el barrio, encontrarás un cariño hacia la comunidad y hacia el arte, resaltó Conchita, poeta y pintora que reside en la parroquia cuatricentenaria. En uno de sus cuadros resaltó la belleza del país, la riqueza, las comunidades como Petare que han salido adelante y la historia.

Conchita, poeta y pintora de Petare, mostró dos de sus obras. Foto: Tairy Gamboa

Mientras los vecinos veían las obras de arte, los deportistas de BMX se preparaban en la estación de servicio de Mesuca para salir rodando hasta el bulevar, en donde los esperaban con ansias. Cuadras antes de llegar, los niños que estaban en sus casas vieron que los deportistas iban en camino, así que salieron corriendo para poder ver las maniobras que hacen los jóvenes. Fue casi al instante que los reconocieron.

Lee también
Trabajos en la pasarela de San Agustín son “paños de agua tibia” que siguen sin terminar

Una rampa de madera se convirtió en el centro del show. Ahí, cada uno de los deportistas hizo el mejor truco posible con su bicicleta. Los asistentes miraban boquiabiertos, algunos ponían hasta cara de susto. Los aplaudían muy fuerte cada vez que hacían algo impresionante.

Petare está entre las parroquias más violentas del país y forma parte del municipio Sucre, que también es el más violento del Área Metropolitana de Caracas, y que según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), tiene una tasa de 87 muertes por cada 100.000 habitantes.

Los deportistas de BMX en camino a hacer su presentación en el bulevar del barrio Unión. Foto: Tairy Gamboa

Jimmy y Jaime Pérez, fundadores de la organización Zona de Descarga, vieron una oportunidad de hacer algo bonito por la comunidad durante los primeros días de haber sido decretada la cuarentena en Venezuela, el pasado marzo de 2020.

En la búsqueda de darle la vuelta y procurar construir nuevos espacios seguros para la realización de actividades culturales, sociales y comunitarias, vieron la platabanda como el medio indicado para generar espacios creativos y protegidos, donde la imaginación cobrara vida y despertara a través del cine, la música, el teatro y otras formas de expresión artística todas las perspectivas en los niños y jóvenes que se encontraban encerrados en sus casas con la violencia tocando a sus puertas.

Así nació Cine Platabanda y, en esta oportunidad de los 400 años de Petare, tienen previsto actividades adicionales hasta el viernes 19 de febrero como visitas guiadas en la zona colonial de Petare, un festival de música urbana en una platabanda, recitales de poesía, degustación de golfeados y más.

Jaime Pérez, uno de los fundadores de Zona de Descarga Foto: Tairy Gamboa

Para Jaime, a pesar de la violencia que se palpa en Petare, hay mucho más que mostrar. Esta parroquia significa para él un estilo de renacimiento, mil maneras de expresión cultural, gente que supera el desempleo.

Petare no se queda quieta, manifestó Jaime.

El final de la tarde, este lunes 17 de febrero lo celebraron volando 400 papagayos hechos por los niños de la comunidad y con música desde la platabanda de una de las casas. En definitiva, un regalo para los que aman su barrio.

Lee también
Trabajos en la pasarela de San Agustín son “paños de agua tibia” que siguen sin terminar

Lea también:

Petare: 400 años de buen gentilicio

Los niños de Petare se detuvieron a ver la exposición de pinturas. Foto: Tairy Gamboa

Participa en la conversación