El portero caraqueño dio esta semana el salto al fútbol europeo apenas a los 22 años y, según analistas, deberá elevar su nivel y adaptarse a una competencia mucho más exigente en el balompié galo.

Caracas. La precocidad de Wuilker Fariñez en el arco vinotinto hace olvidar que apenas tiene 22 años. Quizás por eso, el salto del caraqueño al fútbol europeo pareció demorarse demasiado, sobre todo para el sitial de titular indiscutible que mantiene en la selección venezolana y la popularidad que, a punta de atajadas, logró granjearse entre la afición.

El paso de Fariñez al Viejo Continente finalmente se concretó esta semana cuando el Lens francés anunció la llegada del nativo de Catia al equipo donde ya jugó el exvinotinto Gabriel Cichero. El subcampeón mundial sub 20 en 2017 estará a préstamo por un año en el club galo, que tiene entre sus directivos al mayor accionista de Millonarios de Bogotá, la escuadra donde Wuilker estuvo desde 2018.

¿Qué supondrá este nuevo reto para Fariñez? ¿Qué aspectos debe mejorar para consolidarse y poder desplazar de la titularidad a Jean-Louis Leca, meta del bando aurirrojo? Los preparadores de porteros Osnel García y Michel Cofrades analizan el traspaso y recuerdan las cualidades y «pecados» del capitalino bajo los tres palos.

Pionero en la Ligue 1

De entrada, García recuerda que «es la primera vez que un arquero venezolano llega a la máxima categoría del fútbol francés». El entrenador de guardametas del Deportivo La Guaira considera «exitosa» la estancia de Fariñez en Millonarios, pero subraya que en la Ligue 1 tendrá otra exigencia.

«Tendrá que demostrar más de lo que mostró en Colombia con Millonarios. Esos altibajos no los podrá tener en el fútbol francés porque de una u otra manera es su primera vitrina en un club más importante». Según Cofrades, la personalidad de Fariñez lo ayudará en esta nueva experiencia, pues «es muy sobrio y nada lo intimida».

Lee también
Wuilker Fariñez ya es puesto a prueba en el Lens francés

El tema de la baja estatura (1,75 metros) para el estándar europeo es, quizás, la primera interrogante que surge al explorar las opciones de Fariñez en el Lens. El propio meta de la Vinotinto lo sabe y no lo ocultó en su primera entrevista en suelo francés.

«Estoy consciente de que están acostumbrados a los porteros grandes, pero en Suramérica tratamos de superar esos clichés. Al final lo que cuenta es el rendimiento. Mi poder y agilidad siempre me han permitido superar ese déficit de tamaño», explicó el venezolano.

García coincide al señalar que Wuilker tiene herramientas para compensar su poca envergadura física. «Es un arquero de poca estatura, pero que tiene buena explosividad y un buen manejo de área. Quizás le falta don de mando y esa jerarquía que se adquiere con el tiempo», apuntó.

Aspectos a mejorar

Entre los obstáculos que Fariñez deberá superar en Francia, García menciona la pelota que es más rápida, la mayor utilización de las jugadas a balón detenido y la abundancia de atacantes muy altos y con excelente juego aéreo.

El experto no deja de recalcar que el exCaracas FC  «es el mejor arquero del fútbol venezolano en años», pero admite-y enumera- los aspectos que deberá mejorar para consolidarse en Europa.

«Tiene que mejorar el timing en los balones centrados. Fariñez es un arquero de poca lectura en el juego aéreo y además debe mejorar el juego con los pies porque en Europa siempre pasa mucho más la pelota por los pies del portero, quien debe tomar decisiones positivas».

En lo que respecta al gran potencial de Fariñez, Cofrades recuerda que la Copa América Brasil 2019 fue apenas «el primer gran torneo que jugó con la Vinotinto de mayores» y es «el que siempre salva las papas en el combinado». Reconoce que debe mejorar, pero también destaca una de sus principales cualidades bajo los tres palos: los penales.

Lee también
Wuilker Fariñez ya es puesto a prueba en el Lens francés

«A Wuilker le gusta ponerse en el arco. Siempre que hay penales se pone. Tiene la virtud de que es muy rápido, suele despegar muy rápido en los cobros y tiene mucha potencia. Participa en juegos entre los futbolistas solamente para adivinar y es muy bueno en esa faceta del fútbol”, resaltó Cofrades.

Por ahora, el cuidapalos criollo realiza trámites administrativos para incorporarse pronto a su nuevo club, que ya reabrió su centro de entrenamientos.

Lea también

Metropolitanos se tomó muy en serio la vuelta a los entrenamientos


Participa en la conversación